martes, 28 de febrero de 2012

LA REALIDAD DEL TANTRA

Me senté a zampar delante del ordenador, como había hecho todos los Domingos en los que Jacinta trabajaba. Parecía un sucio gorrino hambriento. Comía con las dos manos recubiertas de aceite y grasa, mientras me chupeteaba astutamente mis dedos. Tenía hambre de lobo. Recomía los pedacitos de mortadela que me quedaban entre los dientes con sonoros chasquidos dentales. Encendí  el pc  y utilicé lenguaje cavernícola al hacer una búsqueda en Google. Quería obtener información sobre la eyaculación precoz, puesto que la falta de control sobre el reflejo eyaculatorio en la fase del orgasmo durante mis relaciones sexuales era un trastorno que venía padeciendo desde hacía algunos meses. La extremada educación de Google en su observación "Quizás quiso decir:..." me alertó que eyaculación se escribe sin h. Yo siempre me he fiado antes de Google que de mi médico. Aporreando con mis dedos de pocero hice click en el icono de un artículo sobre el tantra  mientras bostezaba y con la mano izquierda me rascaba el sobaco. El documento estaba en formato pdf y acompañé con palmas la bajada del archivo para que para que fuera más rápido. El artículo ilustraba que el tantra , a diferencia de las corrientes esotéricas convencionales, adoctrinaba a utilizar el deseo como sendero hacia la realización. Para alcanzar dicho objetivo, era necesario recorrer, en sentido inverso, la vereda de la manifestación. Y en la misma tradición Śakti, la energía, era el vehículo mediante al cual la conciencia individual se unía con la conciencia pura o divinidad, alcanzando la iluminación completa, un eterno estado de paz duradera. Era una especie de “yoga sexual”, cuya finalidad era dominar, amansar y gobernar el apetito sexual, de tal manera que el hombre podía retardar horas e incluso días la eyaculación. Realicé una minuciosa búsqueda de centros de Tantra, hasta que obtuve un resultado. El consultorio residía en apenas dos manzanas de mi domicilio. Decidí llamar y reservar una sesión.
Me vestí con rapidez unos vaqueros desgastados, una camisa blanca y unas sandalias blancas. El aire olía a lluvia, el cielo estaba gris y unas gotas dispersas golpeaban ya las baldosas de la calle. Con paso espasmódico emprendí la cuesta que conducía al centro tántrico. Estaba nervioso. Encendí una colilla de un cigarro que había tomado del húmedo asfalto y di dos bocanadas profundas tratando de calmarme. El centro de masajes estaba en el subterráneo de una galería comercial. Los graffitis adornaban las paredes y las escaleras automáticas. Dos guardias de seguridad, aguardaban inmóviles en la entrada. Respiré profundamente y me dirigí hacia la puerta. - “ Buenas tardes, soy Anastasio Prepuzio, me esperan para la sesión de Tantra.”- entoné con voz firme. Uno de los vigilantes chequeó mi nombre en la lista que tenía en el portafolio. - “ Pase a la sala de espera por favor. En seguida le atenderán.”- respondió amablemente.  La sala de visitas era asombrosa con un estilo arquitectónico fiel a sus orígenes balineses. Barritas de incienso y estatuas inspiradoras de Buda decoraban la estancia. Miré mucho rato un cuadro budista que colgaba de aquella sala para hacerme el interesante.Una mujer barbuda, desdentada , de apenas 120 centímetros de estatura, ejemplar de hembra uniceja, con bigote y patillas, con esa edad indefinida que marcaba a las campesinas entró en la sala. - “Buenas tardes. Soy Yania. Bienvenido. Si quiere acompañarme…”-. Acompañé a aquella decrépita mujer andando a ritmo de mp3 de lo nervioso que estaba. Me hizo esperar en una sala de masajes.- “ Desnúdese y túmbese en la camilla. En seguida viene la masajista”- sentenció. Me desnudé quitándome mis rígidos calzoncillos, salpicados por excrementos y orines, adornados con escandalosos frenazos con relieve de tono dorado ocre que emanaban un hedor parecido a los cubos de basura destapados. Estaba extremadamente nervioso. Pude notar como mi propio aliento volvía hacia mí, experimentando un leve desvanecimiento por el pestazo que mi  boca infectada desprendía. 
Me abrió la puerta y la vi. No muy alta, esbelta, de unos 40 bien llevados. Una hembra bellísima, en ropa interior. Nos saludamos cortésmente. El lugar muy cálido, en tonos fuertes con luz tenue de velas y una música increíble con sonidos de mar de fondo y algo de jazz. Me acosté sobre la camilla y comencé a escuchar una meditación que sin darme cuenta logró su cometido: relajarme. Me dejé llevar por los sonidos del mar mientras sentía que mi pene empezaba a agujerear la camilla. Mi mente volaba, se sumergía en ese mar imaginario, estaba tranquilo. Me sentía raro, como flotando en esa camilla. Una sensación indescriptible, única. Mi cerebro estaba sin pensar, cosa que para alguien cerebral como yo parecía imposible. Creía que estaba en otro lugar, en otro planeta, en ese lugar en donde toda la paz del mundo aparece y no querría que se fuera jamás. De pronto comenzó una música suave y sentí que me rozaban mis purulentos pies, luego las rodillas, los velludos muslos, la ingle, el mórbido pecho, la garganta, los ojos y el grasiento pelo. Ahí me dijo: ..-”Tranquilo, mantén la respiración y sigue con los ojos cerrados…”- pero al abrir los ojos la vi desnuda, imponente y la eyaculación precoz empezó a despertar, con las pulsaciones a mil.
Nos rozamos, respiramos, nos miramos increíblemente, nos calentamos juntos.
-“Ahora te voy a enseñar como retardar la eyaculación”- susurró socarronamente la masajista. Me parecía imposible que pudiera lograr tal quimera proeza, pues mi libídine estaba en la cresta de la ola.
La masajista se enfundó un guante de boxeo, y sin previo aviso, empezó a aporrearme los genitales, con rabia, cólera, furor, como si de un muñeco de goma se tratara. Flageló sin escrúpulos mi escroto con ira, exasperación, vesania, con ensañamiento y rudeza.
Para terminar la sesión, la muy cabrona se aproximó a una  mesa  donde aguardaban objetos poco  tranquilizadores y  cogió una pinza metálica que colocó en mi pene y testículos y aplicó una aterradora descarga eléctrica, logrando una repentina contracción  de mi cuerpo,  acompañada de un grito apenas contenido.
Sin duda, puedo afirmar la veracidad de aquel artículo que desgraciadamente leí. Había conseguido retardar la eyaculación. De hecho, desde entonces ( hace 45 días), no he logrado orgasmo alguno.




91 comentarios :

  1. Genial este blog y buenísima la entrada.
    Yo también creo que esto del Tantra es un mito y el Apolo XI no llegó a la Luna y que Elvis Presley mató a Kennedy.
    Te sigo y me instalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido es.
      Se olvidó de que Whoopi Goldberg no tiene cejas.

      Eliminar
  2. Jajajajajajaja
    ¿Y cuanto le costó la bromita??

    ResponderEliminar
  3. Usted se confundió de anuncio. Lo que le hicieron se denomina kamsutra deportivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues le juro que jamás me federaré en dicha disciplina deportiva.

      Eliminar
  4. Vaya, excelente entrada¡¡¡ Es ud. el Torrente de los blogueros. Me he dado una vueltecita po aquí y tiene posts realmente soberbios.
    Vivan los capullos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un halago para mi.
      Me recuerda ud. a un profesor de derecho mercantil que impartía clases en la facultad que tenía el bar dónde estudiaba.

      Eliminar
  5. Lamento ser yo quien se lo diga pero creo que la simpática masajista le ha gangrenado el pene.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajaja buenísimo.
    como disfrutaría Freud con usté hipnotizándole¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Rodri,
      Freud gozaría hipnotizando con dos péndulos al Dioni.

      Eliminar
  7. Au Au!!!
    Ay Don Prepuzio por dios, siempre siempre nos muestra imágenes alusivas a como vino al mundo
    Le va el exhibicionismo, no? jeje
    Muaksssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy un amante del naturismo como relataré en un futuro post.

      Eliminar
  8. ¡Bravo!
    Llego por casualidad a su blog un poco de rebote y me siento parcialmente identificado con lo que usted representa, y reconozco que, a partes iguales, me entristece y me hace sentir mejor conmigo mismo que haya gente como usted.
    Seguiré leyéndole... me ha caido usted bien, coño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido es también.
      Yo de momento no me puedo definir en si ud. me cae bien o no,,,

      Eliminar
  9. JAJAJAJAJA!!
    Yo si que soy capulla(sin osar a quitarle el primer puesto por supuesto)por no haberme pasado antes por aquí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poz sí. Vigile no se vaya a caer en su propia boca.

      Eliminar
  10. jajajajaja, qué bueno, con las ganas que tenía yo hoy de reir....y mira lo que me encuentro, carcajadas de principio a fin. el final me encantó.SE LO TIENE MERECIDO POR ADÚLTERO.

    ResponderEliminar
  11. Usted tan glamuroso como siempre.
    En cualquier caso, mejor dejaré lo del tantra para otra ocasión,,,

    ResponderEliminar
  12. Que bueno, no me he reído tanto desde hacia un montón...
    Me alegro de haber naufragado hasta aquí.
    Un saludo.
    Maika.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naufrague siempre que quiera por aquí. Es Gratis.

      Eliminar
  13. Usted se confundió y entró en un antro de esos de lujuria y perversión a los que les va el sado, jajajjaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez,,,pero no vi porras, ni grilletes ni demás artilugios aterradores,,,

      Eliminar
  14. Ainnnsss, que mala pinta tiene ese pene...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dígamelo a mí que tengo que orinar por el esfínter.

      Eliminar
  15. jajaja! me parto!!!!
    Eres la hostia macho. Qué gran blog!

    ResponderEliminar
  16. ay que ver, menuda asiduidad tiene tu blog!
    Eso se pasa por tener en la cabeza dos cosas: un pene y sexo.

    ResponderEliminar
  17. Don Prepuzio, se está ganando el cielo, ha dado con la jodida tecla y pronto le tendremos que sacar de 'bolos' para que todas tus admiradoras puedan sublimar sus ansias de capullismo.
    La entrada como siempre, genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una brillante idea amigo Isra. La estudiaré con detenimiento y follabilidad.

      Eliminar
  18. ¿Era estrictamente necesario narrarnos con todo lujo de detalles como son sus calzoncillos?
    Besikossssssssss.
    Muá.

    ResponderEliminar
  19. La próxima ves le invito a que esto del TANTRA lo pruebe conmigo.
    Seré mucho más sensual, se lo aseguro.

    ResponderEliminar
  20. Impresionante entrada pero lo del Google me ha mataooooo, JAJAJAJAJAJA

    ResponderEliminar
  21. No le enseñaron de pequeño que los calzoncillos se cambian a diario? he podido olerlo hasta aquí.

    Y ahora he de decirle, querido Anastasio, que se ha olvidado usted de adjuntar la dirección del idílico local, no estaría mal invitar a un bono de ésos a algunos que yo me sé. Creo que Jacinta, nuevamente, sale ganando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bellísima Aina, si los calzoncillos ya me los cambio cada día. Les doy la vuelta a diario.

      Eliminar
  22. jajajajajajajaja
    :)
    un beso para ti :)

    ResponderEliminar
  23. Es ud geniallll!!!!!!! jajajjjaja (me sigo riendo)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  24. Con el tantra ten cuidado
    pues que es una cosa de otros,
    que aquello que es de nosotros
    es un polvo bien echado,
    y siempre es apetecible
    más de uno, si es tal posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder Carlos, que facilidad tienes para los versos.

      Eliminar
    2. Amigo Carlos,
      Usted siempre dando cordura a mis estúpidos posts. Un placer volver a verle por aquí.

      Eliminar
  25. La frustración le acompaña allá donde va., jajjajajajaja¡!

    ResponderEliminar
  26. Ociosidad superlativa de nuevo.
    ¿Sabría decirme donde conseguir el aparto electrónico que tan dulcemente la masajista le aplicó?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no tengo ni puñetera idea. En una frutería seguro que no.

      Eliminar
  27. Diablos!!!¡¡¡¡
    Todas aquellas gilipolleces de uno debe meditar porque lo necesita, como necesita respirar, para experimentar la autentica esencia. El Yo real, el Testigo, el Ser, la realización completa del ser humano en el plano espiritual y que toda brillantez retorna a la oscuridad, así como toda espiritualidad acaba por unirse con la conciencia de Kali, son un auténtica farsa!!!!
    Gracias por abrirnos los ojos maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Cardenal Lucifer, le veo muy puesto yo a ud. en esto del tantra, eh pequeño viciosillo???

      Eliminar
  28. jaaaaaajajajajajajajajaja pobre Anastasio, en serio!
    AMO ESTE BLOG! yo le amo a usted! jajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también le amo. Espero sobrevivir a un ataque de naranjas homófobas gigantes.

      Eliminar
  29. Iba a hacer un comentario con lo de la corona y la real gana, pero la firma me ha quitado las ganas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su majestad, yo también estoy por la Clonación de los Reyes Católicos.

      Eliminar
  30. Oh Irónica irónia, sobre la ironía misma... Diantres... la especie humana es amazing.

    ResponderEliminar
  31. y lo releo y vuelvo a descojonarme...

    ResponderEliminar
  32. Ya me lo suponía, Don Anastasio, ya me lo suponía: hasta ahora, había conseguido esquivar la conspiración universal contra sus rutinas existenciales, pero ya veo que se le acabó la tregua, y también a ud le ha llegado la hora. Paciencia y resignación, hermano, no le queda otra...los pelirrojos ya han tomado el poder.

    ResponderEliminar
  33. Si es que si algo puede ir mal, irá peor...
    Pero en fin, son pequeñas cosas de las que te das cuenta que no sólo te pasan a ti^^ Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto amiga Gem. Siempre nos quedará el goce de bajar la basura, tirarla al cubo y correr porque el portal se cierra.

      Eliminar
  34. Respuestas
    1. Apreciado txomin, bien sabe ud. que es una mierda de post.

      Eliminar
  35. ¡¡eres un puto hacha!!, (sí, de esas afiladas y heavys) no sé que está mejorando más, si la mala hostia de los textos o las grotescas fotos que los acompañas y que sirven de excusa para publicarlos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anónimo. Ahora me siento como Gimli el Enano.

      Eliminar
  36. Voy a terminar enamorandome irremediablemente de un hombre con máscara de Spiderman. Me encantan sus textos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también empiezo a sentir cosquilleo en el vientre cuando la veo. No sé que opinará su reciente marido,,,

      Eliminar
  37. ehmmmm...mmmmm, nnnmmm no sé como decírselo,,,,
    ¿ Podría regalarme sus calzoncillos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto querida amiga. Y de regalo, le incluyo lo que viene dentro.

      Eliminar
  38. Como me parto con sus desventuras.
    Cuídese ese pene, tiene mal aspecto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, amigo Bigotes. Baño checo. Sentarse en el bidé y con el agua limpiando el miembro, checo, checo, checo...

      Eliminar
  39. jajja estan todos geniales!
    que bien haber descubierto el blog!

    ResponderEliminar
  40. Como siempre, maravilloso trabajo el tuyo, de verdad...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Tenía hora reservada para la semana que viene para una sesión de tantra. Mejor la anulo,,,

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...