miércoles, 16 de octubre de 2013

ACUPUNTURA

La acupuntura es un taumatúrgico procedimiento terapéutico, perita y avezada aleación de ontología y técnica, de análisis metafísico y práctica, de crédulos dogmáticos y caricatos santeros, utilizado para la sanación de cualquier afección humana. 
Según la medicina tradicional China, existe una energía vital llamada Qi, qi circula de manera perenne por el cuerpo humano, tanto por la corteza corporal como por los órganos internos trazando trayectorias de movimientos conocidas como meridianos, cada uno de los cuales corresponde a una víscera o sistema orgánico.
La enfermedad se origina a consecuencia de un anómalo desequilibrio entre las dos fuerzas que vertebran el cuerpo humano, el yin y el yang; dos polaridades dinámicas y complementarias, y dicha asimetría bloquea el flujo de la energía neurálgica.
El restablecimiento del equilibrio del organismo es la base, el único principio para la curación.
Esta ancestral técnica de vudú cantonés, considerada ya en los añejos textos sagrados como milagrosa, consiste en insertar con denuedo una serie de recios y mágicos alfileres en la epidermis del paciente, a distintas profundidades, para espolear puntos estratégicos del cuerpo.
Las finísimas y oxidadas agujas de metal, de 3 a 125 centímetros de largo y usadas en frío por lo general, conocidas como filiformes, son la herramienta principal en los efectivos tratamientos de acupuntura.
Cada aguja, o florete taurino utilizado en patologías graves, se inserta en concretos puntos del cuerpo, dependiendo de la patología a tratar, con el fin de restaurar el flujo y la armonía de energía de nuestro organismo. Estos pinchazos, brutales y desgarradores,  están auspiciados por las leyes cosmogónicas chinas.  
Durante el etéreo tratamiento, el ingenuo paciente se acuesta apocado en una camilla, habitualmente salpicada de plasma del enfermo anterior, ya sea boca abajo o arriba. Le insertan las agujas, no siempre esterilizadas, y permanece estúpidamente con las fíbulas hincadas de 15 minutos a cuatro días aguardando que éstas hagan su milagroso efecto.
Pese a no tener corolarios secundarios, a excepción del atroz dolor en el momento de la estocada o desangrado al extraer los punzones, se han documentado algunos casos en los que el paciente ha sufrido neumotórax o perforación ventricular.
Este holístico y analéptico procedimiento es capaz de transmutar la química del cerebro, influyendo en la liberación de neurotransmisores y hormonas, y alterando las funciones del sistema nervioso relacionadas con mecanismos involuntarios del organismo. La glándula pituitaria y el hipotálamo son responsables de la liberación de endorfinas, hormonas naturales del cuerpo humano que funcionan como analgésicos. Por lo tanto, el proceso que comienza con el vándalo agujereo de una zona específica del cuerpo y continúa con la liberación de hormonas que alivian el dolor, concluye con la restitución del equilibrio interior, y por consiguiente, la sanación de la enfermedad.
La acupuntura es útil en todas las patologías. 
Es fascinante comprobar como aquel trastorno que nos está produciendo un lacerante sufrimiento mejore y desaparezca en unas sesiones.
Infinitas tesis científicas avalan la efectividad de la acupuntura en el tratamiento del dolor y en la curación de enfermedades, y está indicado su uso, por ejemplo, para sanar la lepra o el canibalismo. También se emplea en afecciones como sinusitis, fimosis, migraña, alopecia púbica, adicción a la ingesta de papel higiénico e incluso con quienes quieren contactar con seres alienígenas.
Testimonios reales:


Paco Trujillo. 63 años. Testador de preservativos.
Miopía, conjuntivitis, hipermetropía y astigmatismo.
"Perdí mis dos ojos en una partida de póquer. Tras una invasiva y cara intervención de 14 horas, un reputado oftalmólogo consiguió transplantarme los ojos de un topo caucásico. Perdí toda capacidad para percibir pequeños detalles, los puntos ciegos, las moscas volantes, los halos. Con los años, mi vista se tornó borrosa, distorsionada, casi inexistente. Tenía que llevar unas aparatosas lentes cuyos cristales medían 10 cm. de grosor. Tenía que guiarme por el olfato. Me sometieron a facoemulsificación, cirujía extracapsular e intervenciones refractivas sin éxito. Estaba muy deprimido y una tristeza y angustia muy oscuras anidaban en mí, implacables y constantes.
Decidí quemar mi último catucho: la acupuntura. No me gustaban demasiado las agujas, pero tenía que probar. Ya en el primer mes el resultado fue espectacular. En dos meses no solo había recuperado la totalidad de mi visión sino que podía ver a través de las paredes!.
Las sesiones de acupuntura reconectaron mis meridianos e hicieron fluir mi energía a diferentes niveles.
Mi oculista no podía creerlo! Se sintió tan sorprendido por mis avances que me dijo  que nunca había visto nada parecido antes.".


Jéssica Castillo. 28 años. Modelo y bailarina.
Dolores menstruales.
"Desde muy jovencita tenía el período irregular y en los últimos años llegué a tener retrasos de casi un semestre, con expulsión de flujo oscuro, mucho frío en manos, sangrado en las encías, sensación de cansancio habitual y cefaleas recurrentes. Conocí al maestro Ho Wun Choy, un encanto como persona y terapeuta, y me beneficié en sus  consultas de la acupuntura además de los remedios para mi dolencia. Son productos naturales, sin efectos secundarios. Empecé a tener reglas más abundantes y regulares de lo habitual en mí y de color más rojo vivo. ¡ Incluso puedo bañarme con la sangre en la bañera !. Tenía otros síntomas como dolores abdominales, pechos inflamados, mutación cutánea... Y esto también ha mejorado notablemente, ya que aunque hay días agotadores, me recupero en muy poco tiempo.".


Manuel Sarasa. 35 años. Funcionario público.
Disfunción eréctil e infertilidad.
"Desde los 13 años he sufrido problemas de erección, sintiéndome no hombre, un ser cabestro, un ente eunuco, pero tras 22 años sufriendo en silencio un flagelo insostenible, decidí probar la acupuntura  y ahora soy un toro insaciable!.
La acupuntura también nos ayudó a concebir. Estamos tan sorprendidos y felices con los tratamientos de acupuntura. Después de intentar toda clase de tratamientos para la infertilidad, solamente la acupuntura pudo ayudarnos.
Mi pareja está embarazada de 8 meses, y  ¡Whow … esperamos quintillizos!. Estamos tan y tan contentos…
Recomiendo a todo el mundo la acupuntura, un grato descubrimiento en mi caso. A priori es lógico que pensemos que dolerá, pero si confías en tu terapeuta y no vas nervioso compruebas que no duele.".


Froilana Tocino. 42 años. Probador de panderetas.
Ansiedad y arrebatos homicidas.
"Yo había oído hablar de varias terapias alternativas, pero sin conocimiento profundo de ninguna de ellas a excepción de la reflexología rectal, probada tras asesinar a  mi suegra.
Aún así, por compañeros de trabajo tenía muy buenas referencias, sobretodo en tema de acupuntura para dejar de fumar.
Recuerdo especialmente una sesión en la que acudí en medio de una gran crisis de ansiedad, derivando ya en incontrolados impulsos homicidas. En aquella ocasión combinaron la acupuntura con el reiki, y me cuesta explicar cuánto bien me hizo, pues me sentí de repente como teletransportada al útero de mi madre, flotando en el medio acuoso. No pude evitar abrir los ojos y llorar abrazando al médico al final de la sesión. Obviar decir que la ansiedad disminuyó de forma inmediata y que el terapeuta descansa ya bajo tierra.".


Florencio Usías. 41 años. Empresario mamporrero.
Artrosis e hiperlaxitud articular inferior.
"Jugueteando con una sierra eléctrica, sufrí una pequeña pero molesta amputación de parte de mi pierna, a la altura del menisco, bajo la rodilla, que me dejó cojeando y sin una pierna. Las alternativas eran dos: operar para insertar una prótesis postiza, que descarté como última opción, o reposo absoluto durante varias semanas, algo que debido a mi trabajo no podía hacer.
Con una pierna menos y cojeando, llegué, receloso, a la consulta de un prestigioso acupuntor recomendado por un familiar. Sustituyó el reposo por la digitopuntura y en cuestión de días mejoré un 100 % hasta tal punto que dos semanas después no solo habían desaparecido los dolores, sino que de la cicatriz de rodilla rebrotó una pierna nueva!.”.

Marceonilia Jaén. 33 años. Peluquera en paro.
Depresión y estreñimiento.
"Mi tráfico intestinal se había lentecido impidiendo que pudiera evacuar con regularidad y cuando podía hacerlo, una vez cada quince días, las heces que expulsaba eran del tamaño de un ladrillo, con los consiguientes desgarros anales que esto ocasionaba. Gracias a la acupuntura, pude regular la frecuencia defecatoria y emblandecer las heces.
También me ayudó con la depresión. Tras mi injusto despido quedé inmersa en una profunda depresión y unos ataques de ansiedad que no me dejaban ni dormir, ni razonar, ni dejar de pensar, y sobre todo, no era capaz de sonreír. Cada día estaba más débil y más triste, donde mi único consuelo diario era dormir y desconectarme del mundo. Tenía que pedir ayuda…Después de tres o cuatro sesiones con un psiquiatra, decidí optar por una terapeuta acupuntor. ¡¡Qué acierto!!. Fueron dos semanas de terapia más o menos continuada que me cambiaron la vida y sobre todo, me cambiaron a mí. Gracias a la acupuntura logré superar el estreñimiento, la depresión y ¡ conseguí trabajo!.".


Anastasio Prepuzio. 39 años. Capullo.
Ninfomanía.
"A los 9 años me diagnosticaron un comportamiento sexual compulsivo, un trastorno de hipersexualidad. Sentía desbocados deseos de fornicio. Advertí ingobernabilidad sobre mi vida, no había control.  Bastaba con ver de reojo un escote o un perfil curvilíneo en el pasillo del aseo para desencadenar una marcha inmediata al burdel más cercano. Copulaba con hombres, mujeres, frutas, animales silvestres o cualquier superficie blanda que lo permitiese.
Fue una adicción que me aisló. Visité el infierno. Me obligó a irme de casa y me mantuvo en un régimen de placer solitario que una vez me hizo masturbarme cien veces en un mismo día. Entendí que necesitaba ayuda. Acudí a un psiquiatra y un sacerdote. Sus terapias grupales no funcionaron. Después de tratarme con la medicina normal y de meses sin resultados evidentes, decidí finalmente acudir a un centro de acupuntura. Con 200 sesiones de acupuntura y 8.000 € menos conseguí controlar mis impulsos copulativos. Pese a que la terapia me resultó algo dolorosa, hoy puedo decir que llevo 2 años en la más absoluta castidad.” .




90 comentarios :

  1. Jajajajaja El testimonio del Sr. Usías, es estremecedor.
    Acupuntura es un cuento chino.

    ResponderEliminar
  2. Genial.
    A usted le practicaron acupuntura en su versión vizcaína.

    ResponderEliminar
  3. Genio y figura, Mr. Prepuzio, genio y figura. Cómo me he despelotado con sus "testimonios reales".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vigile pues sus glándulas testiculares, mi buen amigo,,,

      Eliminar
  4. Con la 25ª chakra paralizada por el cabreo al leer este postio, procedo a gritar:
    BLASFEMO!!!
    EL PODER DE CHUN HO MIN RECAERÁ SOBRE USTED!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No! Por favor!
      Empiezo a percibir escalofríos, encogimiento escrotal, paradas cardíacas,,,

      Eliminar
  5. Ya lo decia mi abuelo:
    “Mientras haya tontos, habra listos”
    Puedo dar fe de la veracidad del testimonio de Froilana Tocino ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su abuelo era un versado alfaquí, a diferencia de usted, asiduo de este blog,,,

      Eliminar
    2. Mi abuelo desde el cielo también lee su página.

      Eliminar
  6. Estimado Amigo Prepuzio:

    Casi no puedo escribir debido a la sensación empática que me inunda contemplando la fotografía de su tratamiento. Entiendo perfectamente su castidad, pero... ¿No sería hora de volver al acupuntor a que le retire las agujas? Dos años se me hace como mucho ¿no?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Coño !
      Gracias por la sugerencia, mi buen amigo Chuan Che Tzú.
      Revisaré entre mis revistas de zoofilia en dónde encontré el teléfono del acupuntor,,,

      Eliminar
  7. ¿Dice que cura el canibalismo?
    Alguien conoce algún acupunturero?¿

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo algunas nociones,,,
      Pero sólo la practico en el cráneo y con una pistola de clavos,,,
      ¿ Le interesa una sesión ?
      Económico.

      Eliminar
    2. Mmmhhh...Me lo pienso y le comento...

      Eliminar
  8. Me siento totalmente identificado con los testimonios.
    Qué panzá de reir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ Con cual de ellos ?
      Intuyo que con Manuel Sarasa,,,

      Eliminar
  9. Pues a mi la acupuntura me fue estupendamente para dejar de fumar..
    Lo he conseguido dejar por la noches, mientras duermo.

    ResponderEliminar
  10. Pienso que el colmo de un acuntupunturero es que se dedique a disecar mariposa...¡¡
    jajaja se me ha ido la olla ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los rudos soldados romanos que acompañaron a Cristo a Gólgota fueron los primeros acupuntores,,,
      Lo lamento, amigo Miquel, he desvariado también con este comentario,,,

      Eliminar
  11. No entendí qi coño es el Qi.
    Grande maestro, grande.

    ResponderEliminar
  12. Como siempre muestra la grandeza del humor enfermo, nos trae a la risa que alivia cierto tipode mentes y a otros les provoca disparar contra la multitud, pero así es la vida.Unos tienen que hacer la matazón y otros la moridera.
    Pero en un intento casi futil agrego que como tomando el tema en
    seri, es que a mí sí me curaron la ciática con acupuntura, y creo como en todo existen profesionales buenos y malos.
    La Dra.Chen provee sábana limpia para cada paciente y un tratamiento con la adecuada higiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente, Don Carlos, reprimo mis impulsos homicidas precisamente escribiendo en este burdo blog,,,
      En cuanto a lo segundo,,, ¿ Efecto placebo ?

      Eliminar
  13. Como dice el amigo Carlos de la Parra, nos enseña again el más vulgar humor enfermizo.
    BRAVO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Don Agus.
      Y agradezco su aportación fotográfica. A buen seguro, le encontraré un perverso uso,,,

      Eliminar
  14. Pues no se ría usté...Gracias a la acupuntura mi mujer ya no me engaña y mi jefe no me pega.

    ResponderEliminar
  15. Lo de del florete taurino me ha matado XD
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Me quedo con el testimonio de Paco Trujillo, 100 % verídico, jjajaa

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno Tasio.
    Cuidado con los defensores de las terapias naturales, se le van a tirar encima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún ferviente defensor me vilipendiará, lo sé, y eso me quita el sueño,,,

      Eliminar
  18. Joder, lo que me he podido descojonar los sórdidos testimonios.Cohone, pero de estar 10 minutos riendo.
    Mi santa madre es una fanática de la acupuntura. Según dice le calma los dolores de espalda...

    ResponderEliminar
  19. Si tenemos meridianos de esos, ¿también tenemos paralelos? :D

    ResponderEliminar
  20. LOL. Muy bueno maestro.
    Acupuntura:otra magufada de tomo y lomo, demasiadas horas viendo Dragon Ball.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  21. Testimonio con nº1, sórdido dónde los haya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ Acaso no apostó nunca sus ojos en una partida de póquer ?

      Eliminar
  22. Le puedo dar una zanahoria a Marceonilia Jaén?¿
    Por favor, dígame que sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto,,,
      Pero creo que le gustará más un mikado,,,

      Eliminar
  23. que blog más bueno. Estais tod@s lokos!!¡¡

    ResponderEliminar
  24. joder. un poco Pedro Piqueras..
    Qué fenómeno!!

    ResponderEliminar
  25. Impresionante documento. JAJAJAJAJA
    Esto es una auténtica carnicería acupunturera!!

    ResponderEliminar
  26. Olé maestro!
    Expectante espero su próxima publicación acerca de la homeopatía.

    ResponderEliminar
  27. Respuestas
    1. Especialmente en lo que al fornicio se refiere,,,
      ¿ Le agradaría unas clases de repaso ?

      Eliminar
  28. Gracias por el mareo provocado por la última foto Sr. Prepuzio.

    ResponderEliminar
  29. Sr Prepuzio, yo le confirmo que gracias a la acupuntura ya no mee salen granos en el culo comiendo chocolate o chorizo.
    Esta vez no aplaudo su post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ Gracias a la acupuntura ó a la correcta higiene ?

      Eliminar
  30. Por cierto, bonito el newlook del blog

    ResponderEliminar
  31. Interesante varapalo a tan ancestral técnica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El varapalo es para los charlatanes que engatusan a los desesperados con esta técnica,,,

      Eliminar
  32. Testimonios sórdidos, pero me quedo con el suyo.

    ResponderEliminar
  33. Paco Trujillo se presenta a las próximas elecciones europeas.

    ResponderEliminar
  34. Tasio, está usted bien?¿
    Publique, PUBLIQUE!!!!¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis funestas obligaciones laborales me han impedido hacerlo,,,

      Eliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...