miércoles, 8 de mayo de 2013

LA CHICA DE LA PISCINA


Un sedoso viento, con sus suaves manos de espuma, tocaba una hermosa melodía al hacer gemir los árboles y mecer las hojas de aquel pequeño oasis ajardinado, con una piscina central rodeada de hamacas.
El rocío centelleaba sobre el cetrino césped, recio, talludo, poblado de níscalos alucinógenos, precisado de urgente poda.
Los pájaros canturreaban ruidosos sus raudos trinos, las ardillas copulaban con elegantes y espasmódicos movimientos pélvicos  y el sol brillaba majestuoso tiznando una sosegada mañana primaveral.
El agua hacía brillar mi piel surcada por venturosos pliegues fruto de la rica dieta en mantequilla de chorizo, bollería industrial y productos lácteos sin desnatar.
Tumbado en la yacija, abrí los ojos y en la ingravidez de la nada contemplé mis mórbidos y velludos pechos, apuntando al cielo. Los acaricié, deteniéndome con astucia en la erógena e hirsuta aréola rojiza, dejándome llevar hasta extraviarme en los laberintos sensoriales más lúbricos.
- ¡¿ Tshéeé?!, ¡ Qué no estás solo, pervertido ! - abroncó una decrépita octogenaria entrada en carnes.
Hija de puta. La grotesca bañista me despertó de mi letargo libidinoso.
Detrás de ella, sobre el césped, una rubeniana cuarentona intentaba depilar sus tupidas y agazapadas ingles con unas antorchas, mientras sus vástagos jugueteaban con heces caninas, construyendo dantescas pero creativas estatuas bélicas. A su derecha, cuatro adiposas y ávidas doncellas arrebañaban con tesón las fiambreras y se enzarzaban en un festín de rapiña caníbal mientras sus tullidos maridos se abstraían en una erudita partida de brisca colmada de  groserías y blasfemias.
El socorrista, invidente, miraba al infinito tras sus atezadas lentes, con la impavidez de una estatua de mármol.
Sentado al filo de la piscina, un orondo anciano intentaba con una caña de pescar apresar algún ejemplar de trucha de agua dulce.
Un macho, de trabajado abdomen y constitución espartana, hacía caso omiso al viejo cartel que rezaba “Prohibido orinar en la piscina”, ante la burlesca mirada de los mocosos en pleno pugilato para comprobar quién emulaba mejor a Falete  en " Famosos al agua".
Aquello era la bacanal del fárrago, el caos de la jarana: ropa por todos los lados, envases de cerveza, ungüentos bronceadores, bolsas de patatas, apósitos menstruales, ceniceros atestados de colillas y sillas tapizadas con pareos, emanando el hedor de la anarquía del ocio.
Ajena a toda aquella achacosa fauna piscinera, advertí a una preciosa muchacha, nadando tal sirena de pueriles leyendas.
Tenía la piel satinada e inmaculada, suave, joven, y detrás de unas largas y oscuras pestañas, sonreían unos ojos marrones fecales, de dulce expresión. El viento zarandeaba  su brillante y grasiento pelo, exhibiendo el caoba rubicundo de sus sebáceos cabellos.
Un cárdeno biquini encubría unos pequeños pero firmes pechos.
Su cuerpo, esbelto, garboso, se deslizaba danzando ligero por el azul como la llama del azufre de la piscina, veloz, ostentando un refinado estilo perruno, levantando una pequeña ola a su paso. 
Era como un arcángel bajado del edén que había venido a empuñar el cetro del más bello de los lienzos.
La estaba observando fascinado, extasiado, cuando nuestras miradas se cruzaron, haciéndome sentir una revolución de mariposas en el estómago.
La bella muchacha me miró con ojos entornados, bizcos, altiva, como si tuviera la costumbre de hacerse la dama, bella como flor purpúrea.
Con un cómplice gesto de succionar un helado imaginario, me sonrió mostrando unos curvados y escarpados dientes, brillantes tal la estrella vespertina.
Cupido había flechado de nuevo mi corazón.


Image and video hosting by TinyPic


122 comentarios :

  1. Señor Prepucio, ya se lo habrán dicho en más de una ocasión pero es usted un maestro de la égloga suburbana empanada. Sus acertadas secreciones poéticas me han sobrecogido las gónadas y conmovido el alma hasta el eructo espiritual con tropezones de tortilla recalentada al sol.
    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Halagado me hallo ante su magnífica metáfora, amigo Alien Hado,,,
      Gracias a usted.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Primero con un delfín, después con, bueno una 'hermosa hembra', qué será lo siguiente?

      Eliminar
  3. Pero que mente tan prodigiosa tiene usted. Sin palabras me he quedado ;)

    Un saludo y feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga luchadora, tengo otros atributos más prodigiosos,,,
      Feliz Miércoles para usted también.

      Eliminar
  4. Jajajajaja
    Grande maestro!
    Dígame qué piscina es!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La piscina municipal de Villanueva del Trabuco,,,

      Eliminar
  5. Que suerte tiene usted con las mujeres, Don Anastasio.
    Lo de la gorda depilándose con antorchas me ha matado!

    ResponderEliminar
  6. Olé, olé y olé sus huevos, maestro. Me se saltan las lágrimas de la risa...

    ResponderEliminar
  7. Gran HISTORIACA, si señor.
    Y me postro en señal de respeto ante la foto la sensual señorita.

    ResponderEliminar
  8. animal ¡¡¡¡¡¡ deberían encerrarlo con la Esperanza Aguirre una hora en un ascensor...para que aprendiera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No existe nada en el mundo que me hiciera más ilusión, amigo Miquel,,,
      A buen seguro, sería una experiencia fascinante,,,

      Eliminar
  9. Ahora entiendo por qué levantaba una pequeña ola a su paso ;)
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente,,,
      Era utilizado como diestro timón,,,

      Eliminar
  10. Santa Madonna, con el trozo de la cuarentona lidiando con la antorcha para deplilarse las ingles casi hiperventilo
    Es usted el rey de la anécdota escatológica.
    Un abrazo, Maesen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un halago viniendo de usted, el Faraón del twitter,,,

      Eliminar
    2. "Faraón del Twitter", muy interesante...

      Eliminar
  11. Me encanta la manera que tiene usté de describir grotescamente situaciones cotidianas.
    Me ha divertido mucho, como siempre.
    Saludo.

    ResponderEliminar
  12. Sublime. Pero háblanos más de la chic@ en cuestión.

    ResponderEliminar
  13. El texto emana hermosura y quien no quiera ver el arte en sus líneas debería morir a picotazos por una bandada de cuervos.
    Y despues vendidos los huesos para la fabricación de maracas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Nocivo,,,
      ¿ Está usted nervioso ?

      Eliminar
  14. PENE
    No sé por qué razón, mis dedos han escrito esta palabra...

    ResponderEliminar
  15. DivertiDÍSIMO como siempre.
    Le dejo un beso.
    Mua Mua, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues y si le veo,,,le dejo una sonora colleja,,,

      Eliminar
  16. Después de leer su interesante vivencia, casi prefiero que no nos cuente de dónde salen las burbujas de la piscina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no lo cuento, amigo Mario,,,

      Eliminar
    2. Sí, mejor lo dejamos así, maestro jaja

      Eliminar
  17. Estimado Amigo Prepuzio: ¿Nunca le han comentado que su estilo literario se encuadra dentro de las corrientes del Realismo Social más puro? Apenas deja hueco a la imaginación en la acertada descripción del ambiente que nos rodea.

    Algún día podría probar dejar de describir y contarnos algo que sea fruto exclusivo de su imaginación. Algo con unicornios rosados y pequeños cervatillos saltarines.

    Me ha traído usted a la memoria aquellos veranos en la piscina de Villanueva del Trabuco, untado de aftersun y escapando de los mozos del lugar en su intento de partirme la espina dorsal al arrojarme al pilón por no pagar la "patente" que hay que pagar cuando te lías con una moza de la localidad. (No. No era la de su post, quédese tranquilo...)

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota de su sugerencia acerca de los unicornios rosados y pequeños cervatillos saltarines, amigo Chuan-Che,,,Es interesante,,,
      ¿ Usted también veranea en la bella población de Villanueva del Trabuco ?

      Eliminar
    2. Amigo Prepuzio... solía hacerlo. Me sentía atraído por el fino aroma de los establos, la exquisita conversación de los mozos y su ingenioso sentido del humor... por la intimidad que proporcionaban los pajares... Inexplicablemente, después de tres visitas al pilón, decidí veranear en una cueva remota del Desierto de Gobi...

      Eliminar
  18. El agua de esa piscina, perfecta para infusiones... noshamolao!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para infusiones y enemas rectales amigo Murmullo,,,

      Eliminar
  19. Oh... oh... OH!!!

    Pero que ven mis ojos! Brooke Shields es un hombre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es Brooke,,,
      Es Kevin, Kevin Shields, su hermano menor,,,

      Eliminar
  20. Gran narración de los hechos y mejor final.
    Del todo magnífico, sí señor.

    ResponderEliminar
  21. No mire a una sirena
    hasta que la vez entera
    pues bien ocurrir pudiera
    que ocultara berenjena
    con que bien agasajalle
    después de enamoriscalle.

    Mas una vez que lo ha hecho,
    ¡a disfrutar como un loco!,
    que la vida dura poco
    y no hay que hacerse el estrecho.
    Que todo es gozo en la vida
    si se hace en buena medida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "¡a disfrutar como un loco!,
      que la vida dura poco
      y no hay que hacerse el estrecho", eso es lo que siempre pienso yo, amigo Carlos,,,con estériles resultados, no obstante,,,
      Otro abrazo para usted.

      Eliminar
  22. Yo quiero ir a la piscina de ese pueblo.
    Al fin he encontrado un sitio donde exhibir mi cuerpo sin ningún pudor, donde puedo ir sin depilarme las ingles, donde no importa si se me el cordoncito del támpax por la braga del bikini, donde mis carnes pasarían desapercibidas....
    Sí, hecho, este verano voy....Espero que nos veamos.
    Yo no vomitaré al verte...espero que tú tampoco me vomites encima jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A usted, amiga belkis, la meteré en la bañera de un hotel y,,,y,,, bueno, lo tendrá que adivinar usted,,,
      Un petó.

      Eliminar
  23. Al menos no soy el único al que le pasó semejante visicitud...
    Chapeau al post.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ Usted también ?
      ¡ Ahoguemos nuestras penas con sexo de pago !

      Eliminar
  24. Ese bikini me tiene prendado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Que sepa que con mozilla-firefox no se ve el gif.

    ResponderEliminar
  26. Jijiji Anastasio en estado puro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Respuestas
    1. ¿ Cuál de ellos ?
      Pese a lo absurda que puede parecer mi pregunta, es preciso que lo especifique,,,

      Eliminar
  28. Y yo esperando todo el año para poder ir a la piscina...
    Gracias por quitarme las ganas de verano, Sr. Prepuzio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada amigo Gerardo,,,
      a su entera disposición,,,

      Eliminar
  29. Yo me quedo con la sirena de la 1º foto.

    ResponderEliminar
  30. Qué puto fucking amazing capullo que es usted!

    ResponderEliminar
  31. Grande, Grande, y 3 veces Grande!!

    ResponderEliminar
  32. Ja Ja ja, es usté un crack de lo sórdido.

    ResponderEliminar
  33. La hostia, que bueno!!

    ResponderEliminar
  34. Es usted un ejemplo de completa gilipollez.

    ResponderEliminar
  35. Jajajajajaja que cabrito!!

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...