viernes, 11 de enero de 2013

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

La semana pasada comenzó el nuevo año, y tras la pertinente y copiosa celebración, con nutrida comilona y abusos etílicos, tocó establecer objetivos para los próximos doce meses. 
365 jodidas e interminables jornadas. Un año tiene demasiados días como para tentar a la suerte, especialmente en 2013. 
Y es que  cada año, el 31 de diciembre, cuando el reloj marca las 12 campanadas, formular pueriles deseos que hablan de futuras promesas y sueños por cumplir son algo tan típico como el asqueroso turrón o los grotescos villancicos. 
Generalmente, un nuevo año significa cerrar un ciclo, para empezar otro en el que esperamos lograr una serie de objetivos, sueños o metas y, para lograrlo, nos planteamos una serie de utópicos e insensatos propósitos que, la mayor parte de las veces, abandonamos a los pocos días o semanas de haberlos planteado. Muchos de éstos se repiten año tras año y al final no somos capaces de cumplirlos y es cuando lo que fueron objetivos para el año anterior se convierten en aspiraciones para el año nuevo y, con ello, vuelta a empezar. Sí. Somos así de gilipollas. 
Un nuevo año sugiere nuevas oportunidades, y todos pensamos en cosas que podemos mejorar. Unos quieren que la vida les sonría, y saben que en parte depende de ellos mismos: dejar de fumar, aprender euskera con los productos Eroski, adelgazar, ganar una medalla de oro olímpica en esgrima, dejar de trabajar para dedicarse full-time a la bebida, aprender corte y confección. Otros, ilusos en la mayoría de casos, desean fariseos anhelos de paz y felicidad a individuos que ni si quiera conocen, e incluso codician conocer en persona al Padre Todopoderoso.
En todos los casos, al no conseguir esas metas, afloran atroces sentimientos como culpabilidad, impotencia, sentimiento de inutilidad, ansiedad o disforia. 
La realidad es que no terminamos de hacer recuento de objetivos conseguidos en el año que dejamos cuando ya estamos con la planificación anual del próximo ejercicio de nuestras decrépitas vidas, convertidas en gestoras vitales de nuestra propia causa.
El problema reside en que pretendemos conseguir todos los propósitos. Y el resultado es el solemne desastre: como mucho conseguimos cumplir nuestro deseo la primera semana, y a veces ni eso. Unos meses más tarde dejamos de pagar la cuota del gimnasio, habremos engordado como un cerdo camino del degolladero, volvemos a comprar el tabaco por cartones, y nos engañamos diciéndonos que será mejor intentarlo en verano, en vacaciones, que estaremos más sosegados.
El secreto es plantearse un único objetivo.
No se trata de fuerza de voluntad, sino de cambiar hábitos. Uno no se lava el esfínter tras defecar o se escurre  el pene después de miccionar  porque tenga mucha fuerza de voluntad, sino porque es lo que hace de manera rutinaria, casi siempre a la misma hora o en la misma situación. 
El hombre es un animal de costumbres, así que se trata de convertir nuestro propósito en una costumbre, algo que hagamos sin pensar y que incluso nos haga estar incómodos si un día no podemos hacerlo, como nos pasa cuando no nos purificamos el culo después de cagar.
Yo, para este año, me he planteado aprender una de las actividades más fascinantes que el ser humano puede experimentar: la peluquería femenina. 
Sí, peluquería, con dos cojones.
Una quimera después de toda una vida con inclementes temblores de manos. Un objetivo, sin duda, intimidante. 
La delicadeza y sobriedad de cada gesto, con movimiento hiperflexo de la muñeca. La  embriagadora experiencia de agarrar un peine redondo y descubrir el placer de tocar un cabello increíblemente sedoso, lleno de vitalidad. El sugerente arte de desprender con suavidad los pelos muertos y eliminar los posibles nudos. La evocadora oportunidad de ayudar a la mujer a recobrar la elasticidad y movimiento de sus mechones. Es como un vértigo creativo que te posee y durante el cual la inspiración te guía a dejar que los cabellos de la hembra apunten hacia arriba si la fémina es atrevida o hacia un lateral si es más tradicional.
Sin duda, apasionante.
¿ Cuál es vuestro propósito ?

Image and video hosting by TinyPic




115 comentarios :

  1. Después de leer este post, sólo puedo decir que mi deseo para este año es MORIR.
    Voy a tomarme un analgésico OTC para las náuseas.

    ResponderEliminar
  2. Ja Ja Ja pero que brutote es usted!
    ¿Quiere peinarme? jajaja
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con sumo gusto le peinaré, le cortaré el pelo, y la poseeré,,,

      Eliminar
    2. Me está tirando la caña????

      Eliminar
  3. Le sugiero que practique el alisado japonés, a lo Melendi.

    Un abrazo con tocamientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma nota de su diestro consejo.
      Y me acojona eso de " Un abrazo con tocamientos" amigo Torpe Mán,,,

      Eliminar
  4. tiene ud la capacidad de un berraco, pero me hace reír. salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El berraco, es un animal sumamente inteligente, amigo Miquel,,,

      Eliminar
  5. Está usted como una puta cabra.
    Saludos y espero que mi barbero no le contrate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy a especializar en el peinado femenino,,,No tema amigo Ricardo,,,

      Eliminar
  6. Mi deseo para este año, es ser su clienta, para que pueda hacerme unas trenzas africanas. ;)))
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la agenda apretada, pero para usted, hago un hueco,,,

      Eliminar
  7. Oiga, maestro, y la mozuela del violonchelo, sería usted tan amable de presentármela?

    ResponderEliminar
  8. Gracias, leyendo esta entrada estuve al borde del infarto.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  9. Ole, Ole y Ole, que arte tiene usté!
    This is hilarious!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le gusta el movimiento de mi muñeca, ¿ Eh, viciosillo?

      Eliminar
  10. Creo que le quiero...............................................................................................................................................................................................................................

    ResponderEliminar
  11. Me troncho de lo absurdo k es.
    Parece la belén Estaban con 50 aÑos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hereje!
      ¡A la princesa del pueblo, ni me la toque!

      Eliminar
  12. ¿ Le ha puesto gomina ? Ese pelo está muy encrespado.

    ResponderEliminar
  13. Por Diox!!¡¡ Se me caen las lágrimas!!¡¡

    ResponderEliminar
  14. Entre la foto suya de la carátula de su bloj, matando con insecticida a la bella paloma y la señorita de vello selvático, hoy no ceno.
    Cabrón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero séame sincero,,,¿ Le gusto más yo ?

      Eliminar
    2. Me quedaría con la peluda, hoiga.

      Eliminar
  15. FASCINANTE.
    Cuando termine el aprendizaje, avíseme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo haré,,,Crearemos una sociedad con su dinero y mi destreza,,,

      Eliminar
  16. Creo que además de peluquería femenina, deberías estudiar también esteticiéne (o como se escriba) y hacerle a esta señorita una depilación en varias partes que, a mi gusto, falta le hace.
    Hablando de depilación...justamente estaba yo a punto de vomitar (lo dejaré para más adelante) una entrada sobre el morbo que me produce pensar en que un tío me depilase sálvense-sean-las-partes.
    Yo te pido ya hora para que me atiendas, pero date prisa...o me cambio de peluquero! jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para usted, amiga belkis, le tengo reservada una sesión de body body new hair style,,,

      Eliminar
    2. Eso huele a fornicio...o cuanto menos proposición...

      Eliminar
    3. Anastasio, eso qué es: una nueva crema hidratante? jejeje

      Cardenal, eso no huele a ná de ná....el sr. Prepuzio que es muy galante, pero ya está.

      Eliminar
    4. Más o menos amiga belkis, más o menos,,,Aplicada con un pincel duro como el cemento,,,

      Eliminar
  17. Se-te-va. Y perdona que no te trate de usted. Nunca sé que comentar a tus entradas.

    ResponderEliminar
  18. Pero que contento y motivado irá cada día a trabajar Tasio! bien sabe usted elegir oficios para trabajar por placer y no por obligación jejeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contentísimo, amiga Susana.
      ¿Querrá que le corte las puntas?

      Eliminar
  19. Ante su futura profesión, necesito un valium doble on the rocks para digerirlo.
    A sus pieses.

    ResponderEliminar
  20. Está hecho un demente de tomo y lomo, sí señor! Estoy orgulloso de usted.

    ResponderEliminar
  21. Sin duda es inteligente
    su claro razonamiento,
    mas dígame si no miento
    que es abusar de la gente
    pretender que nos creamos
    que haremos lo que deseamos.

    Como mucho, y con suerte,
    haremos lo que podamos
    si antes no nos la pegamos
    y nos sorprende la muerte
    por coma etílico o de asco
    metidos en un atasco.

    Feliz año y buena peluquería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, un placer contar con sus duchos versos, Don Carlos.

      Eliminar
  22. Veo que con el nuevo año, nada ha cambiado, sigue tan gilipollas como siempre.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  23. Joder como está el patio! jajajaja

    ResponderEliminar
  24. Estimado Amigo Prepuzio: para pasar de su afición a la peluquería canina a su nuevo propósito de peluquería femenina sólo hay que cambiar unas letras: CA por FEME. Le auguro grandes éxitos y quizá alguna sorpresa en las labores de desbrozamiento que le esperan. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería pedirle que fuera usted mi socio, amigo Chuan Che Tzú.

      Eliminar
  25. A diferencia de la señora del gif, debo confesarle que su foto de la nueva portada del blog, con el pecho depilado, me pone.
    Si, me pone.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que no se estimule con la instantánea,,,
      Se lo ruego.

      Eliminar
  26. Pero que mal está usteddddddd!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me dice lo mismo pero nunca me propone nada :(

      Eliminar
  27. Eso era moda hace un par de décadas. Si no fijaros en la película Las edades de Lulú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y algunas mujeres creen que todavía hoy es moda, amiga Mayte,,,

      Eliminar
  28. Puta crisis!!!
    Olé por aquello de "tenemos que reinventarnos"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con la frase pero no sé qué cojones tiene que ver con el post,,,

      Eliminar
  29. Pues la mujer en cuestión tiene su qué....

    ResponderEliminar
  30. Animaaaaaaaaaaaaaaaaal! jajaja que bueno.
    >Kisses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con inmensa alegría le peinaría yo a usted,,,

      Eliminar
  31. No doy crédito.
    Qué descojoncio más grande... Dios.
    Siga ustede así.

    ResponderEliminar
  32. Yo prefiero tener varios propósitos y entre ellos es seguir manteniéndole a usted como amigo blogger.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Respuestas
    1. Interesante aportación,,,Y más viniendo de usted.

      Eliminar
  34. Joder, es que me parto y a la vez me acojono por cómo están de la cabeza algunos. Tremendo. Siga así, por dios. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido es a este absurdo blog amigo Hernán.
      Mi casa es su casa.

      Eliminar
  35. Que final más trágico... Estos finales me pueden, me entristecen...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ Trágico ?
      ¿ Dónde cojones ve usted la tragedia ?

      Eliminar
  36. Y jacinta??? Queremos saber de Jacinta!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Pero que elegante es usted. Que clase!!

    ResponderEliminar
  38. Me gusta el look nuevo del blog.
    Respecto a la entrada, si acaso, comento luego.

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...