martes, 7 de febrero de 2012

ABDOMINALES COMO LEONIDAS EN 5 DÍAS

En cada momento de la historia el hombre y la humanidad han rendido culto a algo: fenómenos atmosféricos, espíritus,  efigies fálicas, dioses, al yeti o religiones de diversa índole. El cuerpo le ha sido imprescindible para subsistir por las necesidades vitales que tenía que superar como climatologías extremas o rivales y adversarios . Sólo el más fuerte sobrevivía.
Ya con los licenciosos y viciosillos griegos,  el hombre empieza a preocuparse además del vigor y el rendimiento bélico, por la estética, la belleza, así como por las competiciones y el rendimiento deportivo, tratando como semidioses a los ganadores de las pruebas más significativas.
En la actualidad, el peso o el volumen corporal son dos parámetros de satisfacción o rechazo. Sin embargo el nuevo concepto de salud sí es preocupante. Para la concepción de “cultura del cuerpo”, no sólo nos debe importar la ausencia de enfermedad, sino que debemos verlo como un sentir más integral, más positivo. La salud es un estado de bienestar, siendo la actividad física y el ejercicio un tratamiento preventivo.
La práctica sistematizada de ejercicio, tales como poner la funda nórdica o postrarse haciendo zápping, nos puede producir beneficios personales tanto en lo físico como en lo psíquico y social. 
En la actualidad vivimos en una sociedad de comunicación en la cual los medios   y la sociedad se encuentran intrínsecamente relacionados. Ambos intercambian información en un proceso de retroalimentación en el cual se va construyendo la realidad social. Pero esta realidad social es compleja, ya que no existe una sociedad homogénea si no que hay una multiplicidad de culturas y subculturas que colisionan en todo momento creando múltiples realidades. El hombre post moderno, el varón metrosexual está interesado por la información y la expresión que se reflejan en el mundo de las comunicaciones; se vuelve hedonista y defiende los valores de su identidad personal. Le importa el aquí y ahora y no se preocupa por el pasado ni el futuro. Este pensamiento produce que el hombre se enfrente con su condición de mortal y se instaura el culto al cuerpo joven, esbelto y perfecto. El varón, como gilipollas que es, se ejercita en el gimnasio para adquirir facciones  espartanas, y cuerpos que parecen haber sido tallados en mármol. Fornidos pectorales cubiertos de un fino vello que abrazaban unos firmes y erectos pezones, dorsales, perfectamente pronunciados, que se precipitan vertiginosamente abriendo paso a un abdomen macizo, robusto, sansónico, es el canon que la sociedad nos está imponiendo.

Todo macho anhela tener firmes abdominales. Desea rallar el queso en su vientre. Ansía conseguir un abdomen como el de Leónidas. Implicación con aspaviento. Maratonianas sesiones de abdominales, sudando como un sucio gorrino. Exhaustos ejercicios ventrales, lentos, rápidos, pausados, raudos; con movimientos circulares, perpendiculares, horizontales,  verticales,  elípticos, parabólicos, curvilíneos, cinemáticos con una estricta alimentación a base de  anabolizantes de caballos. Pobres  imbéciles.
Pero cuando se superan las 35 primaveras, nuestro vientre se transforma en abombado, atrozmente seboso, cruelmente mantecoso y flácido, con un perímetro abdominal tal  gladiador de sumo. El whisky, la cerveza, las patatas fritas, los kebabs, las pizzas, las hamburguesas, los  frutos secos, la sal y los pepinillos, delante de la pantalla de TV disfrutando de un buen partido de fútbol, se convierten en nuestra sana alimentación, y ya no estamos para gilipolleces como el gimnasio. No obstante, todos queremos lucir tabletas de chocolate en nuestro vientre.
Para todos ellos, he ingeniado un habilidoso y brillante método para conseguir un abdomen liso, sin grasa, sin necesidad de ejercitarse con estúpidos ejercicios aeróbicos o cuidados de dieta y así ajustarnos a los cánones de belleza y estética que la sociedad, siempre cruel en este aspecto, intenta marcarnos:






77 comentarios :

  1. Este blog es cojonudo.
    Me voy a dar un paseo para leerlo con más detenimiento.

    ResponderEliminar
  2. LOL
    Es Ud. un auténtico gilipollas.

    ResponderEliminar
  3. jajaja me ha encantado, qué desestresante es este blog =)

    ResponderEliminar
  4. Menuda imaginación, buenísimo XDDD

    ResponderEliminar
  5. ¿Sirve para tan digno propósito una red de una portería de fútbol?

    ResponderEliminar
  6. Detecto en su post, que su hipótesis radica también en que a medidad que se van consiguiendo esas robustas abdominales, el pene crece...me equivoco?¿

    ResponderEliminar
  7. ADELGAZAR SIN PASAR HAMBRE!!!!
    Sí Señor!!!!

    ResponderEliminar
  8. Don Prepuzio,
    Otra fórmula válida es afeitarse ( en caso de tener vello ) el vientre en forma de cuadrados.

    ResponderEliminar
  9. ¿Cómo se consigue que un hombre haga abdominales?

    Poniendo el control de la tv en los dedos de los pies.

    ResponderEliminar
  10. Yo quiero uno de esos!!!!
    No tanto por las abdominales en sí, sino por lo que cuelga bajo ellas.
    Jajajajajaja

    ResponderEliminar
  11. Hola , io soi de Peru un saludo , el metrosexualismo obviamente tiene una inclinación femenina sin llegar al homsexualismo...los hombres somos tan distintos alas gilas un macho macho como tu dices se deja la braba se muestra pelo en pecho y todo eso... que a mi me parece desagradable horrible...no soi metrosexual pero vamos hombre un baño habitual la afeitada diaria la fragnacia , la buena ropa hmmm...un buen corte de pelo un teñida todo eso lo hacen un monton de giles y no por eso son metrosexuales eso del metrosexualismo dejenlo a bekcan ¿ok? bye gracias por darme este espacio y bueno es lo que pienso chauuu suerte. (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Anónimo,
      Disculpe mi ignorancia pero soy incapaz de entender el dialecto en el que ud. se expresa.

      Eliminar
  12. Lo que me he reído XDDD

    Pero se ha olvidado decir que el 95% de los que van al gimnasio son los típicos bakalatas y garrulos con media neurona que se funde mientras comentan con sus compañeros la última carrera de F1, y las tías que se han tirado el fin de semana .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que puedo deducir por la foto de su perfil, ud. es uno de ese 95%...

      Eliminar
  13. Es un excelente método para las que tenemos siempre la intención de ir a un gimnasio y al final acabamos comiendo donuts delante del monitor de nuestro pc. Si total ya se hace ejercicio con el ratón y el teclado.

    ResponderEliminar
  14. Respuestas
    1. En realidad es una mierda de post.Hoy no estaba inspirado.

      Eliminar
  15. Se acabó el que al pasar una tía buena por mi lado casi me quedo sin respiración echando la barriga para adentro!!!
    Gracias Don Anastasio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aféitese ese bigote si quiere seducir a una hembra.

      Eliminar
  16. A ver que pasa! Ocultar michelin, ocultar michelín… Pa que! Si quien más, quien menos éstá en forma… Redondeado es una forma… xD

    ResponderEliminar
  17. Muy buen post! jajajaja

    ResponderEliminar
  18. No si yo de abdominales ya hacía, ya,,,,lo que sucedió es que me di cuenta tarde que las hacía la revés....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le pasó lo mismo que a mí. Resultado: barriga Cruzcampo.

      Eliminar
  19. Con cada entrada que publica nueva, nos demuestra su grado de capullismo.
    ^^ Un saludo :D

    ResponderEliminar
  20. jajajajajajajajajajajaja
    Es ud simplemente un capullo.

    ResponderEliminar
  21. Muy bueno... me ha hecho reir un buen rato...
    Me queda una duda. Con tan brillante invento, el pene se alarga tal y como nos ilustra en este post?¿

    ResponderEliminar
  22. Como siempre, el pene luce en cada uno de sus posts.

    ResponderEliminar
  23. Felicidades de mis partes, amigo Anastasio. Y que siga así muchos años más.

    ResponderEliminar
  24. Respuestas
    1. Ni soy famoso ni popular, más bien soy odiado.
      Y usted, permítame la licencia, No Mola.

      Eliminar
  25. ufff, se me ocurre Kafka, Kafka, Kafka...

    ResponderEliminar
  26. No sabe, Don Prepuzio, lo bien que me ha sentado leer esta reseña suya:¡No estoy solo!¡También le pasa a otro!

    ResponderEliminar
  27. Jodé, Maestro, no sé cómo se lo monta, pero es usté la excepción de la regla: menos escribe, más lo borda. Qué bicho. A ver si un día me pasa la fórmula...

    ResponderEliminar
  28. Joder¡¡¡¡¡¡ Lo bien que me va ir esto!

    ResponderEliminar
  29. La versión femenina para la celulitis, no la ha hallado?¿

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se está cociendo....Hasta entonces, a lucir caderas 'rubienianas'.

      Eliminar
  30. como siempre superándote! un descanso saber que Crónicas de un Capullo sigue mejor cada vez ;)

    ResponderEliminar
  31. Genial Don Prepuzio.
    Ducho es en la solución de cualquier problema.
    Le nombro mi asesor oficial.

    ResponderEliminar
  32. SU tableta está para darle un mordisco, aún dejando los dientes en el intento. AUUUUUUU!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es usted varón o hembra?
      Si es fémina, mi tableta está lista para ser mordida para cuando ud. desee.

      Eliminar
  33. Enorme invento. Paténtelo antes que algún gordito le robe la idea.

    ResponderEliminar
  34. Como se va a pasear por la playa este año, eh?

    ResponderEliminar
  35. FANTASTICO POTS...GRACIAS AMIGO CAPULLO, FIEL Y PERTURBADO SEGUIDOR SUYO.

    ResponderEliminar
  36. Para ser un auténtico capullo tiene usted el blog lleno de mozas,,,.
    Creo que si no moja el churro es porque no quiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me gustaría mojar el churro con las bellas señoritas aquí presentes...Tengo unos callos en mi mano derecha del tamaño de Castilla.

      Eliminar
  37. Cada dia se superas... genial. Muaksssssssssss

    ResponderEliminar
  38. Respuestas
    1. No se merecen.
      Permítame una licencia....Tiene ud. cierto parecido al difunto Muamar el Gadafi.
      Un abrazo Daniella.

      Eliminar
  39. No sé porqué en mi pantalla no se ve parecido alguno entre la primera y la segunda foto, ¿me asegura usted que es el "durante" y el "después"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bellísima Aina,
      El gráfico ilustra el antes y el después.

      Eliminar
  40. No sé que me gustan más, sus entradas o los comentarios.

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...