miércoles, 27 de febrero de 2013

LA ERECCIÓN MATINAL

Esta mañana me desperté sobresaltado, amedrantado, estúpidamente turbado. No es que hubiese sorprendido a un  sicario kosovar intentando robar impunemente mi colección de discos de Falete, ni  porque me hubiera despertado el jodido camión del tapicero.  El caso es que me he tenido un despertar impetuoso, incómodo y molesto, con una enorme erección, testaruda e implacable, tal tienda de campaña, rivalizando fervientemente con la Torre Eiffel, que una vez más, me ha obligado a orinar como una pulcra damisela. Al no tener nada con que aliviarme, opté por relajarme con un método algo rústico pero tremendamente eficaz: una ducha fría y pensar en el caduco Benedicto XVI vendimiando. 
La erección matutina, según los expertos,  se describe como la expiración de una serie de hercúleas erecciones nocturnas. En promedio, un hombre sano, puede tener entre tres y cinco erecciones en una noche de sueño, durando cada una de éstas entre 20-30 minutos. Yo tengo 150 erecciones, por lo que debo estar hecho un toro.
Es un mito común creer que el endurecimiento matutino del pene es causado por evitar orinarse en la cama. Por experiencia, puedo afirmar que esta hipótesis es un solemne embuste. Lamentablemente yo, con canas en el vello testicular, todavía me orino en la cama y me levanto empalmado como un mamut en celo. 
A pesar de que la causa exacta de la erección matutina es desconocida, se sabe que se encuentra estrechamente relacionada con el sueño REM, ( no confundir con el decrépito grupo musical), período del dormir acompañado de intensos e interesantes cambios: movimientos rápidos y astutos de los globos oculares, aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, vivencias orgásmicas y erecciones que tienen características especiales en calidad y en frecuencia de aparición de acuerdo con la edad y la salud del individuo.
Muchas son las teorías sobre este apasionante fenómeno, y algunas rozan la fantasía sideral; que si es porque uno se ha pasado la noche teniendo sueños eróticos, que si es porque se sufre algún desorden psicosexual, o por una accidental sobredosis de Viagra.
Recientes investigaciones de la erección matinal no han encontrado diferencia alguna entre las erecciones matutinas de hombres adultos con las de los hombres jóvenes.
Otras investigaciones, aún más novedosas, han mostrado un declive gradual en la presencia de erecciones matutinas. Algunas muestran un decaimiento en cuanto a la rigidez y el tiempo de la erección, pero no en la frecuencia de erecciones.
Una de las razones por las cuales el tema de la erección matutina ha atraído a los investigadores es por la relación de ésta con la disfunción eréctil, siendo entonces una herramienta que podría guiar a distinguir la causa física de la disfunción eréctil. En cualquier caso, no se han hallado todavía los motivos de este fenómeno varonil.
Aturdido al no encontrar explicación a dicha carnosa rigidez,  decido preguntárselo a mi pene:
- Buenos días, pequeño bastardo!- susurro mirando fijamente mi pubis mientras me levanto de la cama estirando los brazos.
- Ya era hora, mamarracho!. ¡Vamos, espabila, tienes que ir a trabajar!- me grita visiblemente enojado mi pene. Pese a sus liliputienses dimensiones, su voz es recia y varonil. 
- ¡No me lo recuerdes, cabronazo!-le contesto en un tono un tanto desesperado.
- ¡Venga, levanta miserable mamón!- exclama mi falo tieso como una estaca.
- ¡Cállate!- le grito tirándole la almohada. No puedo evitar vociferar, incorporarme y darle una brutal colleja, haciendo saltar las costras que colonizan el glande.
¿Por qué me puteas cada mañana, miserable trozo de carne?- le pregunto  contrariado.
Él esboza un leve sonrisa y me contesta: -Lo tienes merecido, maldito perturbado. Por hacerme vomitar tres veces al día con las jodidas duricias de la palma de tu mano izquierda!!!-. 
-¡Ja Ja! ¡Te has sonrojado!- añade burlescamente mirándome a la cara.
- Que te calles!!!-  exclamo mirando hacia otro lado, notando cierto ardor en mis mejillas.
- Por no hablar de los cachetes que me das varias veces cuando meas. O cuando me encierras en ese amasijo de tela fermentada, tal nido de golondrina, que me ocasiona cefaleas constantes. Y aquella gonorrea que me regalaste en aquel antro de lujuria y anonimato -  reprocha el jodido apéndice fálico .
- Cállate!!.  No quiero escucharte!!. Te voy a cortar la cabeza!!!-  advierto a mi glande.
- Y te seguiré puteando. Cuando te pongas unos pantalones de lycra, cuando vayas al urólogo o en la ducha del gimnasio. Me tendrás ahí, formando un perfecto ángulo de 20º en dirección al cielo- añade en tono burlesco.
Intento, en vano, pensar en pus amarilla saliendo del ojo de un perro muerto, sintiéndola, saboreándola, oliéndola, a fin de mitigar la tensión de mi pértiga.
- ¿Qué machote, no hay pensamiento que me deshinche, eh gilipollas?- exclama mi miembro intentando desconcertarme.
El sudor se apodera de mi seboso cuerpo. 
Penetro mi recto con un cactus apaisado, tratando de aminorar mi pavor frente a la humillación eterna que se avecina. Me doy cuenta que la erección se vuelve blanda, flácida, mezquina.
Miro con sorpresa cómo mi pene se va miniaturizando y le entra un estado de pánico escénico máximo. Sin duda aquello no le gusta. Procedo a realizar movimientos circulares con la jodida planta espinosa, comprobando como la voz de mi falo se va apagando, a medida que su piel adquiere una tonalidad amarillenta.
- ¿Y ahora qué, uniojo, no dices nada?- pregunto con cinismo, esbozando una sonrisa vencedora.
Mi pene ya laxo, débil y colgante, apenas puede articular palabra. He conseguido dominar a esa gran enemiga, a esa traidora, la erección matutina.
Procedo a realizar otro de los grandes enigmas: la deposición fecal matinal. Cago sangre.
Mañana tendré que hablar con mi esfínter.



151 comentarios :

  1. Confirmado.
    Es usted un auténtico gilipollas.

    ResponderEliminar
  2. Como cantaban los de La Trinca:La trempera matinera,
    la trempera matinera,
    la trempera matinera
    no és trempera verdadera.

    La trempera matinera,
    la trempera matinera,
    la trempera matinera,
    no és trempera verdadera,
    que és trempera de pixera. ".

    Muy buen artículo. Surrealista como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Con la próstata grande y el pene erecto, es muy difícil orinar por las mañanas, es recomendable hacer flexiones de piernas hasta que se quede flácido, o bien andar sobre el suelo frío.

    ResponderEliminar
  4. Entiendo pues, por el interesante diálogo que ha mantenido con su pene, que éste, tiene vida propia, y el muy cabrón libra una vendetta contra nosotros por mantenerlo en régimen de esclavitud, no?

    ResponderEliminar
  5. Mañana probaré el método cactus apaisado. Por la mañana no hay quien mee.
    Le cuento.

    ResponderEliminar
  6. Se le va la flapa ;)
    Sublime, para variar.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Amigo Prepuzio... Su estudio, correcto y riguroso cual documental de la dos, me ha permitido reflexionar sobre ese gran misterio cotidiano... pero creo no puede obviarse el placer de constatar que, por mucho que uno madrugue, siempre hay alguien que se levantó antes.

    Por otro lado, aparte de gratificante, me resulta vagamente enternecedor encontrarme cada mañana con que un viejo amigo aún está por ahí, haciéndonos compañía.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me agrada, amigo Chuan Che Tzú,,,
      Lo jodido del asunto es cuando el falo no hace caso,,,

      Eliminar
    2. Amigo Prepuzio, como dice el dicho, se trata de disfrutar lo que dure dura...

      Eliminar
  8. Pirámide en el pijama,
    una costilla sin hueso,
    un punto de mira tieso,
    una colina en la cama .

    ResponderEliminar
  9. Este postio tiene un so sé qué, que me acojona...Y no lo digo por la genial discusión con el pene...Es esa última foto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, más bien al contrario. Se lo juro por Snoopy.

      Eliminar
  10. La sola idea de pensar en Benedicto XVI vendimiando, me inquieta, hoiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intente pensar en ella cuando tenga una erección,,,

      Eliminar
    2. Lo intento,,,,,,,Pero no puedorrrrrr,,,,,

      Eliminar
  11. Que bueno eres macho!
    Con tu permiso, me quedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido es a tan absurdo blog, amigo Jesús,,,

      Eliminar
  12. Si follara cada día
    a las seis de la mañana
    la temprera se le iría.

    Pero me folla ud. poco
    por no decirle que nada,
    ¡¡ folle ud. cada mañana,
    se le quitará el antojo ¡¡

    Y acabando el estribillo
    de tremperas matineras :
    ¡¡¡ deje ud de ser un pillo ¡¡¡



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón, amigo Miquel,,,
      Fornico menos que los Roper,,,
      ¿ No tendrá usted alguna hermana ?

      Eliminar
  13. Joder, aquí todos son poetas...
    Quiero, más bien EXIJO que demuestre lo de sus
    150 erecciones por la noche.

    ResponderEliminar
  14. ¿Necesita compañía por la mañanas?

    ResponderEliminar
  15. Lo de las 150 erecciones y lo de orinarse en la cama, me ha matado.
    Saludos erectos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Ajá! ¡Lo sabía!

    Zurdo y usuario habitual de pantalones de lycra... ¡es usted un enviado de Belcebú!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por el amor de Zeus!
      Me ha descubierto usted,,,

      Eliminar
    2. Pues no ves que tranca tiene el enviado de Becebú, jajajaja

      Eliminar
    3. Rabo y pezuñas de cabrón, supongo.

      Eliminar
  17. Tasio, me encanta la última foto! :P

    ResponderEliminar
  18. Don Prepuzio, yo intento hablar con él, ya sabe, con nuestro preciado tesoro, y nada, no contesta.
    Ayúdeme!

    ResponderEliminar
  19. Al menos nadie te molesta. Cuando vivía con mi familia, se levantaban todos antes que yo y jugaban a lanzar la herradura.
    No digo más.

    ResponderEliminar
  20. Maestro, paroxetina, para la ansiedad...
    Le aseguro que con esas pastillitas, no se levanta ni estando la Jolie delante de usted en pelotas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hace falta drogarse, amigo Tomy, una hercúlea patada en los testículos tiene el mismo efecto,,,

      Eliminar
  21. Que viva el empalme, Juas Juas

    ResponderEliminar
  22. ESOS GAYUMBOS SON ABANDERADO¿¿

    ResponderEliminar
  23. Buenas carcajadas me arrancó de nuevo.
    Por cierto, me gusta más este look del blog.
    Kisses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ Quiere que pegue a Justin ?
      Por usted mato a un cachalote a chancletazos,,,

      Eliminar
    2. Jejejeje que romántico es usted.

      Eliminar
  24. Maestro, hoy consiguió emocionarme.

    ResponderEliminar
  25. Intuyo que ese diálogo, será en breve retransmitido en el anuncio de 'Conversaciones sobre el Futuro' de Banco Sabadell

    ResponderEliminar
  26. Y dónde ha dicho que se contagió de gonorrea?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una casa de lenocinio, o lo que viene siendo lo mismo, un puticlub de carretera,,,

      Eliminar
  27. La verdad que es una lástima desperdiciar una erección por prosaicas necesidades urinarias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón,,,Especialmente si uno se levanta acompañado, que no es mi caso,,,

      Eliminar
  28. Hoy no comento.
    Quiero que pegue a Justin.

    ResponderEliminar
  29. Usted está para que le encierren en Alcatraz.

    ResponderEliminar
  30. Todo hombre ha tenido ese dialogo con su miembro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto,,,Y el muy jodido siempre acaba escupiendo,,,

      Eliminar
  31. ¿ La cama y el colchón de IKEA, eh?

    ResponderEliminar
  32. Respuestas
    1. Muchas gracias, pese a que ambos sabemos que no es cierto,,,

      Eliminar
  33. Nada tiene que ver con su absurdo post, pero ¿ Se ha fijado en que tiene acojonado a Justin Bieber ?

    ResponderEliminar
  34. Lástima no estar de madrugada... Jijijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si usted lo desea amiga Mon noM, pude acompañarme una noche para contrastarlo en primera persona,,,

      Eliminar
  35. Chapó, maese Prepuzio.
    He leído hasta el final sin ningún esfuerzo, que lo sepa, y me he quedado con ganas de más.
    Es usted de los grandes, capullo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Su astuta manera de dominar la erección matutina, me dejó el culo compungido.
    Palabra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Póngalo en práctica, y verá como le deja el recto,,,

      Eliminar
  37. Oh mon dieu!
    y releo lo del diálogo con el pene y vuelvo a descojonarme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Penetre su culo con el cactus, y nos comenta,,,

      Eliminar
  38. Me he reído tela, gracias por estos momentos, y enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar
  39. Verdad como un templo lo e tener que mear como una mujer por la mañana.

    ResponderEliminar
  40. Oh gracias, don Anastasio, por la idea.
    Creo que voy a hablar con mi...bueno, "con mi sonrisa vertical", ya me entiendes.
    No se me había ocurrido nunca hablar con ella y ponerle las cartas sobre la mesa:
    "Que no, jodida rajita, que no es fácil...que tú puedes estar todo el puto día babeando pero que que no hay tíos que te plazcan....el que no es gay, está casado, o vive en la Cuchimbamba....así es que te aguantas. Que sí, que tú eres muy mona, pero te ha tocado vivir a este cuerpo que es el mío.....".
    Anastasio, no resulta...¿qué me recomienda? es que la idea del cactus por el ano, pues no sé....más que nada porque luego hay que sacar las púas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga belkis,
      Le recomiendo el apéndice carnoso del grotesco propietario de este blog,,,

      Eliminar
  41. Que abdominales tiene usted, por Diox!!

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...