martes, 12 de junio de 2012

COMO VOLAR

Los primeros tebeos de superhéroes que recuerdo haber comprado fueron de Superman, un par de álbumes en el Corte Inglés, con los que me entretuve mientras mi madre recorría durante lo que a mí me parecían lustros las secciones de rebajas en busca de un tanga para excitar a mi eunuco e impotente padre. La adquisición no podía ser mejor. Me fascinó aquel atractivo y espartano atleta, el que bajo unas grotescas bifocales y una actuación estelar, podía esconder tanto poder y además, ¡¡¡podía volar!!!!. Empecé a interesarme en el tema. Cinco siglos atrás, un verdadero talento artístico, un genio, comenzó a deslumbrar. Lo que él consiguió estaba más allá de su tiempo. Leonardo Da Vinci fundió magia y técnica, razón y arte. Pero su verdadera obsesión (y frustración) fue volar. Y al diseño de una máquina voladora dedicó largas horas de investigación y meditación. Curvado sobre su mesa de trabajo, hundido en sus pensamientos, acariciándose con sus finos dedos su larga barba ondulada, contemplaba en su cuaderno el gigantesco esqueleto de murciélago de su último intento preguntándose si lo lograría algún día. Jamás lo consiguió.
Posteriormente, Franz Reichelt, un próspero e insensato sastre francés y también un intrépido visionario, tenía desde muy joven la intención de volar. Después de estudiar detalladamente alguno de los inventos que Leonardo Da Vinci había ideado para tal fin, Reichelt ideó él mismo una especie de traje aerostático que le permitiría flotar en el aire. Convencido de que su traje volador funcionaba, realizó una prueba preliminar arrojando un muñeco desde la segunda planta de Torre Eiffel, pero éste se estrelló inevitablemente contra el pavimento.
Aludiendo el fracaso a que los muñecos no podían mover sus brazos, para hacer funcionar el traje correctamente, Franz Reichelt decidió probar él mismo su invento. Ante la negativa de las autoridades de la Torre, Reichelt acudió a la Policía de Paris, quienes paradójicamente le otorgaron un permiso para realizar la alocada hazaña. Finalmente, durante la mañana del 23 de febrero de 1912 una numerosa cantidad de curiosos estaban al pie de la torre Eiffel, deseosos de saber si el experimento de Reichelt funcionaba. El soñador se ubicó en lo alto de la torre convencido de que iba a realizar una increíble proeza: Volar.
Se lanzó  y en un breve lapso de tres segundos, el joven sastre se estrelló en la calzada dejando un agujero de 35 centímetros de diámetro.
Harry Ward, “el hombre pájaro de Yorkshire”, realizó su primer salto de alas en Inglaterra en 1936 y logró caer estable, hacer giros y desplazarse horizontalmente durante la caída libre. En total hizo nueve saltos con sus alas consiguiendo por primera vez emular a los pájaros.
Desde tiempos inmemorables el hombre ha querido volar, ya que el cielo es una frontera en la cual toda clases de cosas pueden suceder. Al observar a las aves desde tierra, el humano anhela poder surcar el aire sin peligro alguno como lo hacen estas criaturas esplendorosas.
No obstante, e incomprensiblemente, todos los genios que la historia nos ha regalado, intentaron volar con la ayuda de algún artilugio, máquina o paracaídas.
Nunca el ser humano ha estado cerca de convertirse en un auténtico pájaro, de volar sin la necesidad de un equipo más allá de sus extremidades y sus brazos que le permitan desplegar la trazada. 
Esta mañana, tras esperar a que mi vejiga estallara antes de levantarme, he tenido un presagio. Me he enfundado una peluca emulando a Agassi en Roland Garros, y observando a través de la ventana el vuelo de una golondrina, he gritado: -“¡Qué fácil, qué sencillo!”-. 
Me he maravillado, acompañándola con la mirada, envidioso y triste, observando esa elegancia innata en el movimiento de sus alas, con ese refinado acto de defecar surcando los aires, esa disciplina estilizada y ligera de sus extremidades colonizadas por denso plumaje.
Quería ser el primer ser humano que volara sin ayuda de ningún artefacto.
Consciente que adolezco del entramado muscular imprescindible para que pueda lazar el vuelo, sabedor de que no estoy dotado de una urdimbre tendinosa que haga posible aletear, recoger, extender y mantener rígidos esos apéndices cuando sea necesario, me he acercado al balcón y me he tirado al vacío para VOLAR, con la única ayuda de mis piernas y brazos.




154 comentarios :

  1. Un gran post que conlleva grandes carcajadas...
    Sea usted tan amable de proporcionarnos las coordenadas dónde quiere probar ese excepcional experimento para que su audiencia le pueda alentar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Miserable,
      Lamento tener que comunicarle que llega tarde.
      Las coordenadas de mi ubicación son el hospital Gregorio Marañón.

      Eliminar
  2. ¿y por qué la peluca de Agassi?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayormente, porque me salió de los cojones, amigo Mario.

      Eliminar
  3. Feo como una gárgola, contrahecho como un jorobado,gilipollas perdido, putero, pero sin duda es usté un genio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tan diestra descripción amigo Nocivo-venenoso.

      Eliminar
  4. Jodeerrrr!
    Me he partido con su post, pero mi pregunta es la siguiente:
    ¿Qué pie calza? Me parece extremadamente pequeña su talla,,,¿Pene y pie, son binomio proporcional?

    ResponderEliminar
  5. Oiga:
    Plas, plas, plas (Son los aplausos del troll rojo que vive en mi cabeza y que me susurra que le empuje).
    He dicho.

    ResponderEliminar
  6. Lo sabía. En realidad es usted geniecillo de excelsa inteligencia. Lo sabía.
    Le quiero, Anastasio (o lo que sea, simpático conjunto de caracteres e imágenes de internet).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabe que es un sentimiento recíproco sin mariconeos, amigo Agus.

      Eliminar
  7. Cuando he empezado a leerte, he pensado que algo andaba mal por tu cabeza. Un resumen histórico, perfectamente narrado, cronológica y gramaticalmente, con sus tiempos de documetación por su parte probablemente....
    Cuando llego al final de la lectura, y te veo ahí en la cornisa, mi teoría se confirma: te has vuelto loco! Y yo, personalmente, te prefiero capullo a loco.
    Anda, métete pá dentro y...volemos de otras maneras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capullo, loco, ¿ Acaso no son sinónimos de insensato?
      Acepto ese ofrecimiento de 'volar de otras maneras' amiga belkis.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Maravisllosa conclusión amigo Dexter75.
      ¿La consiguió usted solito?

      Eliminar
  9. De aquí al infinito y más allá!!!! Jajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intuyo que usted también ha pasado soporíferas tardes con sus vástagos viendo Toy Story.

      Eliminar
  10. Jajaja por el amor de dox. Lo que hay que ver!!!!
    Seguro que a más de uno le han entrado ganas de pegarle un empujoncito,,,,

    ResponderEliminar
  11. SÍ SEÑOR!
    Con un par!
    Sólo los valientes escriben la historia con letras doradas.

    ResponderEliminar
  12. Muy buen post, Don Anastasio, me arrancó buenas carcajadas. Pero me quedo con el enlace de su madre, es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ Qué le parecieron mis progenitores querida Elvira?

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. No. Es la calle principal de Villanueva del Trabuco.

      Eliminar
  14. La entrada de hoy es una farsa.
    Ezio Audittore, el Mentor de la Orden, ya realizaba con éxito esos saltos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deje de darle a la Playstation amigo Juanfran, que empieza a mezclar personajes reales con los de ficción.

      Eliminar
  15. El post de hoy es una mierda, si bien es cierto que nos tiene malacostumbrados con tanta obra de arte, y el día que ponga algo normal no lo sabemos apreciar.

    ResponderEliminar
  16. Personas como usted son las que de verdad iluminan el mundo con su sabiduría, sirviéndonos de guía al resto de los pobres mortales.

    ResponderEliminar
  17. En la época de Cervantes entendían la locura como un desequilibrio cuyo lado positivo de la balanza era la genialidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero yo no estoy loco, sólo soy capullo. Así pues, según su teorema, soy un lerdo,,,¿me equivoco?

      Eliminar
  18. Que SALVAJE !!!
    este hombre hará historia,,,

    ResponderEliminar
  19. Felicidades. Muy buena manera de celebrar las 500.000 visitas. Pase lo que pase, que nunca se acabe la escritura. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Respuestas
    1. Sí, muy, muy, pero que muy lejos. Y bajo tierra.

      Eliminar
  21. Ud. últimamente esta mas yin que yang, por lo que le veo y leo. Dese un respiro de tanta sociedad decadente que puebla su universo paralelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pronto me tomaré unas merecidas vacaciones amigo Felipe. Espero no coincidir con usted,,,

      Eliminar
  22. Magnifica disertación de la que extraigo nuevos conocimientos que me dispongo a poner en practica de manera inmediata.
    Agradezco, a modo de prevención, que avisen a una ambulancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor, doy instrucciones precisas de que reserven una cama de una habitación del hospital.

      Eliminar
  23. Buenísimo el post de hoy.
    Lo que me extraña que en la foto no cuelgue el reiterativo pene.

    ResponderEliminar
  24. Jajajajajajajajaja
    Pedazo capullín! jajajaja

    ResponderEliminar
  25. El capullismo y la tontuna se han encontrado con una gran plataforma de expresión.

    Larga vida, y mejores ideas!

    ResponderEliminar
  26. Capullismo en estado puro.
    No sé que tienen sus postios que cada vez despiertan en mí una enfurecida ira contra usted.

    ResponderEliminar
  27. Este documento no tiene desperdicio. Es usted un gilipollas en todo el sentido. Por eso le queremos tanto.
    Muaksssssss

    ResponderEliminar
  28. Vuele, VUELE! RUMBO A LA LIBERTAD!

    ResponderEliminar
  29. Leer este post en el curro (y comentar) una hora antes de salir es un enorme placer.
    Y decirle a usted lo que siempre he querido decirle a mi jefe, es todavía mejor: CAPULLO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi no me ofende,,,Pruébelo con su jefe y me cuenta.

      Eliminar
  30. Her Prepuzio,
    Desde el cariño y la admiración que sabe que le profeso,,,,¿ Por qué no se mete un tiro directamente en la sien y deja de tocarnos los cojones con sus gilipolleces?

    ResponderEliminar
  31. Lo más triste del asunto es que ha podido escribir el post, por lo que interpreto que sigue con vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con los brazos escayolados, he tenido que escribir el relato con el pene, pero sí, sigo con vida.

      Eliminar
    2. Eso me lo tiene que enseñar!

      Eliminar
  32. Espero maestro que pueda seguir escribiendo tras semejante josconcio.

    ResponderEliminar
  33. Hoy la audiencia se está cebando con usted,,,
    Yo sólo he pasado para animarle a que haga el salto y si puede ser con triple mortal mucho mejor.

    ResponderEliminar
  34. He oído que lo quieren llamar del Hormiguero, para que repita el experimento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el experimento lo realizarán los jodidos muñequitos que tan poca gracia hacen.

      Eliminar
  35. jajajajajajajajajajajajajaaja!
    Es usted de lo que no hay!!!

    ResponderEliminar
  36. Para el deleite de los lectores de este blog, en esta fabulosa entrada, se halla escondido el friki de Wally.
    Estoy seguro que Her Prepuzio no se ha percatado de mi observación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he detectado a Charmander, pero a Wally,,,no.
      Ilústrenos.

      Eliminar
  37. A ver si tiene güevos de hacer el chiquito!!!
    Un saludo crack! Desde hoy le venero aún más!

    ResponderEliminar
  38. ¡¡que estoy trabajando hombre!!no pongas esos posts, y menos esas fotos...que me da la risaza y mis compañeros me han echado una mirada cuestionandose algo como: es retrasada o es que se esta ahogando?¿que coña la pasa?¿

    ResponderEliminar
  39. Seguro que una de sus manos la tenía ocupada, y usted se puso a volar extendiendo solo un brazo. Cualquier momento para pajearse es bueno para usted.¿Cuantos segundos tardó en darse el ostión contra el suelo?
    Que se mejore pronto y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien me conoce Amiga de Interior.
      Tardé unos 45 segundos en golpearme brutalmente la cabeza. Conseguí lograr un pequeño vuelo.

      Eliminar
    2. ¡Por favor! La próxima vez que intente volar, avíseme. Me encantaría tirarme con usted. Los dos a la vez, por supuesto.
      Besos.

      Eliminar
    3. ¡Cuanto antes, por favor! Me muero por hacerlo.

      Eliminar
  40. Que hariamos sin estos estudios cientificos que nos ayudan a entender la vida y a darla un sentido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si con mi estudio le doy sentido a mi vida, casémonos.

      Eliminar
  41. Pero Anastasio!
    No sé que voy a hacer con usted eh?
    ¡Si a usted no le hace falta volar para ser un héroe! ya lo es haciéndonos reir y sonreir a todos. Que no es nada fácil con la que está cayendo (la bolsa por ejemplo). Es usted un héroe genial, se lo digo yo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy un héroe amiga Susana pese a que agradezco el halago. Soy un auténtico capullo.
      En cuanto a la bolsa, la mía- léase el escroto- se desploma.

      Eliminar
  42. Es usted un pozo de sabiduría inagotable, jajajajajaja

    ResponderEliminar
  43. Querido Anastasio:
    Me tiene usted ensimismado buscando una explicación filosófica, tántrica, teológica e incluso sexual al porqué de tan absurdo experimento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la busque amigo Javier.La estupidez crónica es incomprensiblemente inexplicable.

      Eliminar
  44. Me encanta usted cada vez más, oiga. Usted y la manera de hacerse el capullo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y usted también. Le debo confesar que inicialmente estaba algo inquieto con su foto, pues no la diferenciaba del ojo triste.

      Eliminar
  45. SÍ, SÍ,SÍ!!!
    Como me gusta la primera foto!!!

    ResponderEliminar
  46. ¡Dios! No cabe duda de dónde proviene toda su estupidez leyendo el enlace de su madre.

    ResponderEliminar
  47. Donde tiene la mano diestra?¿? Eh?¿?
    Que nos conocemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acomodándome la glándula testicular. No hay margen de error en este tipo de experimentos, amigo Rocky. Todo debe estar debidamente preparado.

      Eliminar
  48. Es usted un GILIPOLLAS coma la copa de un pino.

    ResponderEliminar
  49. Acaba de demostrarlo una vez más.
    Efectivamente ha sido y es usted la mascota de este blog, para regocijo y alegría de las mujeres lectoras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Permítame vociferar una sonora carcajada tras leer lo de la mascota, pequeña bola velluda.

      Eliminar
  50. Impecable e imprescindible post que relata perfectamente el fenómeno que según los historiadores, y a partir de ahora, lo denominarán como: CAPULLISMO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí,
      Ande, que el Pachá de Ibiza ya inaguró la temporada de verano.

      Eliminar
  51. Sólo le falta comer la sopa con tenedor, joído!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he probado, y con éxito, tras 3 horas agotadoras.

      Eliminar
  52. Este post me ha tocado la fibra altruista,,,
    Le ofrezco alojamiento y comida,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo acepto,,,
      Mire que hay personas buenas en este decrépito mundo.
      Espero que su apartamento tenga sólo una habitación,,,,

      Eliminar
  53. Me enorgullece haber sido el cámara de tales documentos gráficos y haber podido contemplar tan extraordinario experimento.

    ResponderEliminar
  54. Respuestas
    1. Sólo me conoce en el noble arte de la escritura amiga Chary,,,,
      Le invito a que lo compruebe en otras facetas,,,,

      Eliminar
  55. A ver que lo entienda, además de demostrar que no es capaz de plasmar sus conocimientos teóricos de manera práctica, no nos muestra sus partes nobles...¿qué post es éste?, no hemos aprendido nada ni visto penes consoladores.

    Pienso, y creo que hablo en representación de todas, que nos debe usted (como mínimo) una foto de su tercer huevo para compensarnos de la decepción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bellísima Aina,
      Me comprometo con usted a que el próximo Miércoles tendrá una foto de contenido parecido.

      Eliminar
  56. Estoy de acuerdo con lo que dice Aina!

    ResponderEliminar
  57. Arghhhhhhhhhhh
    Que ganas me entran de pegarleeeeeeeeeeeeeeeeee!!!

    ResponderEliminar
  58. jajajajajajajajajaja
    Vuele, vuelve como las gaviotas en alta mar,,,

    ResponderEliminar
  59. No haga caso a nadie, amigo mío. Todos podemos volar; sólo es cuestión de concentración y fe en nosotros mismos. La física en una ciencia en mantillas cuyas leyes son incorrectas. Se dice que no podemos apoyarnos en el aire para movernos en él, y sin embargo los paracas lo hacen sin saberlo.
    Aunque es complicado llegar a dominar el vuelo en el aire con gran maestría, se debe de empezar por el aterrizaje. Justo antes de llegar a tocar el suelo, se deben de dar unos pasitos hacia arriba, para que la caída sea más suave. Luego ya vendrá el perfeccionar el vuelo, pero primero, eso.
    Saludos, y adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja
      Ya los has probado Carlos?

      Eliminar
    2. Gracias por sus avezados consejos amigo Carlos.
      De inmediato me dispongo a seguir sus instrucciones.

      Eliminar
  60. La clave es mover a casi 500 revoluciones los brazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sólo muevo a 500 revoluciones la lengua. Y evidentemente no se lo voy a demostrar a usted, amigo Carlos.

      Eliminar
  61. Pues la verdad es que si se te ve gilipollas, sí. XDDD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aleluya!!!!
      Por fin escribe en minúsculas!!! Gracias amiga Olga.

      Eliminar
  62. La santa madre que lo parió! lo que no se le ocurra a usted!!!!!.
    Debía haber llamado a los de Discovery Max, jajajaja

    ResponderEliminar
  63. QUE BESTIA ES USTED!!!! JUAS JUAS!

    ResponderEliminar
  64. Estimado Sr. Prepuzio:

    Veo que vuela usted como un pez.

    Quizá nade como yo, imitando a las piedras.

    En cualquier caso, me voy a acostar, porque gracias a su entrada he aprendido un par de cosas nuevas que no sabía.

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...