viernes, 18 de mayo de 2012

DÍA DE MUSEO

Pese a que siempre creí que el ejercicio físico era una leyenda urbana, antes solía sonreír cuando tenía que someterme al odioso ritual de subirme a la bicicleta estática al amanecer y empezar a pedalear como un gilipollas rumbo a ninguna parte mientras el sol se alzaba poco a poco e iluminaba mi pequeño y mugriento apartamento. Me divertía imaginar qué pensaría la gente si me viera, con mis sucios pantalones de chándal, despeinado y ojos hinchados. Ahora me limitaba a completar el ejercicio sin detenerme a pensar en el aspecto que tenía. Tenía que dejar de ganar kilos para poder empezar a perderlos, ya que a mi edad, los kilogramos se aferran a mis mórbidas carnes y se niegan a quemarse tan rápido como cuando era más joven. La inadecuada alimentación, el sedentarismo y el haber llegado a ser parte del mobiliario del bar por el tiempo que pasaba dentro, me habían convertido en una auténtico repolludo de manteca.
Apenas recordaba la noche anterior. Me levanté sin ganas de ejercitarme con la jodida bicicleta. Era una mañana de ibuprofeno. Fui directamente al baño. Me miré al espejo: barba de pocos días, escaso pelo revuelto, aliento a resaca y los clásicos moratones anónimos después de una noche de borrachera. No tenía dolor de cabeza, pero si cierto malestar estomacal. Me senté en el retrete y me puse a calcular integrales infinitesimales mientras cagaba. Me limpié el trasero con papel higiénico robado de edificios institucionales, una afición que todavía mantenía viva desde mi adolescencia. 
Vacíos de memoria sobre la noche anterior. Probablemente mantuve conversaciones profundas con desconocidos, con esa curiosa habilidad para hablar otros idiomas que otorga el estado de embriaguez. Vomité, y me cepillé mis dientes carcomidos por la caries. Escribí  un sms a Jacinta , guiñando un ojo porque porque todavía iba ciego. No tenía ganas de verla. Decidí disfrutar de una jornada cultural en la más absoluta soledad. Una visita al museo me ayudaría a despejar mi depravada mente. Me metí en la ducha sin la alfombra deslizante y me saqué unas autofotos tal choni quinceañera. Me vestí con una vieja y sucia camiseta y unos calcetines vaqueros.
Llegué al museo, un edificio alto e imponente. En su fachada tenía fotografías de importantes hechos históricos y estatuas cuneiformes que me observaban ojipláticas.
Una decrépita guía, con la cara rebozada de colacao, nos relataba el aporte de las culturas indígenas americanas al mundo actual. Sonaba atronadoramente por los altavoces del museo la canción de Vacaciones Santillana. Quedé asombrado frente a la imponencia de las estatuas de los caciques de las diferentes culturas que habían habitado el continente antes que nosotros. Después pasamos a una vitrina en la que yacían expuestas cientos de figurillas de oro y jade, que representaban dioses, actos religiosos y demonios. Aquellas efigies deberían tener un valor incalculable. Calibré la posibilidad de hurtar con mi bolsa forrada de albal una de aquellas esculturas. El atraco frustrado a la tienda de chucherías me hizo cambiar de opinión. En la siguiente parada, la guía, con gafas de nerd sin graduar y cara de guarra,  impartió un pequeño discurso sobre las culturas africanas, sus rituales y su erudición  en general. Advertí obvias diferencias en los aportes folclóricos de las diferentes culturas, pero sin olvidar el valor de cada civilización y su importancia a través del tiempo. Cuando la guía terminó su explicación nos llevó a otra sala, pero ésta no era sobre culturas antiguas sino que era una honra a la pintura del desnudo. Nos relató que en el mundo del arte había sido constante la búsqueda de la belleza del cuerpo humano, sobre todo femenino, dada la supremacía de pintores varones. Pero las trabas para pintar este tema habían sido innumerables. La iglesia católica siempre había considerado el desnudo como algo tabú, inductor de bajas pasiones, objeto de vergüenza y fuente primera de pecado y apartamiento del evangelio. En aquella sala, predominaban la representación de los desnudos femeninos, deidades madres, Venus, Afroditas y mujeres gordas o embarazadas con grandes o resaltados senos mamarios. Quedé perplejo al contemplar aquellas mujeres tan bellas, con esas figuras tan femeninas, esbeltas, tan delicadas como la porcelana.
Me llamó la atención una pintura que representaba en primer plano un pubis femenino, el de un tronco de mujer desnudo, reclinado sobre las sábanas de un lecho y que tenía las piernas separadas. La escala, el encuadre y el punto de vista elegidos por el artista debieron suponer una radical novedad respecto de toda la tradición pictórica anterior. Me produjo una fuerte impresión de sensualidad y erotismo. Quedé hechizado por aquella auténtica obra de arte, hipnotizado por aquel lienzo de belleza excepcional.
Incomprensiblemente, fui reducido por los agentes de la seguridad privada del museo y expulsado a bofetones de la pinacoteca.




195 comentarios :

  1. y releo la entrada y vuelvo a descojonarme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no tiene la más mínima gracia amigo Abierto24h,,,

      Eliminar
  2. Jajajajajaja, eres un pedazo de cabron sin alma y ay si la tuvieres.

    Documental vulgaresco de valor incalculable no censurado de momento por nuestra gloriosa democracia….

    ResponderEliminar
  3. Que suerte haber nacido en el glorioso tercio norte de del Plantea Capullesku.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno Her Prepuzio. Cómo nos pierden las carnes....

    ResponderEliminar
  5. Pero, por Dios, ha leído la blasfemia que ha enlazado???
    Ni me imagino que haría ante el cuadro de La Maja Desnuda,,,,

    ResponderEliminar
  6. Obra de arte de una belleza inusitada,
    maravillosa e inolvidable.
    Es un placer leerla y volverla a releer una y otra vez. Si te dejas llevar, casi que puedes fundirte con la bruma, con la atmósfera de la pinacoteca, con la pinturas, con el fuego del fresco, con la tierra de la pintura, con el agua, con la música, con su silencio, con la soledad... con el paisaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, no sé a qué cojones se refiere amigo MISERABLE.

      Eliminar
  7. Tengo ciertas dudas acerca de que tipo de enfermedad mental sufre usted, y no por su redacción, of course.
    He dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninfomanía con brotes de huevismo gonorreico para ser exacto.

      Eliminar
  8. jajajajajajajajajajajajajajajajajajaja
    Y jajajajajajajajajajajajajajaja
    Me muero de risa.

    ResponderEliminar
  9. SOBERBIO y lo pongo en mayusculas:
    L-A-H-O-S-T-I-A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vea como me corrompe la ira y la envidia al contemplar su bello capilar, amigo Javier.

      Eliminar
  10. Todavía no entiendo por qué le expulsaron del museo,,,,

    ResponderEliminar
  11. Espero que los de seguridad le dejaran terminar.....
    de ver esa grandisima obra de arte.

    Un besazo te lo has ganado

    ResponderEliminar
  12. A carcajada limpia!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las carcajas acostumbran a ser sucias y mugrientas. ¿Es usted afrancesado?

      Eliminar
  13. Manda güevos!!!!¡¡¡
    Estos cabrones de seguridad privada de los museos que se creen marines!

    ResponderEliminar
  14. Obra de arte.
    No el lienzo de Zurbarán, su relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Agus. Usted sabe apreciar el arte.

      Eliminar
  15. Le odio. Me ha hecho pensar. Ahora tendré que tocarme dos o diez veces.

    ResponderEliminar
  16. Extraordinario post se ha marcado, Her Prepuzio
    Yo debo decir que no vi a esa mujer decente hasta 3º de BUP, en una excursión al museo del Prado. Eso sí, yo sí que debo decir que me reí mucho y se despertaron en mí instintos carnales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Demián, creo que a nadie le importa un comino esa anécdota de 3o de B.U.P.

      Eliminar
  17. Anastasio, tío, ( me permito tutearle) no se que coño haces en blogger. Te lo digo en serio. Poca gente puede escribir como tu, con mordiente, ironía de la buena y buen sentido de la vulgaridad.
    Para mi, este es uno de tus mejores posts.Lo he disfrutado desde principio a fin.

    ResponderEliminar
  18. Respuestas
    1. No es necesario que exagere,,,Usted y yo nunca seremos amigos. A menos hasta que se afeite el bigote.

      Eliminar
  19. Me sé de uno que se ha quedado bien a gusto, ¡la leche! Me ha encantado de principio a fin, pero el final es para descojonarse.

    ResponderEliminar
  20. Ahí, en ese cuadro en concreto, se halla la clave del Código da Vinci.
    No iba desencaminado Don Prepuzio,,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía estoy intentando descifrar la la sucesión de Fibonacci.

      Eliminar
  21. No me pregunte por qué, pero leyendo este post me ha venido a la mente un nombre:

    El zafio, degenerado, proxeneta, corrupto y cutre José Luís Torrente.

    ResponderEliminar
  22. Este post forma parte de un experimento sociológico.Estoy seguro.

    ResponderEliminar
  23. Le quieroooooooo!

    Ops! Será que se pega esto de la euforia... :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deje que se pegue, libérese, redímase, Copulemos!!!!!

      Eliminar
  24. Riqueza léxica y ceguera social.

    ResponderEliminar
  25. ¿Tuvo tiempo para acabar el estucado veneciano?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente,no. La acabé en la celda, en compañía de dos traficantes de hachís.

      Eliminar
  26. La o-s-t-i-a. Primero leo maravillado el post dónde por fin veo a alguien que se atreve a relatar aquello que todo varón siempre ha querido hacer en un museo. Luego los comentarios me dejan sin palabra,,,,

    ResponderEliminar
  27. Ejemplificador el comportamiento en un museo.
    Muaks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Lo incluiré en el compendio de buenos comportamientos que estoy ultimando.

      Eliminar
  28. Un post canonizante como los de antes, un gusto si señor.

    ResponderEliminar
  29. Respuestas
    1. Ya lo veo, ya lo veo. Además, lo hace desnudo.

      Eliminar
  30. Se me he hecho realmente corta la entrada... Necesaria una segunda parte!

    ResponderEliminar
  31. Banda de ignorantes!!!!¡¡¡¡ Aquellos seguratas ignoran el sentimiento que tenemos los amantes del Romanticismo, el Manierismo el Barroco y el Rococó.

    ResponderEliminar
  32. No quero llegar a imaginarme que haría en una sesión fotográfica de Spencer Tunic, el fotógrafo que desnuda multitudes,,, ;)

    ResponderEliminar
  33. Respuestas
    1. Como me gustaría abrazarla para que sus lágrimas cesaran.

      Eliminar
  34. A mi este post me ha tocado en lo más hondo de mi vena libertino-gabacha.

    ResponderEliminar
  35. Oeoeoeoeoeoeoeoeoeeee! La alegría me invade..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se emocione amigo Kevin. Es sólo un relato de ficción...

      Eliminar
  36. Impresionante! la anécdota y la forma de narrarla... manteniendo la tensión hasta el desenlace! jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre palabras amables hacia mi perversa persona, amiga Elvira. La quiero.

      Eliminar
  37. Vaya ahora al Museo del Ferrocarril, a ver que se le ocurre,,,

    ResponderEliminar
  38. ¡Hostiaaaas! Es todo lo que tengo que decir sobre el asunto.

    ResponderEliminar
  39. La verdad es que leyendo este tipo de relatos me he convertido en un tipo mucho menos escrupuloso.

    ResponderEliminar
  40. Vaya usted a la Capilla Sixtina, allí disfrutará tal cerdo en una charca de barro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy mormón y dicha condición me impide la entrada a tan fascinante sagrario.

      Eliminar
  41. Madre mía, pero esta última entrada ya roza el horror lovecraftiano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy están ustedes inspirados.¿ Qué coño significa horror lovecarftiano?

      Eliminar
  42. INADMISIBLE!!!!
    LIBERTAD DE EXPRESIÓN!!!

    ResponderEliminar
  43. Tras su detención Thomas Crown,( léase quien escribe estas líneas ) robó el cuadro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdone amigo Rubén, pero usted tiene más pinta de robar bolsos a ancianas,,,

      Eliminar
  44. He inspirado y expirado profundamente unas cuantas veces antes de escribir esto:
    !!!!Por dios que alguien le descerraje un tiro en la cabeza a este engendro.¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sea valiente, demuestre que tiene testiculina y hágalo usted!!!!

      Eliminar
  45. Mi más profundo respeto en su su afán por modelizar el mundo de la contemplación del arte.

    ResponderEliminar
  46. he hechado unas buenas riseras leyendolo y les felicito a los ke lo aya publicado buen trabajo XDD

    ResponderEliminar
  47. Suscribo lo dicho por Bandido.
    Libertad de expresión!!! Incluso para los gilipollas!

    ResponderEliminar
  48. Es que un museo, Anastasio,
    no es lugar do masturbarse;
    si deseare ejercitarse
    tiene para ello un gimnasio,
    en dónde con monitores
    dedicarse a sus amores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre aportando versados consejos amigo Carlos.Pero es que en el gimnasio entre tanto vello y falo, no es tan apetecible,,,

      Eliminar
  49. Destornillandome de risa, menudo personaje eres!!!

    ResponderEliminar
  50. Por Doraemon!!!!
    Que post más genial!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doraemon fue un vasllo. Me insulta con su comentario.

      Eliminar
  51. Respuestas
    1. El crackazo que me propinó el agente de seguridad.

      Eliminar
  52. La primera foto me ha dejado catatónica para un buen rato, pero con la segunda he pillado un ataque de ansiedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diazepán. 2 unidades cada 6 horas. Por vía rectal.

      Eliminar
  53. Su historieta queda en un segundo plano ante el zafio lenguaje empleado. ¡Qué poca educación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo dice usted que atónito mira su enfermizo pene. Manda güevos!!!

      Eliminar
  54. Por todos los dioses negros y blancos¡¡¡. Me he quedado sin palabras para todo el año. De verdad.

    Este post está bien, bien, bien, bien, bien, bien, bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente, y si le soy sincero, no puedo decir lo mismo de los suyos,,,

      Eliminar
    2. Ahora es usted el que no sabe apreciar una obra de arte.

      Eliminar
  55. Me encanta la canción que nos canta en el vídeo de la barra lateral!!

    ResponderEliminar
  56. No deberíamos leer esto... Es retorcidamente “maquiavélico".

    ResponderEliminar
  57. mmmmm un gran abrazo, no se si la sensación que le quedo fué de vacío,,,Besos

    ResponderEliminar
  58. ¿Apreciado Don Prepuzio, lo han llamado ya a consultas desde Zarzuela?

    ResponderEliminar
  59. ¡¡Brillante, extraordinario!!

    Se está superando a sí mismo Herr Prepuzio!!¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Dani.El capullismo nos une también.

      Eliminar
  60. Respuestas
    1. A juzgar por el relieve del vello púbico, óleo,,,

      Eliminar
  61. Impresionante ordinariez arranca-risas!!!

    ResponderEliminar
  62. Sinceramente, creo que ha llegado la hora de empezar el peregrinaje con usted.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hágalo en la mayor brevedad posible! El tiempo se acaba! Y hágalo desnuda!

      Eliminar
  63. Así en general, mi súbdito Anastasio, ¿cree que ha hecho bien perdiendo sagrado tiempo de su vida en escribir sobre una causa tan baldía?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo invierto escribiendo gilipolleces Su Majestad, usted cazando elefantes.

      Eliminar
  64. Respuestas
    1. Si porque si tiene que hacerlo de cara al suelo, intuyo empresa compleja.
      Gracias amigo Pinocho.

      Eliminar
  65. Confieso que he pecado mucho, de palabra, obra y omisión...pero como usted NOOOOOOOOOOOOO!

    ResponderEliminar
  66. Perdón, ¿es aquí el club de fans de Rouco?

    ResponderEliminar
  67. Estimado blogger, visité tu blog y está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambos blogs con mas visitas.

    Espero tu Respuesta.

    Un cordial saludo

    anarosamgv@gmail.com

    ResponderEliminar
  68. ¡Está hecho un crack! ¡Me he partido de risa con el enlace del museo, que bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y usted está hecha de bombón, que buena está!

      Eliminar
  69. Estimado señor Prepuzio:
    mediante la presente le hago saber que el bufete que asesora a la Excelentísima Casa de Alba procede a iniciar los trámites pertinentes para demandarle por daños en el lienzo de su propiedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la justicia es tan lenta como la Duquesa calculando logaritmos, ya estaré muerto cuando reciba la demanda.

      Eliminar
  70. Muy bueno pero queremos más!!!! que siempre pasa lo mismo, nos metes el vicio de gratis y luego ala a buscarse la vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me retribuye ese excedente, sus deseos serán órdenes, amigo Iñaqui.

      Eliminar
  71. JAJAJAJAJAJAJAJA pero que loco está usted!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos de lo que usted se cree. Recuerdo para los camaradas de Bierzo.

      Eliminar
  72. Deberían tener en los museos seguratas con más sensibilidad artística.
    Tú no estabas haciendo nada malo, sólo rendirte ante una maravillosa obra de arte, pintada con tanto realismo que te logró una erección. Y claro, las erecciones es mejor aplacarlas.
    ¿Por qué una erección no ha de ser tan buena manifestación ante la sensibilidad y la admiración por el arte como pudieran serlo una sonrisa, o unas lágrimas o una crítica académica?
    Yo te apoyo, Anastasio, tú sólo manifestaste tu sentir. ¿Me mandas una foto tuya a ver qué siento yo? jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo Belkis. Cuanta razón.

      Eliminar
    2. Gracias, Dark....al fin alguien que me entiende! jajajaja

      Eliminar
    3. Le mandaré unas fotos mías, huérfano de prendas, a ver que le parece. ¿ Le interesa amiga Belkis?

      Eliminar
    4. Por supuesto que me interesa! Además, yo haré lo mismo que usted (vuelvo a ustearle ya que usted ha dejado de tutearme), delante de esas fotos, pero en privado...sin riesgo a ser detenida por lasciva ;)

      Eliminar
  73. Jajajajajajaja
    Usted es mucho capullo!

    ResponderEliminar
  74. No puedo parar de reír! jajajajaja que pasadaaaaaaaaaaaaaaaaa, es usted un degenraoooooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se equivoque amiga Marta.
      Son relatos que degeneran hasta al absurdo.

      Eliminar
  75. Incomprensiblemente.

    ¿No buscaba el artista emocionar? ¿remover con su pincel algo profundo en el alma? ¿Es acaso mejor la pose de "qué-bello-esto-¿no?" del cultureta de turno que mira el cuadro con dos dedos en la barbilla y gesto lánguido?

    Incomprensiblemente, estimado Sr. Prepuzio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le agradezco su apoyo amigo Chuan-Che.
      Comparto con usted que lo que buscaba el artista era emocionar. Y yo lo hice.

      Eliminar
  76. Bueno, esto es fabuloso, eh. Estoy bastante impresionado. Ojalá se me hubiera ocurrido a mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabe.
      Mañana compre una entradita para un Museo, y a darle a la zambomba.

      Eliminar
  77. Por fin he encontrado un rato para leerle con calma. Me ha dejado realmente impresionada.Ahora tengo que irme pero regresaré a las tantas de la madrugada para leer los episodios anteriores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le garantizo que tendrá horrísonas y aterradoras pesadillas.

      Eliminar
  78. Es un poco angustiante ver cómo contempla esa bella obra de arte, manteniendo íntegra su dignidad en todo momento. Jajajajaja

    ResponderEliminar
  79. Respuestas
    1. Murió según las sacrosantas escrituras hace 2012 años.

      Eliminar
  80. como mola niño malo haver si tiene suerte y logra atracar a una tienda de chuches jajajaja lo entiendo prueve otr vez y si no yo le ayudare ok salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le llamará para atracar la tienda de nuestro vecino Moha amigo Diego.

      Eliminar
  81. Esta manifestación postal es eterna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y perpetua, imperecedera, inmortal, viciosa, pervertida, degenerada, libertina y licenciosa.

      Eliminar
  82. jajajajjaja, buenísimo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  83. Se ve que la soledad empieza a hacerle mella, ánimo¡¡¡¡, y no caiga en la tentación de fornicar con un pez¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un pez, no creo, pero no descarto hacerlo con un velociraptor.

      Eliminar
  84. Un espeluznante relato que, no obstante, demuestra su genio táctico.

    ResponderEliminar
  85. Jajajajajajajajajaja
    Mira que eres capullo!!!
    Grande!

    ResponderEliminar
  86. Por Dios!!!
    Enorme este blog. He hallado el Santo Grial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coño!!! ¿Es usted templario o mosquetero de Luís XIV?

      Eliminar
  87. Está usted para que lo encierren en Alcatraz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor que lo hagan en la cárcel de mujeres de Ventas.

      Eliminar
  88. jajaja...no puedo escribir nada interesante...me muero de risa....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda no ha aportado nada interesante. Sin embargo le agradezco el comentario.

      Eliminar
  89. Jajajajajajaja, joder! Necesitaba un bálsamo como éste! Saludos! <3

    ResponderEliminar
  90. usted se pasa... jajaja

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...