viernes, 16 de marzo de 2012

JACINTA PRESENTA SU PRIMER LIBRO

Jacinta, presentó su primer libro " Memorias de una becerra", con lágrimas en los ojos que incluso le impidieron hablar en varios momentos de una rueda de prensa muy emotiva, en la que destacó, con sus habituales dificultades en el habla, que -“había cumplido un sueño”-. Acompañado de un traductor para sordos, su inseparable osito de peluche y su madre, estuvo muy conmovida durante todo el acto celebrado en los aseos del Mercadona, rebosantes de holgazanes de Barranquillas (Madrid), dónde vio nacer a esta mugrienta mujer de mísero intelecto hace 40 años, en dónde todavía hoy, es un ídolo , un icono, un ejemplo a seguir por miles de gitanos y vagabundos.  Jacinta  compareció puntual a la rueda de prensa. Estaba visiblemente nerviosa, con su sucio traje-chaqueta  salpicado por aceite y mayonesa. Mostraba amplias manchas de sudor en las axilas y la enorme barriga le deformaba una blusa que se abría y dejaba ver un ombligo peludo y grasiento. Sonreía con una risita indecente que ponía al descubierto unos dientes desiguales, torcidos, quebrados, con varias capas de sarro que colgaban de unas sangrientas y putrefactas encías. Sus orejas, de longitud exagerada, rebosadas de amargo cerumen, le otorgaban un aspecto aterrador, fétido. Su nariz, torcida, tosca, afilada, repleta de puntos negros como un error del buscaminas, le confería una fisonomía vomitiva, repugnante. Jacinta declaró con voz de camionero ucraniano-"sentirse orgullosa del libro en el que el prólogo fue redactado por mi amigo, mi compañero, mi amor, Anatasio Prepuzio. Un prólogo lleno de recuerdos, y que me ha dado la idea de hacer mis pinitos en la literatura.”-, fueron las perlas cultivadas de Jacinta en su preámbulo antes de presentar el libro  en sí. Jacinta bebió un sorbo de agua, expectoró estrepitosamente escupiendo en la mesa un repugnante esputo de saliva con alto contenido mucoinfeccioso, y prosiguió con su presentación. Estaba nerviosa, tensa. Su obeso cuerpo transpiraba de forma apestosa y maloliente. Le picaba el pubis por la cantidad de ladillas, herpes y hongos que colonizaban sus genitales. Se rascó con ostentación su sexo, olfateó con depravación los dedos con los que había friccionado sus órganos sexuales y prosiguió con la explicación. Profesándome en todo momento una gran admiración,  tuvo palabras de cariño y amor, así como gestos, besos y miradas tiernas hacia mí durante el evento. - Se trata de una biografía que a lo largo de 130 páginas aborda desde mi infancia hasta la actualidad, centrándose no sólo en su vida pública, sino también personal.”- explicó Jacinta. -¡¡¡Fea!!!! -increpó un exaltado asistente. 




Jacinta  visiblemente compungida, aguardó pacientemente que cesaran las injurias. Estaba abatida, hundida. Tenía introducido su dedo índice en el orificio nasal. Lo movía cuidadosamente en círculos. Palpó con la yema del dedo el preciado material y tras extraerlo y observar que era de óptima calidad, lo usó como aperitivo. Eructó miserablemente y reanudó la explicación. -“"Quisiera que la gente que lea el libro se sienta implicada, parte de esa vivencia, que se pueda meter adentro del personaje", agregó. -” Guarra!!!, Cerda!!!!!!!” - interrumpieron de nuevo varios asistentes. Con lágrimas en los ojos y voz temblorosa,  Jacinta reemprendió la conferencia.
Los chorros de sudor caían por su frente. Olía como un vertedero. Cada vez que abría la boca, le quedaban varios hilillos de sucia saliva entre el labio superior y el inferior. Llegó hasta uno de los concurrentes, el aliento de su bufido. Una bufido nauseabundo y repugnante que les impactó de lleno. Una pestilencia compuesta de una mezcla de ajo, pescado y perro muerto en estado de descomposición que le ocasionó arcadas y vómitos.  -“Tápate la boca para hablar, cloaca miserable!!! Ja Ja Ja!!“- interrumpió de nuevo. Mi pobre Jacinta  estaba alicaída y humillada, sentada en su silla, con la cabeza gacha. Tenía la camisa empapada de moho. Su pequeña caja torácica estaba unida a la cabeza con ausencia de cuello. La única diferencia entre ella y un sapo era el color de la piel. Cerró los ojos y comenzó a respirar tranquila como una manera de controlar su cuerpo sometido a la presión. Tenía los dientes sucios y pringosos, con restos de las galletas de chorizo que acababa de comer. Aliviada del estrés, Jacinta prosiguió con la presentación. -“Me encuentro en la etapa de mi vida en la que ha logrado aceptarme y quererme, y me siento abiertamente feliz con mis defectos y mis virtudes y no me agobio por lo que dirán.”-. Cuando hablaba escupía pequeñas burbujas de radioactiva saliva blanca repletas de pus. Se rascaba compulsivamente el cráneo. Tenía una fábrica de nieve artificial en la cabeza de la que caían abundan copos de caspa. No. No eran copos. Eran costras y cortezas de rasposa y desprendida piel capilar. Tenía la cara poblada de repugnantes granos, forúnculos infectados y abscesos ulcerados repletos de gusanos y lombrices enroscándose. Los asistentes le miraban con ojos achinados, como intentando ver un dibujo oculto. Su rostro parecía una estatua de cera a medio derretir. La Madre Naturaleza había sido despiadada y cruel con ella. Entre silbidos y abucheos Jacinta concluyó la presentación, brindándome una bella dedicatoria:

 

157 comentarios :

  1. Jajajajaja buenísimo.
    Aunque a penas nos conocemos, ¿Le he dicho ya que le amo desde una perspectiva puramente heterosexual?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me lo había dicho,,,Yo le amo en huevos revueltos.

      Eliminar
  2. ¿Dónde venden el libro?
    Estoy ansiosa por devorarlo.
    Besikos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De venta en farmacias, herboristerías y mercerías.

      Eliminar
  3. ¿Sabe usted que cada vez que leo este post en la oficina, me interrumpe el jefe dos o tres párrafos antes de terminar? Por eso, no llego a ver el final y me abstengo de comentar. Sin exagerar, habré entrado aquí ya 4 o 5 veces.

    ResponderEliminar
  4. Me deja con la intriga... aguardo expectante el próximo capítulo de tan original biografía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendrá que esperar amigo Andrés. Mientras tanto, para hacer más llevadera la espera, le sugiero que introduzca un tenedor en un enchufe.

      Eliminar
  5. Lo de los crostones de caspa me ha mataoooo, jajajajajaja Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La higiene capilar nunca fue una virtud de mi amada Jacinta.

      Eliminar
  6. JAJAJAJAJJA muy bueno.
    Nada, dentro de poco el "interlens" de mi oficina detectara su blog como spam.

    ResponderEliminar
  7. Me parto de risa!!!!! jajajajaja ¿ Qué le dijo jacinta en la dedicatoria? perdone mi ignorancia pero no entendí el mensaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 'Te amo con locura miserable cabrón', en el extinguido idioma turbabunga de Botswana.

      Eliminar
  8. ¡Cómo mola esa carátula del libro! Con esa tipografía... Avisando sobre qué esperar,,,,
    Grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fiel radiografía de lo que hallará en su interior.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Mu-chas gra-cias a-mi-go Alx. Me sien-to un gi-li-pol-las es-cri-bien-do así.

      Eliminar
  10. Memorable, sencillamente memorable. Este artículo es para imprimirlo, enmarcarlo y colgarlo en la pared.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Juan José, este post, como todos los otros es pura bazofia.

      Eliminar
  11. Sólo faltaba que Jacinta firmara los ejemplares de su libro con la lengua! jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo firmaba con los labios. Y omitiré cuál de ellos eran.

      Eliminar
  12. Este blog es maravilloso en general y esta entrada es gloriosa en particular. Me he reído muchísimo, la idea del post es gloriosa, muy divertida.
    Volveré por aquí.

    ResponderEliminar
  13. Buaaaaaaaaaah¡¡¡¡ Como me he reído¡¡¡¡¡
    Mis felicitaciones! Realmente nos hallamos ante un post que lleva la epicidad a un nuevo nivel de existencia.

    ResponderEliminar
  14. BRAVO! Este post no merece menos que una cerrada ovación :-D
    Viva el Capullismo!

    ResponderEliminar
  15. ¿Y para cuando su propio libro, Don Prepuzio?

    ResponderEliminar
  16. Comento luego,,,,
    Me voy pál Mercadona antes que me lo cierren.

    ResponderEliminar
  17. Joer, me palpita el frenillo después de haber leído la entrada.
    La dedicatoria soberbia, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué frenillo? no me asuste usted, amigo Rodri!

      Eliminar
  18. Tan sólo quería manifestar la inmensa felicidad que me produce la existencia de este blog, y especialmente la de este post, al que vuelvo cada cierto tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que buscar la felicidad en las pequeñas cosas, como este blog o el clítoris.

      Eliminar
  19. Desde luego, los hay cabrones, muy cabrones, auténticos cabronazos hijos de su madre, y luego está usted. Qué crack.
    Por cierto, podría haberse ahorrado el traductor para sordos y realizar esa tarea usted, con su mano amputada.
    Feliz fin de semana prepuzianos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted fue uno de ellos, y no lo digo por lo de crack. Afortunadamente ya dispongo de una prótesis en mi mano izquierda.

      Eliminar
  20. Ave Maria Purisima, tremendo el post de hoy.
    Premio Planeta para " Memorias de una Becerra"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez en los premios 'Sonrisa Vertical', tenga más opciones.

      Eliminar
  21. Respuestas
    1. Apreciado Lecter. No me sea pelota. No va con usted,,,,

      Eliminar
  22. Bravo no, BRAVÍSIMO¡¡¡¡
    Que partida!

    ResponderEliminar
  23. Bravísimo- ¿Soy la única que encuentra enigmática las peludas axilas de la mujer del libro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El vello axilar en la mujer, es un virtuoso símbolo de feminidad.

      Eliminar
  24. Eeeeeehhhh.... tengo que ir a mear (de la risa)

    ResponderEliminar
  25. Respuestas
    1. Me halaga su comentario, Su Majestad.
      salud y república.

      Eliminar
  26. Buenísimo. Y efectivamente, la cosa da para una segunda parte, donde espero haya más sobre las memorias de su amada Jacinta.
    Tremendísimo. ¡Bravo!

    ResponderEliminar
  27. Y me podría decir ud. qué editorial ha osado publicar semejante obra literaria?¿

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. This information has been clasified as CONFIDENTIAL.

      Eliminar
  28. Hola, mi nombre es Rober, y les escribo desde el otro lado del charcazo... soy del Perú. Y nada felitarlos por darse tamaño trabajo tan divertidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido a tan absurdo blog amigo Rober. Me alegra hallar prepuzianos en Perú.

      Eliminar
  29. Excelente post, realmente ha logrado conformar un blog grandioso, es todo un gusto visitarle.
    Me quedo con la dedicatoria final de Jacinta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Un poco cochinilla si que es su pareja Jacinta.
    Aghhhhhhhhh¡

    ResponderEliminar
  31. Deberían haberle cedido el pasillo de comida para perros en lugar de los aseos del Mercadona para presentar el best seller, jajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me recuerda usted a la serie de walking dead. Estoy acojonado,,,

      Eliminar
  32. Acabo de leer la entrada que conduce la palabra'madre' marcada en rojo y que nos relata cuando conoció a sus suegros y me estoy descojonando vivo.
    Sublime.

    ResponderEliminar
  33. Mande una caja de ejemplares al Vaticano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo he hecho. También hice lo propio con el rector de la parroquia de mi barrio.

      Eliminar
  34. Enorrrme artículo. Lo de la escena de buscar petróleo en las fosas nasales ha sido tremendamente... bueno, ha sido y punto. No sé si darle un abrazo o pedirle una indemnización por daños mentales. O las dos a la vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Denúncieme por favor! Siempre he querido gritar en un juzgado: PROTESTO!

      Eliminar
  35. ¿De qué laboratorio de científico loco se ha escapado el engendro de Don Prepuzio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ningún laboratorio. Soy mezcla de tornero bosnio y gorila de montaña africana.

      Eliminar
  36. Jo, Anastasio, sigo pensando que te vas a ganar el cielo y ella debería buscarse un asesor de imagen. Al menos, ya que no vamos a poder verla bien, que le enseñe a reprimir esos tocamientos y le recomienda una ducha, un ortodoncista y un dermatólogo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo haré bellísima Aina. Y Dios me espera con los brazos abiertos, y al parecer le gusta soplar nucas,,,,

      Eliminar
  37. Dígame por favor lo que fuma que me compraré 100 € de esa sustancia.
    Genial y becerro el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un periódico enrollado. Si puede ser de aquellos retrógrados y nostálgicos de tiempos pretéritos, mucho mejor.

      Eliminar
  38. ¡Cobarde! ¡Bribón! Es usted un cobarde!!! Insultaron a su amada y no hizo nada!!!!
    Es inadmisible!¡

    ResponderEliminar
  39. "Tenía introducido su dedo índice en el orificio nasal. Lo movía cuidadosamente en círculos. Palpó con la yema del dedo el preciado material y tras extraerlo y observar que era de óptima calidad, lo usó como aperitivo. Eructó miserablemente y reanudó la explicación"

    La humanidad ha alcanzado su punto álgido con esta frase.

    ResponderEliminar
  40. oís eso...?

    Es el sonido de cientos de depravados corriendo en busca de un ejemplar del libro.

    p.d. muy bueno el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez lo que quieren es propinarme una atroz paliza.

      Eliminar
  41. plas plas plas plas

    aplausos, magistral !!!! deberia dejar de leer tus posts en el curro, luego empiezo a descojonarme cosa mala y la excusa de estar concenctrado en un programa dificil ya no cuela.

    ResponderEliminar
  42. Como dijo un buen amigo mio "No puedo parar de leer". Como sea tan bueno en la cama como escribiendo, tendrá el pene en carne viva a perpetuidad, supongo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente no soy diestro en lo primero ni ducho en lo segundo.

      Eliminar
  43. Visitar su blog es un gozo sórdido sólo comparable con visitar la Estrella de la Muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mucho mejor peregrinar a Lourdes haciendo el pino puente para curarse la fimosis.

      Eliminar
  44. Grande, grande. Qué kitsch todo.

    Cada vez estoy más convencido que la Teoría de la Atracción por lo ordinario tiene menos fisuras que la de la relatividad o la gravedad

    ResponderEliminar
  45. ¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
    ¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
    ¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
    ¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
    ¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
    ¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!
    ¡¡¡¡Oh yeah, baby baby!!!!

    ResponderEliminar
  46. Pasado el shock inicial, me adhiero sin matices a su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de su decisión pese a que se arrepentirá.

      Eliminar
  47. IM-PRESIONANTE. La única diferencia entre ella y un sapo era el color de la piel. Soberbio.

    ResponderEliminar
  48. Y seguro que las páginas del libro están en blanco.

    ResponderEliminar
  49. jajaja! me parto el hojaldre...

    La situación del dedo en la nariz es brillantemente vulgar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lance la primera piedra quién no halla cometido este acto.

      Eliminar
  50. Deliciosamente escatológica esta entrada, para enmarcar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la enmarque en su despacho por lo que pudiera ocurrir,,,,

      Eliminar
  51. Maaaaaaaaaaaaravilloso!!!!!!!!

    Esta noche cuando llegue a casa lo primero que hago bajarme el libro.

    ResponderEliminar
  52. He descubierto mi vena sórdida: cuando estaba leyendo , al llegar a la parte del eructo, entre que lo leía descojonado y que entonces miré la imagen del Libro, por poco me he matado del ataque de risa que me ha dado (y que todavía me dura)...

    Brutal post... ¡BRUTAL! :-))

    ResponderEliminar
  53. Ahora mismo tengo una sensación extraña,por un lado me parto de la risa imaginándome la escena de las arcadas, las caspa, los eructos y las carcajadas, casi me caen los lagrimones y por otro lado me da una penita si querida Jacinta..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se preocupe, ella es conocedora de su condición de becerra. No sufra en silencio.

      Eliminar
  54. Jajajajajajajajajaja
    Qué guarra es Jacinta!

    ResponderEliminar
  55. Me da pena jacinta,,,
    ëpico el post amijo.

    ResponderEliminar
  56. Increíble-ble.
    Os sigo gracias al Twitter, que curiosamente es mi novio.
    Sois grandes, pero seguro que eso ya lo sabeis.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Twitter es su novio?, pues busque faltas de ortografía en el Twitter de Dani Martín.

      Eliminar
  57. Querido Don Prepuzio, usted y Jacinta están hechos el uno para el otro. ¿O no? ¡¡¡Envidia cochina, muy cochina!!!
    Un abrazo fuerte, muy fuerte. Anónima de interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener envidia de mí o Jacinta es como poner alarma a un Seat Panda.
      Tal ves usted y yo no seamos incompetentes,,,

      Eliminar
    2. Yo no me considero incompetente. Y usted?

      Eliminar
  58. Es usted la niña de mis ojos, oiga.

    ResponderEliminar
  59. Tan soez y ordinario como divertido.

    ResponderEliminar
  60. ¡¡¡Sos grande, loco!!!

    ResponderEliminar
  61. Gran post que demuestra además de su capullismo que su enfermedad mental está en estado muy, pero que muy avanzado.

    ResponderEliminar
  62. Orbitar en la constelación de Álex Ubago le está dejando fatal...

    ResponderEliminar
  63. Como es habitual, gran post.
    Propongo el I Meeting de prepuzianos.

    ResponderEliminar
  64. Joder, esto es de lo mejor que he leído últimamente, digno del mismísimo Santiago Segura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no habrá leído mucho últimamente amigo Jaime.

      Eliminar
  65. Encantada de haber conocido este blog!

    ResponderEliminar
  66. ¿Y si dejáis de usar bots en twitter? ¿Sería mucho pedir?

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...