miércoles, 30 de enero de 2013

BRICOLAJE PARA GILIPOLLAS

El bricolaje ( del francés ‘bricoler’= ¡Hágalo usted mismo, cabrón! ) consiste en la fascinante, maravillosa y pedagógica actividad de realizar trabajos de optimización del hogar, muebles o siniestros artefactos con los medios y escasos conocimientos que maneja cada persona, sin la necesidad de auxiliarse de instrucción técnica o base teórica. Es decir, simplemente contando con la avidez y la motivación para aprender a crear, mantener, reparar o mejorar  cualquier objeto de nuestra morada. Se trata pues de una grotesca  actividad creativa, con incontestables beneficios terapéuticos y adelgazantes, que reutiliza lo preexistente por medio del empleo de los más variopintos recursos.
Sus infelices y fervorosos defensores argumentan  que no hace falta contratar los servicios de un experto en decoración o una empresa para hacer determinadas reformas sencillas, ya que la satisfacción que supone disfrutar de unas baldas, un práctico armario empotrado o un suelo de lámina flotante, es muy superior cuando el autor del cambio ha sido uno mismo.
Regodeo, inmensa felicidad y distracción que se traducen en calidad de vida en el hogar, ahorro, terapia anti-estrés, hobby  y seguridad para los nuestros.
Es sumamente complejo hallar una actividad que satisfaga más en esa mañana de sábado como el jodido bricolaje. Con todo el día por delante, con una jornada huérfana de preocupaciones laborales, no existe nada más gratificante que un peregrinaje ferretero para comprar los clavos necesarios para colgar  los rieles de las cortinas o la estantería de pladur.  Una disciplina capaz de hacerte sudar como un cortador de kebabs, dejándote las manos con unas llagas del tamaño de centollos, los dedos mutilados por el taladro y una agradable laceración en la espalada que irradia hacia las costillas bajando hasta el escroto. 
Maravilloso.  
¡A tomar por culo el fútbol!. ¡Yo quiero hacer bricolaje!.
Enfundados con el viejo chándal, nos dispondremos a tunear unos viejos muebles usurpados en un vertedero, provistos de un mazo, unos alicates, el destornillador y un poco de superglue, y hechizados por esta actividad, mimetizados por este seductor hobby, sin poder evitarlo, compondremos una lámpara con un toque renacentista, pasando por la comodilla de un armario, y acabaremos construyendo un bungalow a tamaño real, con fachada impermeabilizada y comedor para aves incluido. Y, donde antes teníamos dos agujeros de taladro, ahora tenemos las ruinas de Atenas, enyesando gilipipollescamente con plastilina ese mar de perforaciones.
¡Ahhhh, qué gusto da ser un manitas!.
En esto del bricolaje, como en tantas otras actividades, la experiencia es un grado, y es conveniente empezar con proyectos sencillos hasta ir dominando técnicas y herramientas.
Desgraciadamente, el bricolaje, un saber transmitido de generación en generación, de código abierto y sin derechos de autor, ha sufrido múltiples ataques del capitalismo, de la producción masiva y la dictadura de las marcas.
Para recuperar la tradición del hackeo de la tecnología doméstica, en el taller de hoy, haciendo uso de nuestra imaginación y creatividad, aprendermos a  construir con materiales reciclados, seguros e higiénicos, uno de los útiles artefactos que este maravilloso entretenimiento puede ofrecernos.
Un artilugio de naturaleza 100 % manual, que nos transportará a un océano de nuevas sensaciones. Un producto tremendamente flexible, suave, agradable al tacto y al contacto con su interior.
Inicia un inolvidable viaje sin retorno al mundo del erotismo. Experimenta y descubre un placer antes inimaginable. 
El recorrido interior se encuentra hábil y económicamente texturado para provocar mayores sensaciones. De diseño ergonómico, se adapta perfectamente a cualquier tamaño, manteniendo la presión debido a su capacidad de estiramiento. Fácil de mantener, es totalmente lavable y reutilizable, y permite su desmontaje. 
Todo lujuria con sólo una botella de La Casera, dos esponjas de baño, celo y  un rollo de film alveolar ( plástico de burbujas para embalar). Debo advertir que crea dependencia.
¡Viva el bricolaje!






123 comentarios :

  1. Mi diestra mano está enormemente agradecido por la publicación de este postio.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que su pene opine lo mismo,,,

      Eliminar
    2. Y opina lo mismo.
      Se lo acabo de preguntar.

      Eliminar
  2. }:-)
    Magnífico aparatito para momentos de soledad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En momentos de soledad,,,o en multitud, amigo Vasilio.

      Eliminar
  3. Lo de este experimento bricolajil me parece una joya. Es que ni se me había pasado por la cabeza. Espectacular.
    Debería comercializarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscando una firma comercial me encuentro, amigo Ricardo.
      Poca broma,,,

      Eliminar
  4. VIVA EL BRICOLAJE!!! VIVAAAAAAAAAAA!

    ResponderEliminar
  5. ¿Y la versión femenina, para cuando?
    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero parecer machista amiga Cris, pero cualquier fruta les basta,,, ¿ No?

      Eliminar
  6. Que buena pinta tiene ese invento.
    Lo ha probado usté??

    ResponderEliminar
  7. Interesante invento don Prepuzio.

    No obstante me parece un dispendio excesivo.
    Como alternativa low cost sugiero ponerse el despertador a las 5 de mañana un domingo cualquiera, ir a la zona de marcha más cercana donde podremos encontrar seres con un aspecto, tacto y fin similar.
    Tras el uso, desechamos, y nos ahorramos el siempre enogorroso lavado post-utilización.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acertada aportación amigo Torpe Mán,,,pero su alternativa está exenta de gilipollismo,,,¿ O no ?

      Eliminar
    2. Observo que hace tiempo que no sale por locales de moda a altas horas de la madrugada...

      En cualquier caso, sugiero la comercialización de su infernal artilugio de manipulación genital en maquinas expendedoras repartidas en aseos de bares y discotecas, junto a los condones TuttiFrutti. Esto frenaría parcialmente los embarazos no deseados y la proliferación de feos.
      No necesito más competencia.

      Eliminar
  8. Me ha hecho muy feliz.
    Procedo a contrastar la eficacia de su invento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hágalo en la oficina,,,Y con su jefe delante, a ser posible,,,

      Eliminar
  9. Le agradezco que nos haga partícipes de su amplia sabiduría e ilustrada generosidad....

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. Ya voy por la vigésimo sexta vez. Una genialidad de artefacto.

      Eliminar
  11. Como me lo voy a pasar este fin de semana :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si le cuento cómo me lo estoy pasando ahora,,,

      Eliminar
  12. El esquema es muy ilustrativo.
    Estoy convencido que usted ya lo ha probado.

    ResponderEliminar
  13. Cuanta imaginación tiene usted.
    Saludillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabe que yo estoy dispuesta ;)))

      Eliminar
    2. Carol, ataca, a ver si tú le convences, y luego nos lo cuentas.
      Ah, y nos dices si va con o sin máscara! jejeje

      Eliminar
  14. Es usted un sssssserdo....agggg ¡

    ResponderEliminar
  15. Puede forrarse el interior con papel de lija?¿

    ResponderEliminar
  16. Respuestas
    1. Sí, un Mangual.
      Cuando lo tenga listo, se lo envío por e.mail.

      Eliminar
  17. Jaja y yo perdiendo el tiempo con la caseta del perro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quien en su sano juicio se daría satisfacción sexualmente con una caseta de perro?

      Eliminar
    2. Es usted un pervertido, querido anónimo,,,

      Eliminar
  18. Voy a imprimir este compendio para ponerme manos a la obra de inmediato.

    ResponderEliminar
  19. Respuestas
    1. Arte capullesca, pero arte en cualquier caso,,,

      Eliminar
  20. Fantástico.
    Sería deseable una explicación gráfica de su funcionamiento.

    ResponderEliminar
  21. Ja ja ja, lo que me voy a sahorrar en cortesanas

    ResponderEliminar
  22. En el bricolaje lo principal es la imaginación...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente querido amigo. Ahí está la clave,,,

      Eliminar
  23. Joder, el invento es entre terrible y extrañamente entrañable, no sé si me entiende,,,,

    ResponderEliminar
  24. Gracias por su consejo gilipollesco, que sigo desde una ventana de incógnito.

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Me consta que McGiver ha tomado buena nota de su entrada.

    ResponderEliminar
  27. Con los malos tiempos que corren, a más de uno ha solucionado usted con éste apaño de reciclaje casero que vayan a la par el vicio con el ahorro. Fenómeno Tasio! jejeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón lleva, amiga Susana.
      Yo soy el claro ejemplo,,,

      Eliminar
  28. Y estoy con Susana: es un excelente método vicio-ahorro.
    Besikos.

    ResponderEliminar
  29. Respuestas
    1. De acuerdo con la primera parte de su inventada palabra.
      Dudo de la segunda,,,

      Eliminar
  30. Me ha robado unas buenas risas.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen fin de semana también para usted, querida amiga.

      Eliminar
  31. Me han quedado algunas dudas:
    ¿Es cierto que el bricolaje tiene efectos adelgazantes? Porque si es así, a partir de ahora, buscaré un manitas, y que lo sea en todos los sentidos.
    ¿Y qué pasa con las burbujitas del plástico? Seguro que al utilizar el artilugio se van petando, pin, pun, pin pun...
    Ah, e invente algo para nosotras, anda, no sea roñoso! Por supuesto que nos vale cualquier fruta, pero queremos algo con más realismo: después de todo, la textura y la rigidez de un plátano, un pepino o una berengena no se asemejan demasiado a la realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga belkis, para usted tengo reservado un artilugio, algo más real,,,

      Eliminar
  32. Es evidente que esta página es de humor pero yo os aseguro que voy a probar el invento

    ResponderEliminar
  33. Suscribo lo comentado por el anterior lector.

    ResponderEliminar
  34. Debo de ir reconociendo
    con todo lo que ya he visto
    que vuesa merced es listo
    y muy genial descubriendo
    ingenios sobresalientes
    para mentes muy calientes.

    Mas vengo en aconsejaros
    viendo que sois tan brillante,
    que de aquí en adelante
    no debe de acomplejaros,
    que hagáis con ellos negocios
    y me habléis si queréis socios.

    Que con gusto vendré en sello
    podéis estar bien seguro,
    y si estáis en un apuro
    yo vendré en favorecello,
    que soy hombre acaudalado
    y haréis fortuna a mi lado.

    ResponderEliminar
  35. Pero que mente más calenturrienta tiene usted!

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...