miércoles, 20 de junio de 2012

SE HA MUERTO MI MASCOTA

Isósceles se marchó ayer.
Isósceles es mi fiel mascota. Tenía unos siete  meses cuando me hice cargo de él. Pardo, cobrizo y con los ojos esmeraldas. Se tumbaba sobre mi pecho y con su bisbiseo me llevaba al maravilloso mundo de los sueños. Correteábamos por ejidos dorados en el dulce otoño, por valles de amapolas en primavera, por los hospitalarios parajes de Siberia en invierno y en verano nos tumbábamos en el suelo para refrescarnos. El muy cabrón, al abrir la puerta para recoger la correspondencia, se escapaba con la intención de conocer el mundo, pero cuando le ponía la comida, el agua y su caja de tierra en el portal, siempre volvía, borracho y desvalido por las reyertas callejeras, con sus ojos brillantes y tan vivos, con su nariz aplastada y aquella viveza con la que saltaba y corría.
Quien desarrolla amor por las mascotas, ha descubierto uno de los sentimientos más puro asociado a los afectos. Es adaptar a otro ser y habituarse a convivir con una especie distinta a la humana. Conexión sin idiomas e intuitiva. Son eternos afectos que nos profesan, incondicionales y absolutos. Las mascotas no entienden de pasado ni futuro, sólo viven y disfrutan del presente con quienes les brindan protección. Presente, dónde la emoción principal es esperarnos, recibirnos, buscar nuestra mirada y segundos de atención. La espera puede ser de horas o de décadas, pero siempre nos esperan. Y si no llegamos, hasta el último día de su existencia, mantienen el dolor por la ausencia y la esperanza de volvernos a ver.
Isósceles es un caracol, es mi mascota, y  nos queremos.
Ahora recuerdo con melancolía, esas conversaciones nocturnas que se nos iban de las manos. Rememoro con tristeza como le hacía masajes con lechugas, como nos profesábamos cariño incordiándonos. Recuerdo con nostalgia cómo hacíamos fotocopias de hojas en blanco para tener más, como nos hacíamos los serios en la puerta de la discoteca cuando íbamos borrachos. Rememoro como bostezábamos emulando el grito de Tarzán, provocando en nosotros esa estúpida risita de los quinceañeros enamorados.
Le compré un collar de cuero y una correa para llevarlo conmigo, siempre lo llevaba conmigo. Le daban miedo las canciones de Camilo Sexto, las alcantarillas y los cohetes; probablemente cuando era chico algún desalmado lo debió asustar echándole algún petardo o metiéndolo en una alcantarilla. Todos los días lo sacaba cuando todavía era cachorro. Era noble y servicial; me trataba de usted. Cuando llegaba de trabajar, las escasas veces que he tenido trabajo, daba saltos de alegría y saludaba con su peculiar gañido.
Era generoso y fiel, juguetón como un cachorro felino. Ayer me marché a buscar trabajo, como suelo hacer una vez al mes, y cuando volví lo encontré allí postrado, tendido, sin poderse mover. Un gélido escalofrío recorrió mi cuerpo causándome contracciones ventriculares prematuras. Tenía casi tres años y allí estaba gimiendo. Me miró con los ojos tristes, intentó levantarse pero no pudo.
Me acerqué a él y cuando lo acaricié, se quedó en silencio como si en mis caricias hubiera encontrado alivio a su dolor.
Lo llevé al veterinario para saber qué le ocurría. El veterinario me dijo que tenía hepatitis. Siempre había sido muy promiscuo en lo que a sus relaciones sexuales se refiere. Regresamos a casa, le di agua y con paños fríos le frotaba cariñosamente por la cabeza y le refrescaba el cuerpo.
Con sus ojos tristes y su llanto amargo, pasé varias horas junto a él, recitándole poemas nordcoreanos, como a él le gustaba. Me miró con los ojos aún más tristes y guardó silencio. Su llama se estaba apagando. Lo cogí entre mis brazos, lo bajé hasta el coche y lo volví a llevar al veterinario. El veterinario lo examinó exhaustivamente.
Su veredicto ya no fue el de hepatitis, sino el de una enfermedad de transmisión sexual. –“Sífilis”- dijo con voz seca. –“Esta dolencia paraliza las extremidades y lo va matando poco a poco. Creo que habrá que sacrificarlo”.- sentenció con lexía metálica.
Lo llevamos a la perrera municipal. Cuando lo bajé del coche no gemía apenas.
Lo puse en una de aquellas jaulas dotadas de un buen colchón de paja seca. Allí lo acaricié por última vez. Lo miré a los ojos fijamente, él me miró con una mirada de agradecimiento que recordaré mientras viva.
Sus ojos se apagaron para siempre.
Te quiero Isósceles.





228 comentarios :

  1. Muerte, cabrona, te has llevado a Isósceles
    Has separado ami amigo de su rostro amado.
    Has venido de improviso, nadie te ha llamado.
    ¡Oh! Sueño profundo, sueño de tono gris sombrío.
    Descansa en paz, Isósceles.
    Le acompaño en el sentimiento Her Prepuzio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exquisita oda a la desgraciada de la muerte Maestro.
      Muchas gracias.

      Eliminar
    2. Espero con ansiedad poder dedicarle a usted oda similar.

      Eliminar
  2. Espectacular!!
    ESTE BLOG ES MÁS GRANDE QUE LA VIDA.

    ResponderEliminar
  3. Hay mi castañe!!!!!
    que aventuras encuentra en esta vida tan emocionante, muy tipicas de usted, me encanta!!! jejejejeje!!!!
    Le mando un super beso de TIKA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sólo un beso?. Estoy abatido,,,necesito más,,,

      Eliminar
    2. No le puedo dar más.
      De momento. Nunca dejo la puerta cerrada.

      Eliminar
  4. Aaaayyyy....! Lograste tocar la más íntima fibra de mi corazón culposo, Anastasio.
    Como siempre, tronchándome de risa.
    Un abrazo desde tierras Cántabras!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Cantabria,,,, que bella es, con sus montañas, Toledo, su acueducto,,,
      Muchas gracias-

      Eliminar
  5. Bravo por el post, Capullo! Me he reido un montón.
    Está claro que varias maneras de afrontar la realidad , pero usted ha asumido la suya con una entereza digna de elogio.
    Descanse en paz el caracol.

    ResponderEliminar
  6. En un ejercicio de humildad sin precedentes, confieso ante esta parroquia que fui yo quién contagió al bueno de Isósceles.
    Lo simple de andar el camino con nuestros propios medios se torna imposible cuando nos damos cuenta de que lo estamos haciendo.
    Lo siento,,,

    ResponderEliminar
  7. Rabo, rrrrrrrrrrrrabo!!! digo... bravo, brrrrrrrrrravo!!!

    Gran post!!!!
    Con usted estamos, gran adalid de la tontuna y máximo exponente capullil (ahora más aún).

    ResponderEliminar
  8. Detecto que el dolor prepucial, agudiza el ingenio y poesia de sus post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo sabe por experiencia, no?. Últimamente anda muy fino amigo Dani.

      Eliminar
    2. Tomo zumo de chorizo por las mañanas.

      Eliminar
  9. Que bueno es usted!!!!
    Esta historia en concreto me ha encantado y creo que no es tan fantasiosa
    ¿Sabe la cantidad de gente que realiza juegos sexuales con sus mascotas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amante, yo tengo un perro y nunca he echo cosas de esas.Por Dios.

      Eliminar
    2. ¿Me está preguntando a MÍ, si sé lo que la gente puede hacer con sus mascotas, amiga Amante Perfecta?

      Eliminar
    3. No os acordáis el programa Sorpresa Sorpresa con Riky Martin y su fan con el bote de mermelada y su perrito?

      Eliminar
  10. GRANDE!!!! jajajajajajajajaja Llorando de risa!

    ResponderEliminar
  11. jajjajaja es usted mi capullo favorito!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Excelente trabajo como siempre. Me sumo al clap clap clap. Tierno, vulgar, melancólico, me ha llevado de la risa al llanto como nunca.
    Pues eso, que bravo.

    ResponderEliminar
  13. Jajja. Eres un crack, me he reído a carcajadas.

    ResponderEliminar
  14. Recordemos a Isocéles como es debido.
    Caracolada popular en el Parque Güell de Barcelona a partir de las 13.00 horas.

    ResponderEliminar
  15. ¿Lo enterramos junto a mi elefante?

    ResponderEliminar
  16. jeje...he de confesar que es de los mejores post de Anastasio que he leido(los comments tb acordes al nivel del post), y qué razón tienes!!

    ResponderEliminar
  17. Huele a película tipo pastel. Y probablemente de dibujos animados.
    Enorme!

    ResponderEliminar
  18. Qué sublime !
    ¡¡¡Eres muy bueno!!!

    Perdón. Sr. Prepuzio es usted muy bueno contando sus historias.
    No me quito el sombrero, porque he decidido que será lo único que me deje puesto.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  19. Bravo, bravo, hay ingenio a raudales.
    Isósceles tuvo alguna trifulca callejera como usted bien hace referencia, con mi mascota, un saltamontes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siendo usted de Bilbao, me extraña que no hubiera sido un mamut.

      Eliminar
  20. un gran post Sr. Prepuzio...

    Sigue sorprendiendo en el blog...

    Es usted grande!!

    ResponderEliminar
  21. Me tienes que llevar un dia de copas, me gusta como se lo pasa jajaja

    ResponderEliminar
  22. la madre que te parió que panzada de risa.......
    Ya te regalo un elefante, a ver que eres cap0az de hacer, jajajaja

    ResponderEliminar
  23. ????¿¿¿¿¿
    No si al final me darán la razón de lo que digo siempre: que en este país lo que pasa es que se ha fusilado poco y mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me cabreeeeeeeeee Sir Prepuzio!
      Que soy un personaje de ficción, y fricción por supuesto, como usted.

      Eliminar
  24. Hepa!
    Watanegui consup
    Iupipati Iupipati
    Wuli Wani Wanaga
    Watabuinegui consup
    Watabuinegui wanaga
    Si tu quieres bailar,
    Sopa de caracol
    Eh!
    Watanegui consup
    Iupipati Iupipati
    Wuli Wani Wanaga
    Iupe! Iupe!
    Watanegui consup
    Wuli Wani Wanaga
    Con la cintura muévela
    Con la cadera muévela
    Si lo que quieres es bailar
    Si lo que quieres es gozar
    Si tu quieres bailar,
    Sopa de caracol
    Eh!

    En memoria póstuma de RIP Isósceles.

    ResponderEliminar
  25. Mi adorado e idolatrado Anastasio,,,,
    Me tiene embelesada, aturdida, perdida, anudada, enroscada de la risa ....!!!

    AY!! ¿Qué haría sin usted y sin su blog?

    ResponderEliminar
  26. † 20/06/2012
    Se ruega una oración por el eterno descanso de su alma.
    Y los amantes de los caracoles con alioli, a profanar la tumba!!!!

    ResponderEliminar
  27. Jajajajajajaja
    Estoy llorando de risa, increible!

    ResponderEliminar
  28. Amado mío,

    Me he muerto de risa, he llorado y todo. Me ha animado tanto que he empezado a plantearme adoptar a un caracol.

    ResponderEliminar
  29. Le acompaño en el sentimiento. Mi más sincero pésame Her Prepuzio.

    ResponderEliminar
  30. Mi salud mental va peligrando post tras post.
    Empiezo a tener convulsiones. Creo que dejaré de leerle.

    ResponderEliminar
  31. En memoria de Isósceles:
    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Descansa en paz.

    ResponderEliminar
  32. MARAVILLOSO.
    Es usted un Crack. Mardita zea mi arma!!!
    Le ofrezco mi hombro por si precisa llorar.

    ResponderEliminar
  33. A ver si tiene lo que todo macho más aprecia y se pone la mascota de la primera foto en su falo.
    He dicho.

    ResponderEliminar
  34. Y como echará de menos esos sinceros abrazos, ¿eh capullín?

    ResponderEliminar
  35. Tio, qué cosas te pasan. Espero que sean sólo en tu imaginación porque si no serías un tipo digno de conocer!;)

    ResponderEliminar
  36. Cargol treu banya, puja a la muntanya, cargol treu vi, puja al muntanyí!

    ResponderEliminar
  37. Soy seguidor suyo desde sus brillantes inicios pese a que comento con poca asiduidad, pero después de la demostración de hoy, creo que es usted el único que nos puede sacar de la crisis.

    ResponderEliminar
  38. Archienemigo:
    Siempre lo supe. Yo no soy racista, ni homófobo, pero a usted le va la zoofilia.

    ResponderEliminar
  39. Oh (y mas oh's!) Irónica irónia, sobre la ironía misma... Diantres! Caracoles!!... la especie humana es amazing.

    ResponderEliminar
  40. He ordenado a los servicios súpersecretos del Estado que le investiguen y me mantengan informado de sus actividades dementes.

    Pensé que debía decírselo, a pesar de que usted esté de luto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he ordenado a un sicario que le corte el bigote y le afeite el culo.

      Eliminar
    2. No hace falta que lo avise. Mi santa esposa está dispuesta a hacerlo gratis.

      Eliminar
  41. Quería dejarle mi canario ahora que me iba de hoolidays, pero pensándomelo mejor, me lo llevo a Menorca.

    ResponderEliminar
  42. Yo también tuve uno. También se me murió. Pero en cierto modo fue un alivio.
    Mire como me dejó la cara,,,,

    ResponderEliminar
  43. Jajajajajajajajajajajajaja borrachera de risa.
    No sé que me gustan más, si los comments o los posts.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Borracho ahora estoy. Solo, en la barra de un bar, sin que nadie me consuele,,,

      Eliminar
  44. Pobre Isósceles...que nos espere muchos años.
    No tengo palabras ante su desconsuelo Tasio. Usted le dió "buena" vida, la promiscuidad temeraria se lo llevó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga Susana.
      No hacen falta palabras entre nosotros amiga Susana. Sólo actos,,,,

      Eliminar
  45. Del todo magnífico, sí señor.
    Aunque quedo con la duda ¿por qué lo llevó a la perrera y no lo dejó morir un lecho de lechuga?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Básicamente porque me salió de los cojones, amigo JuanFran

      Eliminar
  46. Un poco 'guarrillo' para mi gusto pero divertido como siempre.

    ResponderEliminar
  47. Buenísiiiiiiimmmmmoooooooo! jajajaj

    ResponderEliminar
  48. Respuestas
    1. Tómese su tiempo,,,Sé que un trauma así, es difícil de digerir.

      Eliminar
  49. El mundo es un lugar extraordinario y este blog, un emplazamiento fascinante.

    ResponderEliminar
  50. Se supone que este mes es el mes del orgullo friki y que yo tenía que alegrarme, pero leyendo su post acabo de ver que soy un mindundi de baja estofa.
    Jrandioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se torture,,,Usted es tan capullo como yo, se lo aseguro.

      Eliminar
  51. Que grandeza paternofilial, que amor a la ¡FAUNA!
    LE QUIERO.

    ResponderEliminar
  52. Mi Máximo respeto hacía un personaje que puede escribir semejante obra de harte.
    Descanse en paz Isósceles.

    ResponderEliminar
  53. No puedo parar de reír. Cada semana nos tiene una sorpresa preparada!!! jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que la próxima semana la sorpresa me la de usted a mí. No sé,,,,por ejemplo desnudándose.

      Eliminar
  54. Anastasio, quizás debería obviarlo pero...le voy a dar un consejo. Después de ver la fotografía que nos muestra con tanto cariño de su fiel amigo y compañero Isósceles, debería usted también visitar al veterinario para descartar padecer esas mismas enfermedades, antes de que se ponga a repartir amor con otras mascotas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiré su consejo, bellísima Aina.
      ¿Es infeccioso eso de la Sífilis?

      Eliminar
  55. Respuestas
    1. Como siempre, amiga Maruja. Y no vuelva a tirar el mando a distancia del televisor sacudiendo el mantel en el balcón.

      Eliminar
  56. jajajaja, me he meado de la risa, a pesar de que te acompaño en el sentimiento.
    E iba a hacerte un ofrecimiento, pero después de leer los comentarios he visto que no seria nada original. Aún así, me arriesgaré:
    Adóptame, quiero ser tu mascota! Si te van los caracoles, yo también sé babear dejando mi rastro por el suelo (no preguntes cómo, jajajaja), y me gusta mucho la lechuga, y saldré de juerga contigo y a emborracharnos juntos, y además me encanta tu pene....eso sí, usemos gomitas que no quiero acabar en el veterinario.
    Por cierto, y esto es en serio y lo sé de muy buena tinta: los animales que se han de sacrificar/eutanasiar, no sufren en absoluto.
    Genial, Anastasio, genial. Cada línea que leo, más convencida estoy de tu genialidad. Plantéate la publicación/edición en formato libro, te lo digo en serio.
    Bueno, voy a darle al "Publicar" que creo que me he enrrollado demasiado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder bekis,
      Yo no soy tan gracioso pero estoy más bueno.

      Eliminar
    2. Karlos, no lo dudo en absoluto, aunque aún no sabemos como está de bueno el Anastasio que aún no le hemos visto sin máscara.
      Creo que he leído más abajo que también se te ha muerto tu mascota, no? Pobrecito...puedo hacer algo por ti?

      Eliminar
    3. Apreciada belkis, usted ya sabe que es mi caracol,,,

      Eliminar
  57. Wuahhhhh tío, eres muy bueno!!

    ResponderEliminar
  58. Mi querido amigo. Muy buena su descripción de tan molesto acontecimiento. Por el contraste, doblemente buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me honra que una nutrida representación de la realeza europea escriba en tan absurdo blog.
      Gracias por su comentario, majestad.

      Eliminar
  59. La culpa la tiene su adicción las drogas de diseño, cada vez son más potentes y cada vez empiezan antes a tomarlas.. la humanidad se hunde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se hunde, pero no por las drogas de diseño, sino por personajes como usted.

      Eliminar
  60. Respuestas
    1. Brillante ejercicio de humildad. Retírese sin hacer ruido amigo Nico.

      Eliminar
  61. Que genial el post Anastasio Prepuzio. Casi me desmayo de gusto cuando he visto a Iscósceles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Al ver a Isósceles, o al descubrir el apéndice al que estaba arrapado?

      Eliminar
  62. Genio Tasio, la palabra lástima se me queda corta, demasiado humana, hombruna, para describir el infinito vacío, el cuántico pesar y el eterno dolor que siento por la injusta defunción del putero de Isóceles.
    Mi más sentido pésame.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece. Pero no hace falta que le insulte. Usted tiene pinta también de consumir sexo previo paso por caja.

      Eliminar
  63. Me he partido en dos de la risa!!!! jajajajajajajajaja
    Kissotes hoy más que nunca.

    ResponderEliminar
  64. Voy a llamar inmediatamente a los de Greenpeace.

    ResponderEliminar
  65. ¡Joder! Sois todos unos cerdos. ¿Por qué no podéis ser normalitos y follaros a los perros atropellados, como todo el mundo?

    ResponderEliminar
  66. Le acompaño en estos momentos tan duros mi amado Anastasio.

    ResponderEliminar
  67. Jajajajaja!
    Se supera post tras post.
    Excelente entrada!!!!

    ResponderEliminar
  68. Ego te absolvo a peccatis tuis in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti.

    ResponderEliminar
  69. Absolutamente, mejor dicho, DELICIOSAMENTE genial.

    ResponderEliminar
  70. Me pongo de pie,,,y procedo:

    PLAS! PLAS! PLAS!

    ResponderEliminar
  71. Genio, es usted un genio de la ordinariez.

    ResponderEliminar
  72. Acojonante y angustioso. Repóngase este finde, lo necesita. :=((

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo haré, tengo previsto ir a Lourdes haciendo el pino.

      Eliminar
  73. Uffff... la verdad es que conozco perfectamente esa sensación; aunque tengo que decir que, en mi caso fue una lombriz.
    Le acompaño en el sentimiento,,,,

    ResponderEliminar
  74. Creo que algún demente ( como yo ) de este blog ya lo propuso, pero lo propongo de nuevo yo:
    CENA PREPUZIANA YA!

    ResponderEliminar
  75. Estimado Amigo Prepuzio:
    Asombrado compruebo la coincidencia entre los miedos de Isósceles y los míos. Mi psiquiatra me hizo recordar que, en mi caso, fue Camilo Sesto el que era un petardo en una alcantarilla, cosa que me despierta, aun hoy, con sudores fríos.
    Comparto su dolor en este momento tan duro. Y, si me llega el presupuesto, en otros momentos también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que usted me comprendería amigo Chuan-Che.
      Somos como hermanos.

      Eliminar
  76. Apoyo al cien por cien la propuesta de Gabi, e incluso me ofrezco a ayudar en la organización. Bien, Gabi, bien...a ver si alguien nos hace caso y si no nos vamos a cenar tú y yo solos, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acepto tu invitación aunque es posible que me encuentres un poco más soso que el Maestro.

      Eliminar
    2. Gabi, yo también soy mucho más sosa que él, pero seguro que tenemos otros encantos que él no tiene, no sé....por ejemplo, yo, las tetas más grandes jajaja.

      Eliminar
    3. ¿Les parece bien el Burger King del Paralelo?

      Eliminar
  77. Prepuzianos!
    Hay algo que se hos ha pasado de largo!
    ¿Habéis visto que pulcro es Her Prepuzio?
    Va depiladito como un bebé.

    ResponderEliminar
  78. !!!!Hurra!!!
    Ese era el cabrón con cáscara que se me comía la plantación clandestina de María.

    ResponderEliminar
  79. Genio y figura, ojalá le tarde en llegar la sepultura.

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...