viernes, 4 de mayo de 2012

MI DEBUT COMO PELUQUERO


Más de 150 salones de peluquería y un incremento por año de 50 nuevos locales eran algunas de las cifras que habían situado a Pancracia Comino, hermana de Mercedes, la frutera del barrio, como una de las cadenas más consolidadas del mercado nacional. Un poderío que, sin embargo, no había relajado sus ánimos de éxito, puesto que había diseñado un ambicioso plan de expansión con el objetivo de triplicar su número establecimientos. Su compañía había sabido aprovechar todas las ventajas de la fórmula para expandir su concepto de “salones de arte” por todo el territorio nacional, un proyecto que había dado sus frutos gracias al esfuerzo de su fundadora.
Fue en una mañana gris, de un lúgubre día anónimo de otoño, cuando recibí una llamada a cobro revertido de Pancracia. Conocedor de mis diestras habilidades en peluquería canina, me suplicó si podía realizar un corte de pelo a una vecina que se casaba aquella misma tarde por el rito budista. Tenía de baja por  psoriasis a dos de sus decrépitas peluqueras, dos mugrientas chonis que conseguían que las octogenarias del barrio que iban pletóricas al salón de belleza, salieran llorando. Sin dudarlo un instante, por la idiosincrasia de mi talante, acepté aquel favor.
Entré en la peluquería, y allí me encontré otra de esas niñatas, secador en mano, rubia platinada, de pasado oscuro, que se creía actriz de cine, medio bizca, luciendo  inquietantes tiritas en los dedos por todo diploma de pericia profesional. No más de 50 metros cuadrados daban cabida a conversaciones maravillosas sobre la Pantoja y sus frustraciones por parte de miserables señoras con el tinte puesto y leyendo revistas. 
Me enfundé una chaquetilla de manga corta, mostrando mis brazos redondeados y peludos, e hice pasar a la novia, bellísima, esbelta, de larga melena, que aguardaba impaciente, al cuartito para lavarle la cabeza. Sentada con la cabeza hacia atrás y los ojos cerrados, la bella muchacha se relajó con los chorros de agua templada. Mis mórbidas manos empezaron a continuación con un espumoso masaje sobre su cabeza. Me esmeré con éste de forma prolongada, acariciando más que frotando su cuero cabelludo, con  movimientos hiperflexos de mis brazos, intentando emular a un peluquero afrancesado.  Concluido el secado, le así  por los hombros y fui presionando con los dedos en un masaje de lo más deleitoso.
-“Está usted muy tensa. Esto le vendrá muy bien”- susurré mientras le propinaba media docena de collejas. Para buena suerte mía, ella fue muy comprensiva.
La acompañé a la sala de cortes. Se acomodó en la butaca, vistiéndose con una capa y cogió una revista del corazón. Pude observar entonces su cuello esbelto, desnudo, como un escote. El olor de su pelo me empezó a enloquecer, ya tenía involucrado todo mi seboso cuerpo en esta aventura olfativa. Le seguí acariciando su larga melena, suave, de delgados hilos, jugaba con ellos y me sentía estúpidamente como si fuera el viento que la despeinaba. Empecé a tener erecciones involuntarias. Cerré los ojos y con mi mano derecha  empecé a tocarme socarronamente.
-Shhhhheé!- murmuró una de las ancianas. -Joder!!!- la decrépita vieja me había despertado de mi narcosis erótica.
Posteriormente, procedí a aplicar la queratina, con una paletita, mechón a mechón. Dejé que actuara  diez minutos, tiempo que aproveché para ir al servicio para acabar de completar el ejercicio onanista. Tras el placentero receso, empecé peinando todo el pelo hacia abajo, aplastado, por encima de las orejas, y peiné el penacho hacia delante, haciendo una coleta en la garganta, bajo la barbilla, tal pañuelo de doña Rogelia y con las tijeras inicié el corte. -Zas!- Le mutilé medio flequillo. Aquello no tenía buena pinta, así que procedí a igualar el otro medio tupé. Mi severo bizqueo hizo que le cortara el mechón a la altura de la raíz del cuero cabelludo. -La madre que me parió!!!- susurré en voz baja mientras mis velludas axilas se empapaban de sudor fríoAquello se estaba complicando. La linda muchachita lucía ya más frente que Mr. Prooper. Empecé a sudar como el cortador de kebabs. Tal vez podía paliar aquella calamidad con un hábil corte de cabello de la parte de atrás. La novia tenía la cara fina, y el pelo cayendo recto no le queda nada bien, así que me animé a darle un poquito de movimiento. -Zas! Zas!-. Melena amputada con forma de serpentina, tal mordisco de escualo aquejado de escorbuto. Empecé a hiperventilar. Comencé a hablar lenguas muertas. Aquello no tenía remedio. La mejor opción sería pasar la máquina de corte número dos para devastar mi obra de arte y posteriormente pulirla con las tijeras.
Tras la operación, me quedé mirando a la linda moza, con ojos achinados, como intentando ver un dibujo oculto. Parecía un satánico gorrión mojado. Un siniestro cataclismo irreparable. Tenía que solucionar como fuera aquella catástrofe. Utilizando mi desbordante imaginación, y con la falsa excusa de que debíamos dejar secar el pelo, me ausenté cinco minutos para ir a la charcutería.



218 comentarios :

  1. Hoy soy la primera en comentar, y lo hago llorando literalmente de risa.
    No creo que me deje cortar el pelo por usted Don Prepuzio.

    ResponderEliminar
  2. Solemne relato Her Prepuzio, digno de un gag de los añorados Martes y 13.
    ¡Fantástico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre existirán personas más estúpidas que usted han hecho cosas más memorables.

      Eliminar
  3. ¿ Me hace la permanente? jajajajaja
    Qué risas!
    Enhorabuena por el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto amiga Maite. ¿ Se la hago en la cabeza o en el pubis ?

      Eliminar
  4. Pulgares arriba y cerrada ovación.
    Caballero, SOBERBIO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me amputé el pulgar cortándome las uñas. Levántelo usted por mí.

      Eliminar
  5. jajajaja lo borda con cintas de seda, Sir Prepuzio. Conmigo no hubiera tenido ese problema,,,,
    Brutal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A juzgar por su brillante y lampiña cabeza, no.

      Eliminar
  6. Cuando el aura de bizarrismo ya casi estaba extinta, descubrí su blog. ( veo que aquí le tratan de usted ).
    Le felicito maestro, nos trae una historia hundida en lo más profundo de los pantanos de la gilipollez, donde sólo las alimañas más inmundas somos capaces de adentrarnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía hemos sobrevivido algunos. Bienvenido hermano.

      Eliminar
  7. :O

    Una historia buenísima, en serio.

    ResponderEliminar
  8. Me tiene usted confundido. Utiliza términos chabacanos pero utiliza de manera fluída el idioma de Cervantes... Pero hay algo, una sombra imperceptible para el ojo no entrenado que parece planear sobre usted.

    ResponderEliminar
  9. Sin duda como comenta en el relato, tiene ud. una desbordante imaginacion.
    No me queda mas remedio que aplaudirle de pie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hágalo al vacío en plena calle. Verá como desconcentrará a los transeúntes.

      Eliminar
  10. MEGAPOSTIO!!!
    Bravo Don Anastasio!!!

    ResponderEliminar
  11. Vaya!!! Le hace eso a mi esposa y le corto los güevos!!!

    ResponderEliminar
  12. Sin su blog, seguramente nadaríamos en un mar de incultura...

    ResponderEliminar
  13. Jajaja.. aún me estoy riendo..!!!

    ResponderEliminar
  14. Y cuanto le cobró por esa obra de fina peluquería?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo establecido, tinte + corte: 85 €.
      Cuanto me agradaría arreglarle el bigote ,,,

      Eliminar
  15. Me parto con la foto.
    Lloro con el relato.

    ResponderEliminar
  16. Que sepa que me he cubierto de orines en leyendo el su relato y le he levantado la voz al jefe por osar interrumpir mi lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien hecho. tenía que haberle insultado de usted.

      Eliminar
  17. Creo que este es uno de los mejores posts que ha publicado.
    Un saludo y siga practicando con el corte de pelo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emocionado me siento al leer su comentario amiga Patricia,,,¿Cenamos?

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. Mejor de doy un guantazo en lo que tapa esa toalla rojiza.

      Eliminar
  19. Que bueno, es usted un antidepresivo natural. Debería cobrar por hacer reír!.
    Que carcajadas me ha arrancado. En cualquier caso, no osaré poner mi cabello en sus manos.

    ResponderEliminar
  20. Esa carne, ¿ Es de elefante súbdito Anastasio?

    ResponderEliminar
  21. Jajajjajaajjajajaajajjajajajajaja.

    Como siempre me deja esté con la mente en blanco y sonrisa bobalicona cada vez que vengo.

    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me gustaría a mi dejarle bobalicona otra cosa,,,

      Eliminar
  22. Gracias, caballero, por equilibrar la balanza de la Historia, narrando la epopeya de uno de los perdedores como usted.

    ResponderEliminar
  23. Me asombra su descastada ignorancia.

    Bravo, mon dieu.

    ResponderEliminar
  24. Al ver la fantasmagórica foto ,mis temores se confirman:
    Al leer sus geniales relatos, siempre he tenido la inquietante sensación de que usted es en realidad Santiago Segura.

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Mi padre me dijo de pequeño que nunca, NUNCA, me fiara de alguien que se tapa la cara.
    ¡Tengo miedo!
    Un beso campeón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bandido, Bandido,,,los machotes no nos besamos.

      Eliminar
  27. Jajajajajajajaja sencillamente genial.
    Suerte que Pancracia era peluquera, que si llega a ser cardióloga y le pide que realice un injerto de un marcapasos no me imagino que hubiera ocurrido!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente el resultado sería muy parecido a su foto...

      Eliminar
  28. Querido gilipollas gracias por hacer mi vida más amena.

    Soy tu fan.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero fans. A John Lennon lo mató uno de sus entusiastas admiradores.

      Eliminar
  29. Jajaja!!! hubiera pagado por ver ese momento. Hombres como usted no es que abunden jajajajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me paga una habitación de un motel, y deuda zanjada.

      Eliminar
  30. Si es que es usted un incomprendido, un genio avanzado en el tiempo.
    El peinado, una exquisita obra de arte.

    ResponderEliminar
  31. Jajajjaaj muy bueno el relato
    Jajaja me hubiera encantado ver la cara de la novia en ese momento....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues imagínese amigo friki,,,no muy diferente a la suya.

      Eliminar
  32. AIVALAOSTIA! COMO ME HE REÍDO¡¡¡

    ResponderEliminar
  33. Ainss¡¡¡¡ que desgraciadito es usted madre mia!!la ley de Murphy se cumple con ud. a raja tabla..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo lamento,,,Yo sólo conozco la 2ª ley de la termodinámica.

      Eliminar
  34. Su cerebro es una ciénaga de hirvientes ideas.
    ENORME!!!!

    ResponderEliminar
  35. Me mueroooooooooooooooooooooooo T_T...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Por el amor de zeus!!! Su marido me matará!!!

      Eliminar
  36. Interesante. Me la estoy imaginando expuesto en un museo de arte contemporáneo o poscontemporáneo, y plantada en el altar por supuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No descarto esa posibilidad amigo Dark Side,,,

      Eliminar
  37. ¡DIOS SANTO! Esto es DEMASIADO WTF para mi. No puedo, simplemente no puedo... He tocado techo ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni me extraña,,,,con esa macrosandía que tiene por mollera,,,,

      Eliminar
  38. ¡Jajajajaja! ¡Cabrón, qué buena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdone pero yo a usted no le insultado, mamón.

      Eliminar
  39. Me quito el sombrero, caballero rabicorto. Hacía tiempo que no le leía disertar tan a tu estilo ;)

    ResponderEliminar
  40. Y lo peor de todo es que no me sorprende en absoluto.
    Y sí, confieso, me he reído bastante.

    ResponderEliminar
  41. Respuestas
    1. GRA-CIAS A-MI-GO AN-DRES RA-MOS. BUEN FIN DE SE MA-NA. ¿ NO LE PA-RE-CE AL-GO GI-LI-POL-LAS NUES-TRA CON-VER-SA-CIÓN?

      Eliminar
  42. Joder, qué ganas de salir contigo le entran a uno, ¿eh?

    ResponderEliminar
  43. Llevo casi un año leyendo tu blog, nunca habia comentado porque no se me suele ocurrir que decir, pero es que esto es tan jodidamente inverosimil que no puedo parar de reirme. Y tenia que decirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubiera preferido que esto me lo hubiera dicho en la cama, suponiendo que es usted una hembra,,,,

      Eliminar
  44. De los mas graciosos que he leido! :D

    ResponderEliminar
  45. Merece una muerte tajante, contundente, rotunda, firme, seca. Una muerte digna de admirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiermo morir gritando"¡pero qué cojones...!" y luego volar por los aires.

      Eliminar
  46. Aún se me escapa la risa entre palabra y palabra.
    Brillante una vez más her Prepuzio.

    ResponderEliminar
  47. No se ponga nervioso Don Anastasio. Repita conmigo:
    Toooooodoooo vaaa aa iirr bieeeeenn… tooodoooo vaaa a iir bieeeenn…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toooooodoooo vaaa aa iirr bieeeeenn… tooodoooo vaaa a iir bieeeenn…
      Cierto¡¡¡ Me he tranquilizdo!!!

      Eliminar
  48. Plas, Plas, Plas, Plas¡¡¡
    Vrabo¡¡¡

    ResponderEliminar
  49. Acabo de darme cuenta que la gente que escribe los comentarios es aún más bizarra que el mismo Anastasio Prepuzio. Interesante…

    ResponderEliminar
  50. Jajajajajajajajajaj Peazo entrecot!

    ResponderEliminar
  51. jajaja que bueno! acabo de descubrir el blog y.. enganchaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vigele Sr/a Anónim@. Este blog provoca daños cerebrales.

      Eliminar
  52. Yo soy la de arriba, aunque me cueste reconocerlo….i love this blog

    ResponderEliminar
  53. jajajajajajajajaja me río, y me río, y me río y me me río.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  54. Menudo crack!!! Esto me recuerda una vez que 1 barbero me hizo un peinado tipo (eros, grupo musical) y mi madre me obigo a pelarme al cero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedé perplejo. fascinante su anécdota,,,,

      Eliminar
  55. Jo, nene, chulísimo. Pero chulísimo-chulísimo. Bravo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chuli, chuli, ¿ a que si?
      ¿Hacemos intercambio de chupicromos?

      Eliminar
  56. Estás como una chota, Don Prepuzio. Mi familia tiene una clínica psiquiátrica, pásese cuando quiera, que por cierto, la ley antitabaco nos permite dejar fumar a la gente.

    ResponderEliminar
  57. Yo quiero un bistes.

    Poco hecho.

    Grasias de antebraso.

    ResponderEliminar
  58. Dios¡¡¡, Sr. Anastasio, me encanta su blog, pero esta entrada me ha matao. jajajaja. Me ha dejado muy loca el peinado. jajaja, no puedo parar de reirme.

    ResponderEliminar
  59. Gracias Rodri por descubrirme esta web tan original y que te hace perder las horas sin darte cuenta.

    ResponderEliminar
  60. Respuestas
    1. Nunca será pues feliz porque no podrá comer perdiz.

      Eliminar
  61. Lo flipo. Me acabo de echar las risas del día.

    ResponderEliminar
  62. Joder, qué huevos!.. en todos los sentidos..
    hahaha
    ^^

    ResponderEliminar
  63. Caray, me estaba derritiendo imaginando sus masajes en mi cabeza (algo que me encanta)con sus manotas gordas y velludas, pero si voy a tener que acabar calva o con media vaca en la cabeza, voy a tener que pasar.
    Por cierto, ¿hace usted también tintes del vello púbico?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Usted amiga Belkis, le pinto la Maja Desnuda en el pubis.

      Eliminar
  64. Quería pedirle que me hiciera un tatuaje en el pubis, pero después de leer esta experiencia, me conformaré con una calocomanía de los doritos,,,

    ResponderEliminar
  65. Pensé que sería un post escatológico.
    En cierto modo, me ha defraudado. Pero iré al peluquero igualmente.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento haberla defraudado. a Dios pongo por testigo que jamás volverá a suceder.

      Eliminar
  66. que bueno!!!!! Es usted genial relatando este tipo de situaciones xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco su halago amigo Vovin, pero creo que no sabe lo que dice.

      Eliminar
  67. Me han dicho que va a sacar un libro. ¿Es en serio?
    Genial la entrada, como me he reído.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malditas filtraciones!!!!
      Bien, le tendré que contar la verdad. Publicaré próximamente un libro de cocina.

      Eliminar
  68. En dos palabra FAN TASTIKO JAJAJAJAJA

    ResponderEliminar
  69. Y solo le queda cagarse en el mostrador de una tienda movistar,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empresa cumplida amigo Isra.Lo hice en una tienda de vodafone.

      Eliminar
  70. Vaya pasada, Sir Prepuzio, vaya pasada: el día de la investidura del premio nobel, no se olvide de mí. Será divertido...

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si de olvidarme de usted, no me olvido,,,Si tengo hasta pesadillas.

      Eliminar
  71. Voy a devolver la aplausada del Sr. Javier Lesma en pro de una mayor singularidad.

    Me ha gustado tu escena, mi ovación va para usted.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y ese sospechoso alterne entre tuteo y trato de usted?

      Eliminar
  72. Un horror jodidamente letal. Más luego pensar qué demonios ha podido ocurrir, el imaginar un el rostro del novio en el altar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted si que despierta en mí un sentimiento de horror.

      Eliminar
  73. qué maravilla! qué es esto? dónde estoy? por qué no había llegado antes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido/a al fascinante mundo del capullismo amig@ Anónom@.

      Eliminar
  74. Caray!!! cada vez tiene más fans :D

    Divertidamente ÉPICO.

    ResponderEliminar
  75. JAJAJAJ, BRUTAL.
    esto es literatuda de verdad.

    ResponderEliminar
  76. jajaja, me encantaría saber a qué profesión Se dedicas en Su vida real... seguro que es profe, abogado, o piloto de aviones comerciales
    ^_"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda equivocada amiga Eva. Soy deshuesador de aceitunas.

      Eliminar
  77. como siempre me duele la mandibula pero no de comer esos chuletones jajajajaja si no de partirme d risa jajajajaja ser prepucio no camvies nunca ers especial nos vemos en acapulco jajaja o mejor dandole de comer a los burros jajajajajaa ke casi te cargas a uno jajajajajajaja bueno salu2 campeon força barça

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que aquel burro falleció amigo Diego.
      Gracias por pasarse por aquí,,,

      Eliminar
  78. Guau!!!!!

    Impresionante punto de vista, me has dejado loca, Chapó para el que escribe, te has ganado una seguidora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preferiría haber ganado una amante, pero en fin, bienvenida es,,,,

      Eliminar
  79. jajJAajAJajAjajJAjaj
    JjajAJjajAJjajAJajJA
    ajJAjaJAaAjaJAJ

    ResponderEliminar
  80. Llongueras y Rupert están ultimando una demanda contra usted por competencia desleal.

    ResponderEliminar
  81. Que alguien sorba mi fosa nasal derecha.
    Llorando de risa.

    ResponderEliminar
  82. Bárbaro, una vez más bárbaro.

    ResponderEliminar
  83. JAJjaJAJaaJAJjaJAajJAJjjJAJa QUE TERROR!!!

    ResponderEliminar
  84. Pues no le queda tan mal el peinado,,,

    ResponderEliminar
  85. ¿POr qué tiene erecciones continuamente?¿Es que Jacinta anda muy ocupada, o usted siempre tiene ganas de sexo? A mí también me gusta la carne, pero sin corte de pelo.
    Anónima de interior.

    ResponderEliminar
  86. ¡Joder, qué tarde más buena estoy pasando, Hombre! ¡De qué manera te has metido por mi ventana!

    ResponderEliminar
  87. Francamente, ... grate!
    Noto que a medida que se le acaba a usted el subsidio laboral va afinando el hocico...

    ResponderEliminar
  88. Una auténtica genialidad este blog.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...