jueves, 23 de agosto de 2012

LA AGENTE DE SEGUROS

Llovía a cántaros y los truenos parecían que iban a provocar un estallido masivo de las ventanas de mi edificio en una tarde parda y fría de invierno. Un cóndor andino colisionó brutalmente contra el ventanal, partiéndose el cuello. No pude reprimir una sonrisa siniestra. Todavía me duraba la jumera de la noche anterior. Después de tomarme un ibuprofeno caducado y beber el agua del wáter al vomitar, saqué del bolsillo de mi pantalón el teléfono móvil para marcar el número de una hermosa mujer que había conocido la noche anterior en una discoteca latina. Morena, piel canela, curvas sugerentes y esos labios que prometían lamer los rincones más íntimos  con frenesí, con pasión... !Qué ojos¡ ¡Qué pechos !. Me había gastado más de 100 € en invitarla a copas y a bares. Mi indecoroso rostro se contrajo en una mueca indescriptible al colgar el celular. Era el teléfono de un jodido camionero de Huelva. Había sido engañado por enésima vez. Me sentí heraldo de los infortunios; portavoz de malas nuevas; decrépito adalid y abanderado de la desdicha.
La correspondencia se acumulaba en mi vieja mesa de roble; cartas, facturas sin pagar, publicidad y alguna suscripción caducada de revistas de zoofilia. Me llamó la atención una de las cartas que yacía inverosímil entre el caótico montón de papeles. Un cenicero lleno de colillas ambientaba la atmósfera. Destapé torpemente una lata de comida para gatos y la deglutí como si no hubiera mañana, mirando a un punto fijo del infinito. Abrí con mis temblorosas manos la carta: una multa por ir a velocidad anormalmente reducida por la acera. 150 € y tres puntos menos. Un sentimiento de cabreo se apoderó de mí. Caí de rodillas por la avalancha de sentimientos: ira, furia, rabia, confusión. Canté en hebreo, escupí hacia arriba, me abofeteé las mejillas con una espátula. Si hubiera tenido delante al agente que me sancionó,  lo hubiera lapidado.
Me administré media docena de enemas rectales tratando de tranquilizarme. Encendí mi viejo televisor para ver Bricomanía cuando el timbre de mi apartamento sonó.
Pensé que sería el correo comercial. Y desde el interfono escuché una voz sensual y desconocida que susurró -"Soy yo"-,  aquel método infalible para abrir toda puerta. No me sonaba la voz pero la abrí y esperé en mi portal quién fuera subiera por el ascensor. Atónito me fijé en la figura que había ascendido las escaleras. Allí andaba ella con su belleza y su esbeltez, elegante, refinada, impoluta, con ojos grandes y hermosos, tez morena, y pelo negro bellísimo.
-“Buenos días, Soy Lucinda Estéves, agente de Seguros “ La Morenita”.”-.
Me puse nervioso y me entraron mis estimados sudores. Antes de que la taquicardia que sufría, pasara a infarto, decidí invitarla a pasar a mi apartamento. Tomó asiento en el sofá salpicado de esperma, sofrito y aceite.
Tenía las piernas largas y muy bien formadas, y caminaba con gran soltura. De nalgas angelicales, Lucinda tenía una cintura muy pronunciada y aunque no fuera su mejor  atributo, sus pechos se notaban firmes y de buen tamaño. Era la mujer que cualquier varón quisiera poder coger tantas veces como fuera posible. El sólo verla despertó en mí los instintos más primarios. Tras una exquisita presentación de su compañía me preguntó si tenía contratado un seguro de vida. Sin duda era una mujer de éxito, con un profundo conocimiento de su producto y un afán incansable por aprender siempre más, lo que probablemente la había llevado a tomar varios cursos técnicos relacionados con su profesión y su rubro. Me sentía incapaz de dejar de contemplar aquella figura, como hipnotizado. Los ojos de Lucinda  me miraban fijamente, como queriéndome decir algo, casi suplicantes. Me levanté y fui  rodeando lentamente su inhiesta figura, escudriñándola en  todos sus detalles. Los ojos de  aquella agente de seguros me seguían, clavados como alfileres mientras me exponía una amplia gama de seguros de su compañía. La imagen parecía rodeada de un halo luminoso que se confundía tenuemente con el aparato eléctrico que caía en el exterior. Fue sólo un instante, pero un instante mágico que pareció durar minutos, en los que me sentí objeto de su atracción. Sin darme cuenta estaba firmando una póliza de seguro contra mordeduras de cocodrilos, compulsando un póliza que cubría  el vello de mi pecho, timbrando un seguro a todo riesgo para una moto que no tenía, una póliza que cubría mi escroto, un seguro profesional de ayudante de lanzador de cuchillos contra posibles daños, y una póliza que protegía mi sentido del gusto por cinco millones de €.




205 comentarios :

  1. Siempre equivocándose de mujer.
    Buenísimo!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que le estoy esperando a usted,,,

      Eliminar
    2. Me temo que no voy a poder complacerlo Sr. capullo. ;)

      Eliminar
  2. ¿La comida de gatos tiene efectos afrodisíacos?
    ¿Cuál de las dos mujeres es Lucinda? No lo tengo claro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comida para gatos es mejor que el marisco querida amiga. Pruébelo.
      Obviamente Lucinda es la bella señorita con la que finalizo tan absurda historia.

      Eliminar
    2. Eso es que usted no ha probado el buen marisco gallego. Véngase y pruébelo Ya verá como cambia opinión. Besos.

      Eliminar
  3. A mi me hubiera dejado pelado,,,
    La de la primera foto, claro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la segunda, seco de flujos corporales. Se lo aseguro.

      Eliminar
  4. Si es que eres un caso! Te pierde cualquier mujer jajajaja.
    A mí tampoco me queda claro cuál es Lucinda, aunque releyendo el texto, creo que la segunda y que la primera es la que te dió amablemente el tlf de un camionero.
    No te preocupes por los seguros firmados, aún tienes tiempo de anularlos y dar orden a tu banco de que no pague las cuotas correspondientes,suponiendo que haya saldo para hacerlo.
    Sin embargo, el seguro que has firmado por tu escroto yo lo ampliaría a todo el pene. No sé por qué, pero creo que es lo que más y mejor se salva de toda tu persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he intentado amiga belkis. Pero tras la pertinentes pruebas médicas, no hay compañía alguna que ose asegurarme mi enfermizo falo.

      Eliminar
  5. Pues si le soy sincero,Luciana Estéves, tiene su encanto.

    ResponderEliminar
  6. ¡Jrandioso!. Siempre sacrificándose por todos nosotros para traernos otro post ¡ÉPICO! sobre auténticas vulgaridades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Épico?
      ¿Qué cojones ha fumado hoy, diestro amigo?

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Pues cierto parecido si que tiene la cabrona. Interesante aportación, amigo Mario.

      Eliminar
  8. Lo del camionero de Huelva, buenísimo.
    Besikos.

    ResponderEliminar
  9. Excelente relato sobre el cual sólo puedo hacer un comentario:

    Gilipollas.

    He dicho.

    ResponderEliminar
  10. Joder!
    Anonadado, vacio y , todo hay que decirlo, ligeramente excitado me ha dejado esta historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted sí sabe apreciar los encantos de una bella mujer, amigo Agus.

      Eliminar
  11. Estimado Amigo Prepuzio: En un pasado que quisiera olvidar, me vi inmerso en una experiencia similar con dos representantes del círculo de lectores... Si sólo hubiera sido una, quizás podría haberme resistido... Mi ejemplar de "La Colmena" permanece virgen en su estante, como recordatorio de la fragilidad de la barrera que contiene mis instintos...
    Me ha traído usted a la memoria hechos que estaban muertos y enterrados... Ea...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero imaginarme que hubiera sucedido si le hubieran querido vender " Las edades de Lulú".

      Eliminar
  12. Sabía que tenía unos gustos grotescos en cuanto a las mujeres se refiere.
    Lo que ignoraba es que le fuera la zoofília.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es fascinante, especialmente con cabras, amigo Escroto.

      Eliminar
  13. Creo que Luciana es en realidad la hija secreta de Juan Tamariz.

    ResponderEliminar
  14. Tiene lo pechos operados. No me extraña que quedara prendado,,,,
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. La foto me ha dejado catatónico para un buen rato.

    ResponderEliminar
  16. Le tocó la más perturbadora de las agentes de seguros perturbadoras.
    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar
  17. Como siempre lo ha clavado Usted! Jartón de reír!

    ResponderEliminar
  18. La o-s-t-i-a. Primero leo maravillado el post dónde por fin veo a alguien que se atreve a sacar un tema de debate que hace años que discuto: cepillarse a una tía sea cual sea su físico. Luego la foto me dejan sin palabra, atónito, y me pregunto dónde está el límite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier Lesma, ¿tú crees que existen tipos que se cepillarían a una tía sea cual sea su físico?....Si conoces a alguno (yo creo que no existen), dame su tlf!

      Eliminar
    2. Tienen ustedes la libido por la nubes.

      Eliminar
    3. Tú de dónde eres Javier?

      Sí, Anastasio, y eso que creo que el calor la aplaca un poco

      Eliminar
    4. Para tí, soy hondureño si lo quieres belkis.

      Eliminar
    5. Javier Lesma, hondureño de Honduras? Ains...qué lejos me pillas!

      Nocivo-Venenoso, tendrías que definirme "necesitada". Yo creo que no; más bien es que estoy libre, pero con poco tiempo disponible, y con la curiosidad graciosa de conocer a algún rondante de estos lares, ya que no puedo con el más capullo de todos.

      Eliminar
    6. Pero le has propuesto fornicio al Maestro????

      Eliminar
    7. Mario, jajajaja, no. Yo no suelo proponer. De todos modos, me da en la nariz que al Maestro no se le propone sino que él dispone, vamos como un dios. Es algo hetéreo, inalcanzable.

      Eliminar
  19. Anastasio, tanta lavativa te ha secado las glándulas pineales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si de seco, ya estoy bellísima Aina, pero no de glándulas pineales precisamente,,,

      Eliminar
  20. Her Prepuzio:
    No envidio su vida en absoluto.

    ResponderEliminar
  21. Es usted una fuente inagotable de encontrar rarezas en el mundo de la mujer. Todo un placer, volver por aquí.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer verle de nuevo, bravío león.
      Un rugido muy fuerte.

      Eliminar
  22. Luciana es una de aquellas mujeres que marcan la vida.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabe usted bien. Me ha arruinado la muy mamarracha.

      Eliminar
  23. Respuestas
    1. Parece mentida que a estas alturas no me conozca, amigo Miquel.

      Eliminar
  24. Respuestas
    1. Y a mi, su corte de pelo. En cualquier caso acepto humildemente su crítica.

      Eliminar
  25. La primera foto no corresponde a una latina sino a una oriental. Al parecer la resaca te confundió también la apreciación del fenotipo.

    Besos mágicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Annie,
      La primera foto no corresponde ni a una latina, ni a Lucinda.
      Es un hombre,,,,

      Eliminar
  26. Monsieur!!

    Caridad! Mostrándonos una señorita tan... tan... atractiva es CRUEL!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cruel son sus orejas, pequeño camarada.
      Cuando crezca, sabrá apreciar la belleza de una mujer.

      Eliminar
  27. ¡ Poderosa entrada !, tan poderosa como la cerda agente de seguros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oiga, de cerda nada. Ladrona en cualquier caso. Un respeto por la lerda de Luciana.

      Eliminar
  28. Mendediós!!
    Como para no comprarle media docena de pólizas!
    La muy cabrona te pega una somanta hostias que te manda al hospital!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón. De hecho mis numerosas faltas de hortogragfía eng este post son porque tengo que escrivir los comentarios con el pene. La mui jodida me destrozó las manos.

      Eliminar
  29. Ja ja ja, sus relatos no tienen desperdicio!!!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  30. Coño!¡
    Tiene menos cuello que una magdalanea la muy jodida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coño! para ser usted tímido, no vea como se ha soltado esta vez!

      Eliminar
  31. Respuestas
    1. Podría considerarse,,,Pero a ¿ qué coño viene esta pregunta?

      Eliminar
  32. Me alegro de volver a leer la vulgaridad pasada por su lúcido y lucido punto de vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha emocionado con lo de lúcido y lucido, amigo canino.

      Eliminar
  33. Respuestas
    1. Si es que tiene un poder de atracción innato, la muy mamarracha,,,

      Eliminar
  34. Sin duda, y espero no ofenderle, Licinda es uno de los secuaces de Belcebú.

    ResponderEliminar
  35. Acabo de pasar de una inesperada erección a una vergonzosa disfunción eréctil en 2 minutos.

    ResponderEliminar
  36. No si en el fondo es usted un romántico enamoradizo...

    ResponderEliminar
  37. Pues os vais a reír, pero Lucinda se parece a mi querida madre,,,

    ResponderEliminar
  38. Al menos algo divertido en medio del soporífero Barça- Madrid.
    Besos.

    ResponderEliminar
  39. hijo puto a lo grande24 de agosto de 2012, 1:20

    Mi primo se ha chingao a lucinda despues de venderle varias polizas
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido es usted y su primo, apreciado hijo puto a lo grande.

      Eliminar
  40. Estar bien asegurado
    es cosa muy conveniente,
    pues cualquier impertinente
    puede en un día alocado
    dejaros bien, ciego o manco
    o en un traspiés, cojitranco.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues así me dejó la muy cerda, amigo Carlos. Como siempre, acertados y bienvenidos son sus versos.

      Eliminar
  41. Aquí muchas risas con sus conquistas, pero al menos usted moja el churro.

    ResponderEliminar
  42. jijijiji
    Como siempre, genial!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  43. Respuestas
    1. Bienvenido es a este humilde blog Sr. Colmenero.
      Un placer tenerlo por aquí.

      Eliminar
  44. Me preocupa un asunto que detecto que nadie ha prestado atención: últimamente está usted mencionando mucho los enemas rectales...
    ¿Se está mariconizando?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo gilipollizando. Lo de mariconizando se lo dejo para usted.

      Eliminar
  45. Hemos podido comprobar que las vacaciones le ha sentado bien, jejejej ;)

    Besitos.

    ResponderEliminar
  46. A ver si de una puñetera vez, se saca la máscara y nos enseña su verdadero rostro!!¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando usted se depile, yo procederé a despojarme de mi fiel máscara.

      Eliminar
  47. Una belleza. A mi me hubiera sacado hasta los ojos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y probablemente, algún ejemplar del fruto podrido de su vientre,,,

      Eliminar
  48. Sr. Capullo, creo yo que los enemas hacen mella en usted. Pensaba que estas cosas sólo le pasaban a Mr Bean. jejeje :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son los enemas amiga Soraya. Es el oscuro mundo del capullismo.

      Eliminar
  49. Pero no me ha quedado claro... ¿al final tuvieron sexo, o no?
    xD

    ResponderEliminar
  50. Dígale que me traiga dos dos fotos. Apunta maneras para practicar harri-jasotze, (levantamiento de pesas para los profanos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los requisitos en cuanto a condiciones físicas, sí que los reúne,,,

      Eliminar
  51. Respuestas
    1. Básicamente porque me sale de los cojones. No sé darle ninguna otra explicación amiga Sílvia.

      Eliminar
  52. Llevo 15 minutos intentando recordar a quien me recuerda Luciana.
    Feliz fin de semana prepuzianos.

    ResponderEliminar
  53. Se equivocan todos ustedes. En realidad Luciana Estéves, es,,,,ES,,,,ES:
    FALETE.

    ResponderEliminar
  54. Sólo le falta comer chooped! Jajajaja

    ResponderEliminar
  55. o_O pero que le pasa a la genteeeeeeeeeee ?? cuanta irascibilidad, odio y falta de tolerancia por Luciana!!!!!!!!
    Muy buena entrada :D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Dexter. Por fin alguien que me entiende,,,

      Eliminar
  56. Gran post, si señor. Y me postro en señal de respeto ante la foto de la gran Luciana Esteves.

    ResponderEliminar
  57. Con los bellezones que le adoran, y usted enamorándose de la mujer, digamos, diferente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Acaso usted estaría dispuesta a fornicar conmigo?

      Eliminar
  58. La muy bestia ha destrozado el picardías,,,,,,,

    ResponderEliminar
  59. Jajajajajajajajajajaja Que bruto!¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con usted, sería más romántico,,,No le quepa duda bella Nandy.

      Eliminar
  60. Mi discípulo Anastasio:
    Olvide esa mujer. Es inalcanzable. Es Catwoman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intuía que se trataba de una súpermujer.
      Gracias Majestad.

      Eliminar
  61. Respuestas
    1. De qué coño se extraña?
      Si usted seguro que se ha cepillado mujeres parecidas!

      Eliminar
  62. Reconozca amigo Prepuzio que es usted un Don Juan, sea quien sea Lucinda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con toda la humildad del mundo, debo reconocerlo. Soy un Don Juan.

      Eliminar
  63. Estoy de acuerdo con Signum. Es usted un Casanovas...

    ResponderEliminar
  64. Ja ja ja Cojonuda la historia como siempre!

    ResponderEliminar
  65. Le ha tocado demasiado el sol estas vacaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tal vez,,,Y desnudo, imáginese como tengo los genitales,,,

      Eliminar
  66. eSTÁ USTED PARA QUE LO ENCIERREN.

    ResponderEliminar
  67. Jajajajajajaj La vuelta del Boss!!!!!

    ResponderEliminar
  68. Yo también hubiera caído en sus zarpas,,,No se desespere her Prepuzio.

    ResponderEliminar
  69. Es linda mujer tiene un perfil en meetic.com.

    ResponderEliminar
  70. Respuestas
    1. hijo puto a lo grande25 de agosto de 2012, 16:21

      Si pues yo contigo

      Eliminar
    2. ¿Y estábamos desnudos en una playa paradisíaca?¿Me equivoco?

      Eliminar
  71. hijo puto a lo grande25 de agosto de 2012, 16:20

    Cuanto pides por la mascara ?
    Si te pasas de precio mueres como tus fieles hermanas las putas arañas

    ResponderEliminar
  72. Pues que prefiero la mujer a las que faltan los dientes del pasado post a esta. Que quiere que le diga.....

    ResponderEliminar
  73. Vaya...yo que siempre me he resistido a trabajar de comercial de seguros y demás porque para mi la venta a puerta fría es una misión casi imposible...
    Si todos mis clientes fueran a ser como usted me lo replantearía porque ya sería vender a puerta caliente.
    Tasio controle un poco más sus instintos de ahora en adelante y tenga cuidado con lo que firma que tiene usted un peligro... je je!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A usted, si se me presenta en mi casa como Luciana, le declaro como mi heredera, amiga Susana.

      Eliminar
  74. Es usted un auténtico gilipollas!!¡¡

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...