miércoles, 26 de septiembre de 2012

EL JARDÍN BOTÁNICO

La lluvia amaraba con parsimonia, entreteniéndose, jugueteando. El tremebundo estruendo de un relámpago atravesó la llovizna con suave temblor. Un nervudo e incómodo viento galopaba entre los intrépidos e idiotas individuos que habíamos osado pagar el dinero que costaba la jodida entrada del Jardín Botánico, que albergaba especies de plantas y flores traídas de todos los confines del mundo, en una jornada en la que los meteorólogos habían pronosticado cuantiosas lluvias torrenciales. -“Proteja las plantas y los animales"- rezaba un cartel en la entrada del fastuoso vergel. Era un privilegio para nosotros tener un jardín de aquellas características en nuestra ciudad, dónde encontrar especies tan diversas y que, además, ponía en nuestras manos la maravillosa experiencia de aprender a diferenciar las distintas especies vegetales.
Paseábamos embelesados, radiantes, despreocupados, cogidos de la mano, puerilmente enamorados. Mientras la voz de Jacinta me susurraba paso a paso, los peculiares graznidos de los flamencos parecían guiarnos bajo el sonido de nuestras palabras. Complacido,  expresé la inmensa alegría de estar junto a ella con un atronador eructo. Jacinta me sonrió con una maligna risa que terminó en tuberculósica y repugnante expectoración. Era feliz. Me sentía ufano, azaroso, tremendamente afortunado. Al respirar el aire apacible y húmedo, miré al infinito donde me sorprendió el cielo cubierto por grisáceos nubarrones que me sosegaban como somníferos.
El granizo empezó a descender con violencia, apedreándonos implacablemente la cabeza, entre los hermosos frutales como manzanas, ciruelas, guindos y grosellas, además de rosales, narcisos y junquillos.  El rumor del viento sobre las desnudas ramas de los árboles se mezclaba con los berridos de dolor de los animales salvajes. Las brechas en nuestras cabezas sangraban profusamente, tal gorrino en el degolladero. Pero no nos importaba. Éramos estúpidamente felices. No sentíamos dolor. Caminábamos encariñados, ajenos al escozor de aquellas heridas, bajo un atroz vendaval de gigantescos pedriscos. 
Debido a su belleza y exclusividad, las orquídeas se cultivaban en umbráculos, donde recibían toda la atención  necesaria para su conservación y reproducción. Entré en el vivero, y tras orinar encima de un matorral de Manzanillas Reales en peligro de extinción, arranqué astutamente la mitad de ellas para entregárselas a Jacinta.
Sus cristalinos pero estrábicos ojos azules estaban distraídos observando el curioso apareamiento de unas moscas, mientras que con sus enjutas manos devoraba una bolsa de pipas como si no hubiera mañana. Estaba atrozmente empolvada. Necesitaría una pala para desmaquillarse. La miré lascivamente, haciéndole entrega del ramo de flores, en un encomiable gesto para subirle la autoestima. Utilizando todos sus músculos faciales, ella me devolvió el guiño. 
Reiniciamos el paseo, cantando una canción de Camilo Sesto. El miserable cielo continuaba lapidándonos con granizo del tamaño de sandías. Nos detuvimos de nuevo. Esta vez para contemplar una zona que ofrecía plantas ornamentales, medicinales, endémicas, aromáticas y de huerta alrededor de unos nopales silvestres. Tras ellas, puede divisar la grotesca cópula entre dos primates. Llevé la cámara a mis ojos, acercando y alejando la visión, buscando el ángulo perfecto. Al ampliar la imagen logré un plano perfecto del macaco hembra. Aquella siniestra cuadrúpeda gemía como una posesa. Podía escuchar su trabajosa respiración. Sus pupilas gris pálido se movían temerosamente de un lado a otro. Me froté los ojos con violencia, por la mayúscula incredulidad, y volví a observar al simio. El parecido del orangután con Jacinta era terriblemente asombroso.  
Proseguimos con el itinerario. Lagos con plantas acuáticas, como camalotes gigantes, recovecos armados como pérgolas y  unas inmensas Palmeras Imperiales de Centro América, Venezuela y Colombia, de unos 50 metros de alto que bordean el camino principal del parque dándole un marco imperial a ese hermoso lugar. En ellas, un bello ejemplar de Garza de Sol, piulaba con un sonido particularmente molesto. Cogí un pedrusco y lo apedreé con certera puntería. Jacinta me miró orgullosa, asintiendo con la cabeza, aguantándose la risa, en una indudable señal de aprobación.
Una inmensa y bellísima explanada de Bromelias, nos advertía que el itinerario estaba a punto de concluir. Me detuve a leer un rótulo que avisaba que aquellas inflorescencias de gran atractivo se encontraban en estado vulnerable, destacando la destrucción del hábitat como la gran amenaza para su supervivencia. 
Al girar la cabeza, observé perplejo como Jacinta había saltado la valla, y auxiliada con una pala, estaba escavando en aquella hermosa llanura, en busca de algún tesoro perdido.
Hay tantas palabras para definir ese lugar... Pero creo que lo mejor sería resumirlo en que es el sitio dónde la naturaleza, la belleza, la aventura y las leyendas se unen en aquel majestuoso jardín.




205 comentarios :

  1. La mazorca de maíz también puede considerarse una planta en peligro de extinción?
    Lo pregunto por la última foto.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja Divertidísimo como siempre.
    Besos botánicos.

    ResponderEliminar
  3. El verde lustroso del follaje, me ha embriagado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como amante de la naturaleza que usted es, me lo temía,,,

      Eliminar
  4. Quería dejar un comentario, pero la última imagen me dejó catatónico.
    Me repongo, y comento luego.

    ResponderEliminar
  5. Grima capullesca...
    Pero he muerto con la foto final... madre mía.

    ResponderEliminar
  6. Carcajadas súper sinceras con esto.
    Está como una regadera, felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. E intuyo que ignora que puedo regar por muchos sitios,,,

      Eliminar
  7. Estimado Amigo Prepuzio: O la ficción supera toda realidad o estuvo usted en el Jardín Botánico de Albacete el 18 de junio del corriente año de 2012...

    http://www.rtve.es/noticias/20120619/alertas-dieciocho-provincias-lluvia-tormentas/537819.shtml

    Pasmado estoy...;)

    ResponderEliminar
  8. Voy a hacer una llamada de denuncia a Greenpeace. ;)))

    ResponderEliminar
  9. Si se hiciese un estudio en profundidad sobre las especies en extinción, seguro que en todos los casos coincide que por casualidad, o sin ella, se pasearon usted y su Jacinta por sus hábitas naturales, causando la destrucción a vuestro paso.
    Pero en el fondo, este paseo vuestro está cargado de romanticismo...ains qué bonito!

    Me emociona enormemente que, como colofón de esta entrada, hayas puesto esa bella imagen de ese otro especímen que debe estar prácticamente extinguido ya pues hace siglos que no veo ninguno, y menos aún en su "estado más puro".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que le provocaría lágrimas de emoción al leer tan romántica historia, amiga belkis.

      Eliminar
  10. Ojiplático me deja su visión del mundo. El apedreamiento de la garza de sol, - as usual-, brillante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébelo. Apedrear pájaros, es una experiencia fascinante.

      Eliminar
  11. Un postio cargado de romanticismo.
    Me he releído una vez más el enlace de Jacinta y sólo puedo añadir que es una obra de orfebrería torrentesca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "orfebrería torrentesca", interesante descripción amigo Dany,,,

      Eliminar
    2. Me tiene que dejar escribir un post.

      Eliminar
  12. En la ilustración de abajo, en su parte inferior izquierda, no logro descifrar si tan bella hortaliza es una bromelia o una manzanilla Real......

    ResponderEliminar
  13. Yo también he ido a leer el post de Jacinta; necesitaba ansiosamente saber qué tiene ella que no tenga yo.
    Si me invitas a cenar, Anastasio, dejaré de ducharme, no me depilaré nunca más, aprenderé a eructar como un camionero...vamos, un encanto de mujer!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me promete que va a hacer todo eso, le invito a cenar. Palabra de capullo.

      Eliminar
    2. Usted ponga día y hora, y allí estaré, llena de roña y legañas.
      Pero avíseme con unos días de antelación para dejar de ducharme y de lavar mi ropa.
      Dejaré también de depilarme y maquillarme.

      Eliminar
  14. Como suele ser habitual, acabo aplaudiendo con las orejas cada vez que asomo la cabezuca por su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tiene que enseñar eso de aplaudir con las orejas. Por mucho que lo intento, jamás lo logro.

      Eliminar
    2. Cuando quiera, con la única condición de que no me enseñe su pene.

      Eliminar
  15. AJAJJJAJAJAAJ acabo de descubrirte...ME PARRRTOOO!!!
    Voy seguir viendo posts...

    ResponderEliminar
  16. ´Su obsesión por el pene, es enfermiza, jajajaja

    ResponderEliminar
  17. ¡INCONSCIENTE!
    Ud. vaya jugueteando con su falo, que las dionaeas muscipulas, son carnívoras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coño!!
      Gracias amigo Javier. La próxima vez, untaré mi glande con matamoscas.

      Eliminar
  18. Os estáis perdiendo en el detalle y no veis lo importante: el búho que está entre los matorrales.

    ResponderEliminar
  19. ¡Ese castaño...! No puedo parar de mirarlo!

    ResponderEliminar
  20. Del LOL al xD pasando por el JAJAJAJAJA.
    Es usted un capullo.

    ResponderEliminar
  21. Estimado Amigo Prepuzio:
    La ficción supera la realidad o usted y su adorada Jacinta estuvieron en Albacete el
    18 de junio del corriente año de 2012...

    http://www.rtve.es/noticias/20120619/alertas-dieciocho-provincias-lluvia-tormentas/537819.shtml

    Pasmado me quedo... ;)

    ResponderEliminar
  22. En su línea soez y grosera.
    Me asalta una duda... Encontró su querida Jacinta el tesoro?¿

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encontró un yacimiento de petróleo la muy cabrona.

      Eliminar
  23. El de arriba es un pene y el de abajo es un cactus????

    ResponderEliminar
  24. NO HABÉIS ENTENDIDO NADA DE NADA, PREPUZIANOS.
    EL PENE EN CUESTIÓN MARCA LA DIRECCIÓN DEL TESORO QUE BUSCABA JACINTA.

    ResponderEliminar
  25. BRAVO!¡
    Enésima chorrada capullesca!. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  26. JaJaJa, usted tan romántico como siempre.
    ¿Qué le encuentra a Jacinta?

    ResponderEliminar
  27. Les hago directamente responsable de mi desvarío: Lo que antes era en ocasiones veo penes se ha mudado a SIEMPRE veo penes.
    Lo pagará muy caro.
    He dicho.

    ResponderEliminar
  28. Respuestas
    1. GRA-CIAS.
      Un abrazo para los prepuzianos del otro lado del charco.

      Eliminar
  29. Lo que me he llegado a reír!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  30. Me ha encantado la descripción de su paseo por el parque botánico. Pero tengo una curiosidad. ¿Qué canción cantaba usted de Camilo Sexto? Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. " Ya no puedo más ". A pulmón y castañuelas.

      Eliminar
    2. Eso es difícil de creer. Usted siempre puede más y más. A los hechos me remito.
      Besos.

      Eliminar
  31. Esa misma pregunta iba a hacer yo Anónima, jijijij

    ResponderEliminar
  32. Respuestas
    1. Por supuesto!. Sólo impongo una condición. Que lo haga con panceta.

      Eliminar
  33. Sr. Prepuzio...es usted único para liarla..jajajajajajaja

    MUACKSSSSSSSSSSS.

    ResponderEliminar
  34. Es increíble lo que su perturbada mente es capaz de escribir cuando lo que le sobra es tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se crea,,,Mis obligaciones laborales me impiden últimamente dedicarle el tiempo que este burdo blog requiere.

      Eliminar
  35. Anastasio, quiero dar un paseo con usted por el Corte Inglés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor por el Mercadona, ¿No?. Y luego nos encerramos en los aseos.

      Eliminar
  36. Amigo Tasio, sublime y desternillante como siempre.

    ResponderEliminar
  37. Estimado amigo Prepuzio (3º intento):

    La ficción supera la realidad o usted y su adorada Jacinta estuvieron en Albacete el 18 de junio del corriente año de 2012...

    http://www.rtve.es/noticias/20120619/alertas-dieciocho-provincias-lluvia-tormentas/537819.shtml

    Pasmado estoy ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj Seguro que fueron ellos!!!!

      Eliminar
    2. Me ha decepcionado amigo Chuan Che Tzú. No le tenía a usted como un delator.

      Eliminar
    3. Estimado Amigo Prepuzio: le pido humil-demente mil perdones...Tontamente había olvidado a toda esta caterva de indiscretos comentaristas capullescos que le rodean...

      Eliminar
    4. Acepto sin inquina sus disculpas estimado camarada.

      Eliminar
  38. Un fenomenal cocktail entre Mr. Bean, José Luís Torrente y Torbe.
    Crack!

    ResponderEliminar
  39. Respuestas
    1. Ya los sabe diestro amigo, lo mío es la plectra es su vertiente más sórdida.

      Eliminar
  40. He llorado más que leyendo Paraíso robado de Judith McNaught.
    Es usted un cabrón.

    ResponderEliminar
  41. Mon dieu!!!!
    Es, una jodida ordinariez!!
    Bravo!

    P.D: Me excita levemente su nueva foto del perfil.

    ResponderEliminar
  42. y releo lo Jacinta y vuelvo a descojonarme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues comente en esa entrada que está huérfana de mensajes.

      Eliminar
  43. Escarbando entre el puterío de twitter te he descubierto.
    Y me instalo con o sin tu permiso.

    ResponderEliminar
  44. Que animal!!! desde luego... es usté un insensible... xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¿¿Insensible?????
      Me ha roto el corazón querida Sílvia.

      Eliminar
  45. Respuestas
    1. Supongo que quería decir poesía Majestad,,,
      ¿ Como están sus yernos?

      Eliminar
  46. Joder, Jacinta es muy, pero muy fea...

    ResponderEliminar
  47. Buenísimo máquina!
    Oiga, le he mandado una foto para que pueda escribir alguna de sus historietas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he recibido amigo Gabi.
      Haré un destrozo con ella. Se lo agradezco.

      Eliminar
  48. Respuestas
    1. No hace falta ir lejos, amiga Capreso,,,
      Conozco un hotel muy económico,,,

      Eliminar
  49. Juas Juas, K grande mamón!!!
    ¿De dónde ojoné saca las fotos?

    ResponderEliminar
  50. Respuestas
    1. No mienta pequeño bribón. Es una solemne gilipollez como bien han comentado alguno de los contertulios.

      Eliminar
  51. Debería protagonizar la 5ª parte de la saga Torrente.

    ResponderEliminar
  52. Respuestas
    1. Les tengo dicho que no escriban en mayúsculas, JODER!!

      Eliminar
  53. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  54. Muy bueno Don Prepuzio. Tiene que animarse a escribir un libro.
    Salu2.
    http://lomejordelhumorgrafico.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  55. Díganos la verdad: ¿Es usted un actor porno?

    ResponderEliminar
  56. Lo que es el amor eh Tasio? anestesia contra granizadas y todo tipo de tormentas.
    Y lo contento que está con su Jacinta según se ve en la foto que le sacó jeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si le contara que siento yo por usted,,,
      POR USTED MATO, MAAATO!

      Eliminar
  57. Es usted el puto amo como diría aquél,,,

    ResponderEliminar
  58. Hola :

    Me llamo Jimena San Martín soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi web, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

    Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a jimena.sanmartin@hotmail.com
    Jimena San Martín

    ResponderEliminar
  59. hay algo mágico en ese jardín...

    ResponderEliminar
  60. Es usté incorregible,y eso me gusta.

    ResponderEliminar
  61. Es tronchante, gracias por hacerme siempre reir... (de dónde habrá sacado esa foto...):).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo puedo hacerle muchísimas más cosas sumamente más placenteras amiga Patricia.

      Eliminar
  62. ¿Es usted de Burgos?.
    Se lo pregunto más que nada por la morcilla.

    ResponderEliminar
  63. La señal os indicará el camino! jajaja

    ResponderEliminar
  64. La guinda a esta, sin lugar a dudas, romántica escena, hubiera sido apedrear a Jacinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hice, maestro, pero lo obvié para no parecer misógino.

      Eliminar
  65. Yo también he llorado con este relato que cala en el corazón. Snif, snif.
    Poeta!

    ResponderEliminar
  66. Hago lo mismo que hizo Jacinta: asiento con la cabeza, aguantándome la risa, en una indudable señal de aprobación.
    Bravo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta tiempo sin verlo por aquí, Chico-Marx.
      Me alegra que esté de vuelta.

      Eliminar
  67. BRUTAL!
    Que bueno el relato de Jacinta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una grosera vulgaridad amigo Chema y usted lo sabe.

      Eliminar
  68. Es usted un mamporrero. Pobres animales del jardín,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mamporrero,,,interesante vocablo.
      Me acaba de dar una grotesca idea con su comentario.
      Gracias.

      Eliminar
  69. Ja ja ja es usted la monda!
    Llorando de risa!

    ResponderEliminar
  70. Respuestas
    1. Usted también está buena.
      ¿Por qué me gustan todas las mujeres?

      Eliminar
  71. Que belleza de cactus. Me refiero al 2o.

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...