miércoles, 12 de septiembre de 2012

LA VISITA DEL CABRÓN DE E.T.

Estaba todo en silencio sólo roto por el tic-tac monótono y exacto del rústico reloj ubicado en medio de la sala de estar. Eran las 2.35 de la madrugada de una fría noche de otoño. Desperté en la butaca temblando y sudando como un jodido cortador de kebabs. Todo había sido una simple pesadilla. Pero a su vez, era tan real... Había tenido una zozobra aterradora, no recordaba haber soñado nada igual en mi vida. Recorrí el pequeño comedor con la mirada estrábica y temblorosa y me di cuenta que estaba en casa. No obstante tuve miedo. Busqué el vaso de orín  que por costumbre ponía todas las noches en la mesa escritorio a fin de ahuyentar a los malos espíritus. Me lo bebí de un sorbo.
Estaba en penumbras, pero podía divisar perfectamente las cortinas blancas que estaban encima de la gran ventana. Las paredes, dantescamente salpicadas de esperma, daban la sensación de que la sala de estar era  más amplia; pocos  muebles, una cama personal , un pequeño televisor, una nevera, una butaca grotescamente tapizada con simpáticas figuras de Bob Esponja, mi manceba colección de heces caninas, una pequeña y oxidada puerta que daba a la cocina y nada más. 
Decidí tomar un largo y reconfortante baño. Fue entonces cuando recordé el espeluznante sueño que me había despertado, y mi corazón comenzó a palpitar con rapidez. Tomé aire y me dije a  mí mismo: “Es sólo una pesadilla. Justin Bieber no es maricón. No ha podido violarme”
Intenté relajarme jugueteando con los patitos de goma en la bañera. Acaricié mi glande con el pico de uno de ellos, y me dejé llevar por mis orgiásticos pensamientos. Tras eyacular, me depilé y me quedé dormido de nuevo en la bañera.
Sentí el agua fría colmando mi boca y mi garganta, inundando mis pulmones carcomidos por el tabaco. Y después la sensación de sofoco, conteniendo la respiración para evitar inhalar el agua que me rodeaba; la asfixia estallando dentro de mi cuerpo como una llamarada, haciéndome patalear y agitarme en vano, luchando por escapar de esa jaula densa que me oprimía. Desperté repentinamente, los ojos saliéndose de las órbitas, la mandíbula desencajada y el trago desesperado buscando el aire. Gilipollas. Casi me ahogo en la jodida bañera.
Salí de la tina temiendo por mi vida al no disponer de alfombrilla antideslizante. Huérfano de prendas, me dirigí al salón. Encendí mi pc. La extremada educación de mi computadora, me advertía: "¿Desea iniciar Windows normalmente?". -"Sí, igual de mal que siempre, hija de puta"- pensé. Cientos de moscas revoloteaban sobre mi cabeza, atraídas por la caspa y mugre que poblaban mi cráneo. Me sentí estúpidamente un peligroso delincuente mientras fumaba y descargaba una película para adultos. Acompañaba la descarga con palmadas para que ésta fuera más rápida, cuando de repente sentí una breve brisa pasar detrás de mí, por mi espalda, rozando levemente mi oído. Una sombra pasar como una ráfaga centelleante, a intérvalos, fugándose a través de los huecos que dejaba la luz de la luna entre las nubes, allá fuera, proyectada por el vidrio del ventanal a mi lado.
Noté el frío, frío que me caló hasta los huesos. Había alguien en mi apartamento. 
Estaba más acojonado que una monja con retraso menstrual. Mis glándulas salivales empezaron  recargarse.
Agarré el cuchillo que utilizaba para afeitarme y me enfundé las gafas de visión nocturna. Recorrí sigilosamente el comedor, dando saltos y escondiéndome astutamente detrás de la butaca. No había rastro alguno de aquella presencia. Fue entonces cuando noté una respiración, una respiración lenta y pausada que provenía de la cocina. Percibí un aumento en mi frecuencia cardiaca y un atroz encogimiento escrotal.
“Ring, ring, ringggg”- . -“¡Me cago en la puta.!- susurré. Era la estúpida música del móvil. Me había dado un susto de muerte.
-“ Teléeeefono”- exclamó un aullido procedente de la cocina. Me detuve un instante, intentando procesar lo que había escuchado. Aquella voz metálica era familiar.
- " Teléeeeeeeeeeeeeeeeeefono"- insistió la voz.
Reuniendo todo mi valor, me acerqué a la cocina. Un escalofrío recorrió mi espalda al abrir la puerta y se intensificó al asomar la cabeza. Allí estaba. Mi amigo E.T. El Extraterrestre. El decrépito alienígena, que había venido a visitarme.




234 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Me alegra este comentarios. Son de agradecer después de sus duras críticas en mis dos últimos posts.

      Eliminar
    2. Reconozca que sus anteriores postios era un bodrio.

      Eliminar
  2. Jajajajajajajajajaa Buenísimo, partiéndome el culo!
    Esto si que es literatura!

    ResponderEliminar
  3. No recordaba a ET tan cariñoso,,,,,,,
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Que grande es usted, canalla, como necesitaba reirme esta manyana.

    Lo ha hecho, mucho.

    Gracias, un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Un amigo extraterrestre,
    ¿eso sí que es un lujazo!
    que os peguéis un lingotazo
    con alguien, que aunque silvestre,
    con la bici iréis volando
    y acabaréis retozando.
    Saludos y ¡enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, acertadísima aportación Don Carlos.
      Gracias por pasarse por aquí de nuevo.

      Eliminar
  6. jajajajajaja vaya blog de mierda! el descubrimiento del dia!
    felicidades! a favoritosss!!

    ResponderEliminar
  7. Es casi casi la historia de mi vida...
    Esto de hoy ha sido grandioso.

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja.

    En serio, buenísimo. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  9. No me extraña la confusión, pobre, el apego que le tiene proporcional a las ganas de llamar a sus compatriotas. Y es que algunos penes podrían ser perfectamente confundibles con teléfonos, ahora que los hacen tan pequeños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bellísima Aina,
      El teléfono al que hace referencia no es precisamente pequeño,,,¿o sí?

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Todos los extraterrestres son unos fenómenos amigo Rubén.

      Eliminar
  11. Chapeau, chapeau. Gracias por hacerme disfrutar una vez más con esta gilipollez.

    ResponderEliminar
  12. Ostia, vaya zapatazo de final. Bravo.
    "Intenté relajarme jugueteando con los patitos de goma en la bañera. Acaricié mi glande con el pico de uno de ellos, y me dejé llevar por mis orgiásticos pensamientos". Veo candorosa ingenuidad en esa frase.

    ResponderEliminar
  13. Me gusta. Lo mejor que ha publicado en lo que va de verano.
    Le voy a llevar al cine de la mano, usted verá si pre o postmortem.

    ResponderEliminar
  14. HA HA HA
    Una risotada franca, innocente, de verdad.
    Me ha recordado esto:
    http://fecal-mater2.blogspot.com.es/2010/11/video-porno-de-et.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante su aportación, Acorde con la rudeza de este blog.

      Eliminar
  15. Es usted tibio, Her Prepuzio.
    Yo cojo a ese marciano y le pego tal porrazo que lo devuelvo a Plutón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No. Realista. Los extraterrestres vienen a nuestro planeta a hurtar nuestras mujeres.

      Eliminar
  16. Coño!!
    ¿ Pero no es asexuado el jodido extraterrestre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es una leyenda urbana Don Facundo. Doy fe de ello.

      Eliminar
  17. Lamento ser yo el que le comunique que su pesadilla, bien podría ser cierta.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  18. I like it, I like it, I like it, I like it, I like it, I like it, I like it.

    ResponderEliminar
  19. Todo esto es un desatino, es un cúmulo de despropósitos. ME GUSTAAAAAAAAAA!

    ResponderEliminar
  20. Esta vez se ha superado¡¡¡
    Como me he reído¡¡¡
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún espero que me proponga fecha para nuestra cita, querida amiga.

      Eliminar
  21. fantástico su trabajo!
    me ha encantado!!
    ^___^

    ResponderEliminar
  22. Haber que me aclare,,,
    Entiendo que la moraleja de este relato es que Justin Bieber fornicó con E.T., no?

    ResponderEliminar
  23. Por Dioooooooooooooooooooooooooooooos! Que bueno!juas, juas, juas
    A sus pieses.

    ResponderEliminar
  24. Ovación cerrada.
    Crack, cojones, es usted un carack.

    ResponderEliminar
  25. JAJAJAJAJAJ si es que usted no tiene remedio!

    ResponderEliminar
  26. Sin lugar a dudas el postio de hoy, merece un bravo muy ruidoso.

    ResponderEliminar
  27. Respuestas
    1. Ecuación con 3 incógnitas. Deme unas horas para resolverla.

      Eliminar
  28. Euforia de pompa y boato, con espejismo final.
    ESPEJISMO FINAL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué cojones significa su comentario? Explíquese!

      Eliminar
  29. Alargue esto y haga una novela. POR FAVOR.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si me lo pida así, cuanto menos me lo voy a plantear.

      Eliminar
  30. Anastasio Prepuzio en estado puro.
    Con la escena de la bañera con los patitos de goma, se me han saltado un par de lágrimas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted también lo ha probado, ¿eh viciosillo?

      Eliminar
    2. Todo varón, cuando se hace hombre, lo prueba.

      Eliminar
  31. Jajajajajajajaja como me reí.
    Vigile, mire como acabó Drew Barrymore!!!

    ResponderEliminar
  32. Ahí está, el tiburón.
    No pares. Sigue, sigue.

    ResponderEliminar
  33. Casi mojo las bragas -de la risa, mal pensado- con lo de la monja y el retraso menstrual!!" Eres un genio!
    Me surgieron dos dudas, pero una la he resuelto. El de la foto está claro que es un impostor, no es E.T., aunque se le parece.
    Ahora quisiera saber si el otro, el dueño del pene, es Anastasio Prepuzio o no.
    Que conste que no puedo dormir si tengo dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El impostor es Esther Cañadas como han dicho más arriba. Sin maquillar, claro.

      Eliminar
    2. El dueño del pene soy yo amiga belkis. El efecto del photoshop es poderosísimo.

      Eliminar
  34. Qué vergüenza!.
    Es una obvia exaltación y defensa del abuso sexual a alienígenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo lamento,,,No era esa mi intención.

      Eliminar
    2. Penitencia: 21 días comiendo la cansalada blanca del jamón.

      Eliminar
  35. jajJAajAJajAjajJAjaj
    JjajAJjajAJjajAJajJA
    ajJAjaJAaAjaJAJ

    ResponderEliminar
  36. Idílico y aberrante, me encantó :O
    Un abrazo maestro.

    ResponderEliminar
  37. Respuestas
    1. Yo sólo me depilo las cejas. Y el culo, en verano.

      Eliminar
  38. Jajajajajajajajajajajajajaja qué risas Sr. Capullo.
    Besikos.

    ResponderEliminar
  39. Pese a la genialidad, sigo creyendo que le está echando un poco de pereza a la hora de escribir los textos, que éste me lo he leído en menos de 5 minutos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coño, diplomática pero en toda la boca.
      Intentaré alongar mis gilipolleces.

      Eliminar
  40. Me gustaría hacerle una sugerencia, como ávido lector suyo. Cuando haga un post de este calibre, títúlelo "Exitazos", así lo podremos leer con detenimiento y sin prisas.

    ResponderEliminar
  41. No engañe a su sagaz audiencia.
    El marciano decía " Micrófooooooooono".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez esa era la palabra, pero con los nervios, ya sabe,,,

      Eliminar
  42. Y yo que lloré con la película original,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora seguro que no lo haría. ¿ Me equivoco?

      Eliminar
    2. Si, lo volvería hacer pero del gozo que me produciría aplastarle la cabeza.

      Eliminar
  43. Auguro que su próxima pesadilla va a consistir en Justin Bieber violando a E.T.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero no tener que pasar por ese horrísono tormento amigo Torpe Mán,,,

      Eliminar
  44. Respuestas
    1. También puedo hacerla gritar de placer. ¿Quiere comprobarlo?

      Eliminar
  45. Que grande!
    Me tiene aquí en la oficina llorando de risa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien hecho, con un par, amigo Isra!
      Leyendo esta gilipollez en el trabajo. Sí señor.

      Eliminar
  46. ¡Gensanta! Maestro Prepuzio, mis reverencias.

    ResponderEliminar
  47. Que risotadas.
    Como me gusta!
    Abrazos para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida es a este absurdo blog, amiga Carolina.

      Eliminar
  48. Sigue así Don Prepuzio, va directo a la canonización.
    Su fiel servidora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo mando este post al Vaticano.
      Si a partir de mañana no respondo sus comentarios, es que estoy muerto.

      Eliminar
  49. es ud un infame ¡¡¡¡ Su página se debería llamar crónicas de un prepucio ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si así lo desea, le cambiaré el nombre, amigo Miquel.
      En cualquier caso, prepucio y capullo son sinónimos, equivalentes, homólogos.

      Eliminar
  50. La hostia!
    siempre me había caído bien ET.
    Acabo de cambiar de opinión.
    Genial como siempre.

    ResponderEliminar
  51. Excelente relato, súbdito Anastasio.
    Creo que dejaré de cazar elefantes para practicar el noble arte de la montería de extraterrestres.

    ResponderEliminar
  52. Respuestas
    1. No comente algo de lo que en un futuro se pueda arrepentir,,,

      Eliminar
  53. Jajaja bugurutal. Sí señor. Sí mi Lord!

    ResponderEliminar
  54. Lo de los patos y la monja me han proporcionado dos momentos de gratísima felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La próxima vez, intentaré que le proporcionen desgarradores llantos, amigo Jaime.

      Eliminar
  55. Decía Txumari Alfaro que beber el primer meo de la mañana era muy saludable. Lo que no sabía era que también lo es el de la noche. En cuanto ET ya no me va a volver a emocionar su peli como antes, ahora que sé que le hace felaciones. Besos.

    ResponderEliminar
  56. Este relato sólo puede ser fruto de una mente perturbada,,,y cojones!¡ le aplaudo por ello!¡

    ResponderEliminar
  57. ¡Jajajajaja! Joder, qué bueno todo: relato, fotografía final y conjunción de ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muéstrelo a sus alumnos en alguna de sus clases, amigo Tomy.

      Eliminar
  58. Genial, lo de hoy ha sido simplemente genial.
    Kisses.

    ResponderEliminar
  59. Gracias por existir, Sr Capullo.
    No sé qué sería de nuestras vidas sin sus sesudas historias.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo contarle algunas más mientras copulamos,,,,

      Eliminar
  60. Jo! pues que suerte tiene Tasio! Yo desde pequeña llevo deseando que venga a visitarme E.T.!
    Sea buen anfitrión del extraterrestre eh? que éste es de los buenos y miedo me da usted! jeje!

    ResponderEliminar
  61. Jajajajajajajajajajajajaja y jajajajajajajaj.

    ResponderEliminar
  62. Otra genialidad. Una más.
    Y de pronto me dan ganas de besarle.

    ResponderEliminar
  63. No dejo de imaginarme la segunda imagen con el dedo-encendedor de la primera. Soy hijoputa :)
    Cojo y me quito el sombrero.
    ¡Arte!

    ResponderEliminar
  64. Jodidamente brillante. ¿Qué he he estado haciendo todo este tiempo que no había descubierto tu blog?
    Me siento inútil.

    ResponderEliminar
  65. Nunca me fue simpático ese grotesco alienigena.
    Ahora lo odio.
    Avíseme cuando vuelva a quedar con él. Vendré con una sierra eléctrica.

    ResponderEliminar
  66. Joder muy bueno y que panza de reir

    ResponderEliminar
  67. Una vez más lo ha hecho.
    Jodidamente vulgar !!

    ResponderEliminar
  68. Comentario nº 166: JAJAJAJAJAJA
    No tengo nada más que añadir.

    ResponderEliminar
  69. Que falta de elegancia. Con los calcetines puestos!!!!!!

    ResponderEliminar
  70. Depravado!!!!!!!
    K era el hijo de ET!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Coño!
      Ahora que lo dice, sí que parece más joven,,,

      Eliminar
  71. Estoy ante una curiosa disyuntiva,,,
    No sé si aplaudirle o escupirle.

    ResponderEliminar
  72. Jajajajajajaja
    Una chorrada exquisita!
    feliz weekend.

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...