miércoles, 25 de abril de 2012

MIS NUEVOS ZAPATOS

Eran las 11.00 h. de la mañana. Sentado en un roñoso sofá que antaño había sido blanco, divisé a través de la ventana como las nubes se tornaban de color plomizo; casi negro. A lo lejos, el centelleo de un aguacero, con enérgico aparato eléctrico iba tomando cuerpo. El estruendo de un trueno acalló cualquier duda. Me estaba corroyendo la pereza y la inacción. Desde mi reciente inactividad, al embargarme el Ayuntamiento mi puesto ambulante de globos y confetis, mi actividad diaria se limitaba a lecturas acerca de demencias esquizoides y al cálculo de complejos logaritmos. Estaba hastiado. Ladeando mi macrocefálica cabeza observé durante unos instantes el teléfono que reposaba en la encarroñada mesita del salón que astutamente había usurpado de un mercadillo. Con voz hierática llamé a la policía. Empecé a respirar honda y sosegadamente, y tras segundos de silencio meditativo, confesé un crimen que no había cometido. Tras colgar, comencé a reír en silencio de forma espantosa. El teléfono empezó a timbrar. Un escalofrío recorrió mi deformado y mantecoso cuerpo al tiempo que se me erizaba el vello púbico. A la policía no le agradaba aquel tipo de bromas. -“Hola buenos días. Mi nombre es Jennifer Villegas. Le llamo de yazteld. ¿Es usted el titular de la línea?"-. -"¡Me cago en la puta!" - susurré elegantemente en voz baja. Aquella desgraciada me había dado un susto de muerte. -“ No. Soy un ladrón, y ahora mismo estoy muy ocupado”- contesté enojado mientras colgaba con ensañamiento el teléfono. Me acordé entonces de las chanzas y fechorías que perpetrábamos de pequeños con mi buen amigo Evaristo. Recordé como cabreábamos al heladero de nuestro barrio hablándole en un lenguaje inventado y que sólo nosotros conocíamos. Decidí romper con la monotonía y poner en práctica aquella técnica que tanto nos había divertido. Tremendamente desaseado, me enfundé mi viejo chándal de lona gris y unas deportivas, y me dirigí a una afamada tienda de moda masculina. Quería explayarme. Necesitaba distraerme. Precisaba desahogarme. Entré en el establecimiento a cuatro patas, manteniendo el cuerpo ligeramente oblicuo, tal primate merodeando por la jungla. Aquel comercio rezumaba elegancia y distinción por sus cuatro paredes. Decorada en tonos ocres y amoblada con exquisitas butacas en terciopelo rojo, el establecimiento  ofrecía trajes y calzado de primeras marcas a precios onerosos e inasequibles. Con la mejor de las sonrisas e insólita amabilidad tras verme caminar como un vulgar macaco, una dependienta de labios siliconados se acercó a mí:
-“Buenos días, caballero. ¿ En qué puedo ayudarle?”. 
-“ grhhh muksa pinkora mui” - contesté en un gruñido salvaje, casi en decibelios imposibles.
-“ ¿Perdón?. No le entiendo...¿Cómo dice?”- rogó atónita la bella dependienta.
-“grhhh muksa pinkora mui, ¡¡sucia cenutria!!”- repliqué en un evidente signo de contrariedad. Frunciendo el ceño, la empleada me miró aturdida. El desconcierto la hacía parecer aún más seductora. Pude descubrir en su mirada un sentimiento mixto de cólera y compasión.
-“grhhh muksa pinkora mui, ¡payasa!”- repetí en una simulada indignación por no entenderme. La vendedora, estoicamente paciente, negaba vacilante con la cabeza mientras escrutaba mi miserable aspecto. 
-" grhhh gupy tus tus, birmyé, ¡coño!"- bramé  imitando el lazado de unos zapatos.
-"Ahh!!!...Usted quiere unos zapatos.."- dedujo rápidamente. De su rostro se había borrado por completo la risueña sonrisa. -"Si quiere acompañarme..."- me sugirió con desazón. 
Seguí a gatas a la cenceña muchacha sin poder reprimir una carcajada. Los empleados y clientes me miraron atónitos de arriba a abajo, chismorreando entre ellos. 
Con un eructal berrido indescifrable, le señalé el calzado de ante claro que quería probarme. Entré en un elegante probador estucado en madera. Sus focos desprendían un calor infernal. Me enfundé los zapatos de ante egipcio y empecé a ejercitarme con tres series de 75 abdominales, con un triple objetivo: sudar, sudar y sudar. Después de la primera serie, mi psoriásica frente se perló de sudor. Tras la segunda, mis sucias manos gotearon como el rocío en la noche. Al finalizar la tercera, mis velludos pies transpiraron de tal manera que el calzado había quedado totalmente impregnado de mis hediondas secreciones sudoríparas. Devolví los zapatos ya teñidos. Con un salvaje gruñido de jabalí malherido, indiqué a la señorita que aquel botín no era de mi talla. Visiblemente encrespada, me hizo entrega de otro zueco de talla superior. Repetí la operación. Pero esta vez con flexiones. El calor de aquel vestuario era opresivo. Tras la conclusión del ejercicio, friccioné burdamente los zapatos contra mis axilas tal toalla después de una relajante ducha. 
-"No, no. Mrcham gtus gtus puis"- advertí a la empleada.
La mujer me observó con ojos inyectados en sangre, en una mirada colmada de odio. Me ofreció otro calzado talla 44. Quedaba mi último ejercicio de aquella improvisada tabla de gimnasia: 100 repeticiones del célebre giro de David Bisbal. Atrozmente aturdido al finalizar mi actuación por la complejidad de aquellas piruetas, y totalmente empapado de pestífera sudación, froté con violencia los zapatos de piel albina contra mi zona escrotal. Salí del probador con fingida actitud de cabreo. Lancé con desprecio el calzado contra el mostrador. Pero entonces los vi. No tenía intención alguna de adquirir unos zapatos nuevos, pero aquel par de zuecos me fascinaron. Cazado italiano,  finos, de cuero genuino. Sin dudarlo un instante los compré indicándole a la dependienta que sólo necesitaba el zapato del pie derecho.



270 comentarios :

  1. Jartón de reír!!! Por Dios qué bueno!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted tiene pinta de gritar UUUUUUUUUUUUH al reírse.

      Eliminar
  2. Pues le quedan la mar de bien los zapatos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tio eres muy ingenioso XD yo, ni con muuuucho tiempo libre llegaría a plantearme historias tan buenas xD.
    Me da a mi que mi cabeza no da pa tanto... me postro ante sus pies monsieur ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quiere postrarse ante mis pies, usted mismo, pero ni se le ocurra levantar la cabeza amigo Jaime.

      Eliminar
  4. JAJAJAJAJAJAJAJAJA
    ¿y usa calcetines??

    ResponderEliminar
  5. Oiga!!!!, pues ese zapato tiene un "nosequé" que me gusta mucho... :)
    Muaks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo dejo cuando quiera amiga Edurne. Es muy agradable al tacto.

      Eliminar
    2. jajajajajaja. Se lo agradezco, pero creo que declinaré su invitación. Tiene pinta de morder.
      Besos.

      Eliminar
  6. puaaaaaaj XD jajajajaaa menos mal que alguien me hace reír¡¡ muy bueno :P

    ResponderEliminar
  7. Increíble. ¿ podría volver a la tienda y adquirir el zapato izquierdo?. Es que yo soy zurdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mientra bribón, que disparó su pistola con la zurda.

      Eliminar
  8. Je...que pasada, como siempre sacandome las mejores sonrisas.
    Besos Don prepuzio.

    ResponderEliminar
  9. PUAHHHHH macho, que wueno eres!!!!
    Buenísima la entrada!!!!

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado lo de la llamada a la policía! jajaja Que grande! Un placer leerle, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer que pase por estos lares querida vecina.

      Eliminar
  11. ¿Por qué no cambia el nombre del blog por "crónicas de un obseso del pene"??
    Creo, que le haría más justicia...
    De hecho, a mi me parece muy obseso y poco capullo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien que declara públicamente que su interés principal es el pene, merece por adelantado, todos mis respetos. Si ese alguien hace que me pegue unas risas increíbles con su blog...¡se ha ganado la pesadilla! Es decir: yo. Visitaré el blog siempre que me deje.

      Eliminar
    2. Ambos tienen razón.
      Amigo alopécico, me quedo con su propuesta.

      Eliminar
  12. jajaja! seeeh! zapatos pénicos es la corriente filosófica del futuro, la ideología por antonomasia, la religión suprema y absoluta!!!

    Me apunto a la secta!

    ¿hace descuento si traigo a un amigo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ De qué coño está hablando? ¿ Qué se ha fumado usted?

      Eliminar
  13. Tío como mola tu blog, me descojono cada vez que me da por echarle un vistazo xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no entre más si quiere conservar su glándula testicular.

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por qué ha suprimido el comentario, eh, eh, eh ?

      Eliminar
  15. Madre mía, qué fiel reflejo de esta sociedad. La expresión de la nariz-glande saliendo intentando salir de la madriguera lo dice todo. Muy bueno.
    Por cierto, ¿ Las tienen de color beige?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante su interpretación de mi post amigo Juan José.

      Eliminar
    2. y releo el post y vuelvo a descojonarme...

      Eliminar
  16. Esto es humor y lo demás son tonterías!
    Sombrerazo Her Prepuzio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diga que sí amigo Txomin, que usted es de Bilbao!

      Eliminar
  17. Y ahora como lo hace?¿
    Va al podólogo o al urólogo?¿
    Besikos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lacerante realidad, amiga Ayda, es que voy al psiquiatra.

      Eliminar
  18. ¡Bravo! Así se forja un héroe, Sir Prepuzio: olvidando todo escrúpulo, cabreando a la dependienta y enfundándose la chancleta en el pene.
    Soberbio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo me he sentido héroe dejando paso a las ambulancias, amigo Mr. Triky.

      Eliminar
    2. Ese fascinante sentimiento también lo tengo yo.

      Eliminar
  19. Pues, alé, a hacer el camino de Santiago con zapatos nuevos.

    ResponderEliminar
  20. joéeeer que peludo tiene el pie!

    ResponderEliminar
  21. JAJAJAJAJAJA
    JAJAJAJAJAJA
    JAJAJAJJAJAJA

    DIOS!!! ME HAS HECHO REIR EN VOZ ALTA!!!

    ResponderEliminar
  22. Que gran compa!!!!
    Molts ànims i millora't!!!
    Cesc.

    ResponderEliminar
  23. Me han hecho enarcar la ceja de sorpresa, al ver el sorprendente final,,,

    ResponderEliminar
  24. ¡Enhorabuena! Es genial. Con lo que quiero decir que es genial absolutamente, absolutamente genial.

    ResponderEliminar
  25. Ese pie quedaría mucho más bello y apetecible si estuviese descalzo.
    Sr. Prepuzio, usted y yo tenemos algo en común: los dos nos interesamos por el pene!
    Y ahora estoy haciendo cálculos: si usted pidió el zapato derecho, debe eso querer decir que usted carga hacia la izquierda?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si estás interesada en el pene, yo puedo ofrecerte uno, si me permites la licencia ;).

      Eliminar
    2. Siempre cargo con la izquierda amiga Belkis. Pero me gusta embestir frontalmente.

      Eliminar
  26. que pasote, pasoteeeeeeeeeeeeeeeeee.

    Teneis direccion de susbcricion???

    ya..pero ya!!!

    saludosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si le soy sincero, tenía previsto ponerlo en este blog, pero no tengo ni puta idea de como hacerlo.
      Se aceptan consejos.

      Eliminar
  27. Anónimo anterior: si la consigues,pásamela! Que me paso media vida vigilando este blog, a falta de poder vigilar (de arriba a abajo) a su propietario jejeje.
    Pero creo que ayudaría crearte un perfil blogger y hacer seguimiento de los comentarios: algo ayuda!

    ResponderEliminar
  28. Estupendo! Genial! Qué bigotes tiene usted!! Soberbios!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ignoro a lo que se refiere amigo Javi. Mi único bigote se halla en mi entrepierna.

      Eliminar
  29. fendita zozofra! espiasmos cusculares, caspita, y chiribitas! Como me he quedado al leer su post,,, jajajaja
    fueno... ai, me meo

    ResponderEliminar
  30. Muy cruda su entrada. ¿Esto podría pasar por spam?

    ResponderEliminar
  31. Jajaja bugurutal. Sí señor. Sí mi Lord!

    ResponderEliminar
  32. AY, qué bueno, truhán!!!
    Ahora a ver si tienes güevos de pedir dónde está una calle a un guardia urbano, jajajaja

    ResponderEliminar
  33. jajajajajaja
    Estos nuevos zapatos son ideales para hacer el célebre paso de Chiquito.

    ResponderEliminar
  34. Que idea más buena me ha dado para cuando me llamen los de Jazztel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébelo, verá como alegra el día a la teleoperadora.

      Eliminar
  35. Ahora sólo le queda aprender alemán y prostituirse.
    He dicho.

    ResponderEliminar
  36. Estas son las botas que utiliza Pepe del R. Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo amigo de ojos polihexagonales que Pepe utiliza zapatos empleados por los operarios de la industria siderometalúrgica.

      Eliminar
  37. Excelente post mis mas cordiales felicitaciones, me ha gustado mucho su blog, un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  38. La leche, Her Prepuzio, hoy se ha superado de todas, todas.
    Quiero unos zapatos iguales.

    ResponderEliminar
  39. Es reconfortante saber que no soy el único sociópata al que se le va la pinza, aunque yo apenas hace un mes que empecé con mi absurdo blog a dar muestras de que algo no va bien en mi escasa materia gris.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sumamente interesante su blog amigo Fistular,,,,

      Eliminar
  40. Jajajajaja, he tenido que mirar dos veces, "menudo pie más peludo" me decía, será la falta de costumbre.

    Anastasio, es la primera vez que leo que en una tienda de zapatos hay probadores pero visto lo que hace en ellos creo que son totalmente desaconsejables. Espero que no comparta usted tienda de ropa con nadie que conozca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Falta de costumbre?. Con eso yo la puedo ayudar bellísima Aina.

      Eliminar
  41. Respuestas
    1. Cojonudo es que se pase usted por aquí y comente.

      Eliminar
  42. Grandioso blog, de lo mejor que he leído últimamante. Con ese excelente toque escatológico en situaciones cotidianas y un más que evidente sentido del humor.
    Te sigo sin dudarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me halaga Sir Alfred. ¿ Ha obtenido recientemente la nacionalidad kosovar? Lo digo por su apellido. No lo recordaba así.

      Eliminar
  43. Innumerables son la cantidad de parafilias que usted padece,,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un día dedicaré un post a tan fascinante mundo.

      Eliminar
  44. Cásese conmigo, de rodillas de lo pido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casémonos en Las vegas, pero tendremos que vivir en Villanueva Del Trabuco.

      Eliminar
  45. Fe de erratas:
    Las zapaterías no tienen probadores,,,,¿ O si?

    ResponderEliminar
  46. Es usted un genio.
    Y a juzgar por lo infeliz que parece, empiezo a sospechar que tan capullo no es. No conozco a ningún capullo que reconozca que es capullo. Besitos de los grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que comentario tan dulce,,,,No al maltrato de unicornios!!!!
      Un beso.

      Eliminar
  47. Querido Anastasio, muy inspirado su post de hoy.
    Es usted grande (y no lo digo por el tamaño del pene).

    Saludos,

    ResponderEliminar
  48. Pero,,,,,PERO QUE VEN MIS OJOS¡¡¡¡
    Es usted pelirojo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es sólo tinte amigo Monsieur Acné, para desconcertar a mis adversarios.

      Eliminar
  49. Este post tiene un capote que me torea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora que lo dice, sí que le veo los cuernos,,,

      Eliminar
  50. Pedazo de texto chaval! Que potencia¡¡¡.

    ResponderEliminar
  51. Excelsa caricaturización del ser gilipollas.
    Ovación y besos.

    ResponderEliminar
  52. El texto es una genialidad, y quien no quiera ver el arte en sus líneas debería morir a picotazos por una bandada de cuervos.
    Y despues vendidos los huesos para la fabricación de maracas.

    ResponderEliminar
  53. Genial pero incomentable, claro, como toda la saga de sus posts. Pero es que ahí, precisamente en eso, reside todo su atractivo.

    ResponderEliminar
  54. Ermm... deja las drogas o empieza a tomarlas, según sea tu caso. Y por si tomas, pásame de eso. Surrealista y divertido.Mola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero ser
      la cara oculta y fría del placer
      ni alguien que controle a los demás
      sonrío a sus manías y al final
      me salgo con la mía
      y MOLA MAZO!!!

      Eliminar
  55. massssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss
    No me haga lo de siempre, que su bloj está plagado de priemras partes y yo mengancho a la historia y ahí me quedo con dos palmos de narices, esperando y esperando y esperando y esperando.......hasta el ocho tumbado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues siga esperando amigo Javier, absurda sería una 2ª parte de tan grotesco relato.

      Eliminar
  56. Ostras!!! No sé si me gustan más sus entradas o las respuestas a los comentarios, jajajajaja
    Un petonet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que mal gusto tiene pues amiga Anna.
      Petonets.

      Eliminar
    2. Einstein dijo una vez:
      "La calidad de un blog se mide por sus comentarios". Gracias.

      Eliminar
  57. ¡CONFIRMADO!
    Es usted un auténtico capullo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón Su Majestad, igualito que su nieto mayor.

      Eliminar
  58. ¿Por qué ama usté a mauritania??????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy preparado todavía para contestar su pregunta amigo Lolo.

      Eliminar
  59. Es usted más poético que un atardecer en la albufera ....

    ResponderEliminar
  60. ex-tra-or-di-na-urinario.
    A sus pies.

    ResponderEliminar
  61. Me encanta cuando se relatan cosas que deberían ser desagradables de forma tan bella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que la belleza está en las pequeñas cosas, como el clítoris.

      Eliminar
  62. Enorme relato! Su grandeza reside, entre otras cosas, en el giro argumental del final.
    Siempre tendrá un plato de lentejas en mi casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que sepa que puedo comerme una sopa de letras y cagar un argumento mejor que ese.

      Eliminar
  63. Enorme, enorme, me ha encantado. Y sobre todo, barato.

    ResponderEliminar
  64. A Kafka le encantaría. Y a Monterroso. Y a mí (salvando las distancias) me ha chiflado. Enhorabuena, es un relato estupendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpe mi ignorancia, pero,,,¿Quién coño es Monterroso?

      Eliminar
  65. Le amo y le odio a partes desiguales...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espere que entienda su comentario y luego le respondo.

      Eliminar
  66. Respuestas
    1. Si a John Lennon lo mato un fan,,, ¿Dónde estan los Fan de Justin Bieber?

      Eliminar
  67. Anodadada me hallo,,,,
    Estoy fascinada con sus desventuras por este mundo, y no para mofarme como usted piensa, no, no; le veo más bien como un héroe, superviviente a cualquier contratiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que su nuevo marido no le satisface lo suficiente amiga Chary,,,¿ Me equivoco?

      Eliminar
  68. jajajajaja ;) Lo que me puedo reír con sus posts...

    SANDALIAS DE PLAYA?! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya llega el veranito amigo Curro.
      Por cierto, ¿su trabuco hacer honor a su nombre?

      Eliminar
  69. Necesitará doble plantilla de peusec,,,

    ResponderEliminar
  70. Coño!!!¡¡¡
    Qué mejillón tiene en la uña del dedo gordo del pie!!!¡¡¡
    P.D: Publique con más frecuencia, la audiencia quiere más, y más, y más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un mejillón amigo Dany. Es un sifilítico prepucio.
      Mis obligaciones laborales me impiden publicar con más frecuencia.

      Eliminar
  71. Creo que me estoy enamorando perdidamente de usted.

    ResponderEliminar
  72. Sin palabras,,,
    Without words,,,
    Ohne Wörter,,,
    Sans des mots,,,
    Без слов,,,
    単語なしで,,,
    Χωρίς λόγια,,,
    ومع عبارة,,,

    ResponderEliminar
  73. Yo también he tenido que ver dos veces la foto para darme cuenta de la realidad. Y es que a usted se le ha olvidado depilarse, ¿O no? ¿Y por qué necesita solo el zapato derecho y no el izquierdo? El zapato es chulo, y le queda a medida. Muchos besos. Anónima de Interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga anónima de interior, cuando los varones nos tocamos, con mayor o menor brusquedad, lo hacemos normalmente con una de las extremidades superiores. En función de cual de ellas utilicemos, nuestro apéndice fálico se tuerce levemente hacia esa dirección.

      Eliminar
  74. Como me he reído, por Dios!!!
    Viva la madre que le parió!

    ResponderEliminar
  75. Maravilloso, edificante, ilustrativo, y hasta diría que estimulante.

    ResponderEliminar
  76. Se-te-va la pinza. Y perdona que no te trate de usted. Nunca sé que comentar a tus entradas. Simplemente que sepas que te leo y que me gustan mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  77. No lo he entendido nada del relato pero me lo he pasado muy bien. Horror mugriento y hermoso

    ResponderEliminar
  78. he he he he.
    Tremendamente divertido.
    Pero tengo una duda, ¿ Como anda ahora usted?

    ResponderEliminar
  79. Me ha gustado el relato que has presentado, pero tiene alguna falta de puntuacion. Basicamente son comas que, a mi modo de ver, sobran.

    ResponderEliminar
  80. Majestad, no se enfade con las críticas del populacho, pues no saben lo que dicen.

    ResponderEliminar
  81. Señor Fumetas, con todos mis respetos y si me lo permite, y desde mi perspectiva como profesora de Lengua que soy, aunque no ejerza (entre otras cosas): el exceso de comas (que yo por cierto no percibo) no es una falta de ortografía ni de puntuación.
    El señor Capullo, aparte de ser un genio, tiene una escritura sobradamente correcta y una gran riqueza de léxico.

    Y con todo el cariño me permito corregirle a usted, en su texto: puntuación y básicamente, palabras que usted ha utilizado, van con acento.

    ResponderEliminar
  82. Qué barbaridad y qué desmesura atizarle a esa pobre dependienta así¡¡¡
    Bueno, bueno... Muy a favor de este post!

    ResponderEliminar
  83. Llevo horas pensando en qué comentar. Y es que la mera contemplación de su zapato me impide la coordinación cerebro-mano-teclado.

    Dañado neuronalmente, me despido.

    ResponderEliminar
  84. Escarvando por la globocosa me encontré con este blog. Muy bueno, me partí de principio a fin.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...