viernes, 20 de enero de 2012

MI PRIMER SOBRINO

Jacinta se encerró en el  cuarto de baño, durante una hora. Se aseguró de trabar la puerta con el pestillo que hizo instalar el mismo día en el que se mudó a mi casa. No sabía lo que ocurría allí adentro. Apareció tras mi larga espera, con las cejas pintadas en mitad de la frente, vestida con un traje de Abba, atrevida, peinado de tres pisos y unas medias de rejilla que la hacían parecer un redondo de ternera. Me sedujo al instante, despertando brutalmente mis instintos carnales más primarios. En aquél momento hubiera matado una ballena a chancletazos. Empezamos a besarnos apasionadamente. Jacinta me amordazó a cuatro argollas fijadas a la cama de roble. Me vendó mis estrábicos ojos y con una pluma de paloma, recorrió mi cara, mi cuello, las costillas, mis tupidas axilas, las plantas de mis pies... Jadeaba de placer.  Ella comenzó a recorrer su leprosa lengua por mi pecho e ingles, dejando un rastro de mucosidad verde a su paso. Acarició mi mejilla y, de pronto, una tremenda bofetada me hizo girar el rostro. Me despojé de las argollas confundido. Empecé a  besar las ronchas de tono verdoso de su pecho, las uñas de sus pies que se desprendían con facilidad, sus nalgas y caderas, intentando imitar lo que había visto en las películas para adultos.  La martirizaba restregando mis mejillas sin afeitar sobre su pubis, regalándole íntimas caricias que le provocaban ahogados suspiros. Le lamía el lóbulo de la oreja mientras que le susurraba dulces y tiernas palabras que la hacían vibrar de deseo. -" Fea"- le musitaba en el oído. La tumbé en la cama y me agarré a sus fornidos jamones y empecé a lamerle el sexo. Primero con la lengua. Después con una mascarilla de esas que se usan para pulir el suelo. En un acto instintivo, empezamos a realizar la maniobra del 69. Descubrí, atónito, que el Arzobispo de Toledo había muerto. Jacinta tenía el siniestro hábito de lavarse el culo con papel de periódico. Una ráfaga de metano caliente saliendo en tromba por su ano me dejó casi noqueado. Cabalgamos con los ojos cerrados, embebidos de esa mística que convierte en futiles los fonemas y alumbra nuevas formas de entenderse, en dulces movimientos de fresa abiertos al crepúsculo, en una desenfrenada pasión aterciopelada y gentil.
Sonó el teléfono. Era mi hermana Hurraca, que estaba de parto. Nos vestimos con presteza y cogimos un taxi rumbo al hospital. Un retoño estaba a punto de ampliar la familia Prepuzio.
Vigilando nervioso el taxímetro preocupado por si no me llegaba el dinero, Jacinta utilizando todos sus músculos faciales, me guiñó socarronamente un ojo, en una clara alusión al macabro fornicio que habíamos consumado. Llegamos al hospital y nos dirigimos al mostrador. Antes que pudiera preguntar, la recepcionista me respondió: - " Cirugía Estética, Quinta planta"-. Hija de puta.
Cogimos el ascensor rebosante de familiares de convalecientes. Se hizo el característico silencio de cuando nadie conoce a nadie. En un intento por romper la incómoda tensión que destilaba el elevador, vociferé :-" Se preguntarán por qué les he reunido aquí."- desatando las carcajadas de aquellos imbéciles.
Llegamos a la planta de maternidad. El edificio era familiar para mí, pues en alguna infausta ocasión ya había tenido que visitarlo. Las enfermeras con sus eróticos pijamas de hospital recorrían de un lado a otro el edificio. Intenté  adivinar qué tipo de ropa  interior estaban recubriendo su cuerpo. En el rellano, sentados en la sala de espera, estaban mis padres cogidos de la mano, un decrépito adulto de unos 40 años y mi cuñado, más nervioso que una monja con retraso menstrual. Nos comentaron que Lucifer, el nombre escogido para mi sobrino, pesaba cerca de 7 kilos, por lo que era necesaria una macrocesárea. En apenas 20 minutos conoceríamos al pequeño retoño. Aproveché la espera para bajar a la planta de urología para que me practicaran un voluntario tacto rectal.
Al subir de nuevo mi cuñado sostenía al bebé entre brazos. Sus llantos eran insoportables. Tembloroso y emocionado, quise coger a mi sobrino. Entendí entonces por qué pesaba 7 kilos.





105 comentarios :

  1. No he podido parar de reir!
    Que grande es usted!!

    ResponderEliminar
  2. Genial Don Anastasio, absolutamente genial.
    A medida que iba avanzando en el post, me he imaginado cuál sería el final.
    Feliz fin de semana prepuzianos.

    ResponderEliminar
  3. jajajajaja buenísimo.
    Siga así, alegrándome en este caso el fin de la semana.

    Salu2

    ResponderEliminar
  4. Es usted únicoooo!!!jjjajajj..
    Qué post!!!....
    qué imaginación..lcoo lindo..
    te mando un beso enorme...nunca se con qué me voy a encontrar en este blog...
    será eso que me atrae tanto.
    bye y más besos!!!
    :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no le diga que es lo que me atrae
      de de usted....

      Eliminar
  5. ¡ Joder!!!
    El parecido de su sobrino conmigo, cuando nací es asombroso!

    ResponderEliminar
  6. Sin duda el pequeño Lucifer no ha heredado los genes de la dinastía Prepuzio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Al menos en cuanto a los rasgos físicos. En lo que respecta a la gilipollez, deberemos esperar unos años....

      Eliminar
  7. jajajjaja, tú eres un cachondo, tengo que pasarme por aquí más a menudo. enlace al canto.

    ResponderEliminar
  8. Parece su pierna izquierda jooooooooo

    ResponderEliminar
  9. Me quedo con la surrealista escena del fornicio.
    No tiene desperdicio.
    Genial Don prepuzio. GENIAL.

    ResponderEliminar
  10. jajajajaja es usted de lo que no hay, no sé, no sé.
    Me ha hecho recordar a alguien ...., esa foto le tengo que confesar que la llevo en el movil jejejejej

    ResponderEliminar
  11. Me he dado una vuelta por todo tu blog y me ha encantado.
    Las fotos geniales, y tu imaginación la caña.
    Por cierto! Pinché el enlace de Hurraca donde nos cuenta su boda y es absolutamente genial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. No vea como me he reído.
    Enhorabuena por el post.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  13. Deduzco querido amigo que la envidia lecorroería por dentro ¿no?

    ResponderEliminar
  14. Un retoño encantador, le costará empezar a caminar pero cuando tenga edad suficiente ese pequeño defecto será su mayor virtud. Debería presentarme a su cuñado, tengo muchísimas ganas de encontrarle parecido.

    Nos regala toda una exposición de habilidades en su arte amatoria, siento no tener papel para tomar nota y referente al que sí tiene en el culo su querida Jacinta, esperemos que su hábito no contenga la condición de ser periódico del día lo que significaría que ese pergamino lleva mucho tiempo ahí y entonces en vez de un urólogo debería usted hacerse mirar esa lengua.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno Aina.

      Eliminar
    2. Apreciada y bellísima Aina
      Pues ahora que lo dice, últimamente tengo la lengua como un bistec a medio rebozar...Seguiré su consejo e iré al traumatólogo.

      Eliminar
  15. Cómo nos ilustras. Cómo te lo curras tío.
    bRUTAL!

    ResponderEliminar
  16. El Arzobispo de Toledo murió en 2.002.
    Mala señal amigo, mala señal,,,,

    ResponderEliminar
  17. Aplausos!!! Claro que sí.
    Acojonante la historia. Es que me estoy partiendo, jajajajaja

    ResponderEliminar
  18. Seguro que su sobrino lo tendrá más fácil para empezar a caminar.

    ResponderEliminar
  19. Pues no creo que exista pañal que pueda aguantar todo eso,,,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada Sheila,
      Compraremos en el Zara calzoncillos tamaño XXXL

      Eliminar
  20. me ha encantado encontrarlo Sr. Anastasio...
    muy muy interesante blog! ...ya volvere...

    ResponderEliminar
  21. Paso por todo pero lo del ascensor ma matao, jajajajaja...

    ResponderEliminar
  22. Joderrrrrrrrrr
    Como te has superado capullo! jajajajajajaja, es que me parto, jajajajajaja

    ResponderEliminar
  23. Pero....
    Su cunado ¿ Quién o qué diantres es?

    ResponderEliminar
  24. Me declaro desde ya, seguidora de tu blog!
    Un saludo!
    Laura.

    ResponderEliminar
  25. Whaaah!! Tio eres muy bueno

    ResponderEliminar
  26. Jajajajajajaja detornillándome de risa¡¡¡

    ResponderEliminar
  27. ¿Es un fémur, no? ¿Cabeza de fémur, eso de la foto?

    La felicitación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no es el fémur.
      Es una faraónico pene, por envidia de ambos.

      Eliminar
  28. ¡Qué bonito es su sobrino! Enhorabuena pues. Problemas con el tamaño, como usted, no va a tener en su vida ¿o no? El relato, bueno, muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el muy jodido no los tendrá...La naturaleza es cruel....

      Eliminar
  29. Sólo se me ocurren onomatopeyas de admiración...
    GENIAL

    ResponderEliminar
  30. Siento cada vez más cierta simpatía y sinergia con su personaje, compañero Anastasio...

    Ociosidad superlativa.
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Desde hace dos semanas que me tropezé aquí, en su blog, vuelvo a diario para más, y más, y más.....
    Estupendo!!!

    ResponderEliminar
  32. Escriba un guión para una película.
    Es usted un crack!

    ResponderEliminar
  33. Jajajajajaja qué bestia es usted!
    Como nos tiene acostumbrados....Brillante y ordinario, pero elegante en la redacción.

    ResponderEliminar
  34. Menudas carcajadas me ha arrancado!!!! jajajajajaja

    ResponderEliminar
  35. Ausgezeichneter Posten. Sie sind integriert dumm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado KARL,
      Para que podamos entenderle, deje de aporrear el teclado de su PC.

      Eliminar
  36. Respuestas
    1. No. Pero no descarto que sus antepasados fueran mamuts.

      Eliminar
  37. Impagable relato el que usted nos ha brindado. Por favor, a ser posible, no dude en relatar la segunda parte de esta ordinaria historia!
    Sublime.

    ResponderEliminar
  38. Es usted genial
    Todavía me estoy descojonando vivo.
    Grandiosa entrada Don Anastasio.

    ResponderEliminar
  39. Hejemmmm.....no sé como pedirle esto Don Anastasio....

    Pero sería usted tan amable de donarme una muestra de ADN del pequeño Belebú para que me lo administren vía intravenosa?¿

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado EL MISERABLE,
      Gustosamente le haré llegar una muestra genética de mi estimado sobrino. Pero debo advertirle que yo ya realicé semejante prueba con un resultado espantoso: fístulas genitales, espalda extremadamente velluda y pérdida de piezas dentales.

      Eliminar
  40. Hola Anastasio.
    Solo quería decir que tu blog cada vez me fascina más,no se si eres escritor o es un hobbie tuyo, pero en mi opinión se te da de maravilla.Me gusta tu forma de redactar,extrovertida, ordinaria y divertida.
    Bueno,pues sigue así y espero que tengas éxito en la vida con tu autobiografía,no es nada aburrida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada y violácea Vanessa,
      Las lágrimas caen descontroladamente por mis mejillas tras leer su comentario,,,,

      Eliminar
  41. Encantado de recaer por este mundillo tuyo... voy a quedarme por aquí un rato. Por cierto donde dejo las flores para el pequeño Belcebú?¿

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se las puede meter por el c***
      Bienvenido a este absurdo blog. Quédese el tiempo que precise. Esta es su casa.

      Eliminar
  42. Genial. GENIAL y GENIAL.
    No tengo nada más que añadir.

    ResponderEliminar
  43. :)

    Voy a remontarme a entradas mas antiguas, pq acabo de llegar a su blog, señor capullo, y me ha encantao.

    ResponderEliminar
  44. Jajaja, ¡qué bueno!, sobre todo lo de la lección amatoria, jajaja.

    Es usted auténtico, mi querido Anastasio, ¡qué pasada de hombre!

    ResponderEliminar
  45. Durante un rato he estado leyendo poesía al describir semejante relato. Es ud. un artista. Y luego demuestra, claro, hacer honor al nombre de su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada Eva,
      Efectivamente soy un poeta frustrado.

      Eliminar
  46. Hacía mucho tiempo que no pasaba por aquí, pero cuando leo sus titulares no puedo resistir la tentación de entrar y leer sus ocurrencias tan variopintas, y ésta, es SUBLIME.

    ResponderEliminar
  47. el mundo es injusto y este post es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tremendamente injusto amigo Pedro.
      Discrepo en cuanto a los segundo.

      Eliminar
  48. ja ja ja

    Le aplaudo puesta en pie.
    Muackssssss

    ResponderEliminar
  49. Y la sección de deportes la pudo leer?????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado/a y asexuado Infinity,
      La sección de deportes estaba demasiado deteriorada para que hubiera podido leerla.

      Eliminar
  50. Colosal, excelso divertidamente vulgar Don Prepuzio.

    ResponderEliminar
  51. jajajajaja
    Es usted un auténtico crack.

    ResponderEliminar
  52. Pues estará lindo el retoño haciendo acrobacias....

    ResponderEliminar
  53. Increible!!!
    Las risas no me permiten dejar mas comentarios

    ResponderEliminar
  54. Divertidísssssssssssssssimo Don prepuzio¡¡¡

    ResponderEliminar
  55. No vea lo que me he reído con este post
    JAJAJAJAJAJAJA

    ResponderEliminar
  56. Hola Miley:
    Hay torta y te invito a celebrar el primer aniversario del Kiosko de Mau y te agradezco el haberme brindado tu amistad bloguera. Gracias por seguirme.
    Recoge tu recuerdo de aquí:

    http://kioskodemau.blogspot.com/2012/01/primer-aniversario.html#.TxyD4KW1Oa8


    Un abrazo lleno de luz y ternura con mucho chocolate.
    Mau

    ResponderEliminar
  57. jajajajaja
    Lucifer el trípode!!!
    Si su crecimiento es el normal, con 18 años arrastrará la manguera por la calle....

    ResponderEliminar
  58. Lucifer no parece de su familia tiene todo de lo que carecen.
    Por cierto nunca comento que Jacinta era un poco Domina ,cada dia me gusta mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada y sensual Felina,
      Un placer volver a leer un comentario suyo en mi blog. Hacía tiempo que no se pasaba por aquí.
      Ignoro si Jacinta es Domina ó Sumisa, pero puedo afirmar con rotundidad que es sucia.

      Eliminar
  59. Parece un velociraptor de tres piernas, jajajaja

    ResponderEliminar
  60. Cuando el pequeño Lucifer cumpla los 18, hágame el favor de presentármelo Don Anastasio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada Dulzura,
      Encantado de satisfacer su petición. Hasta entonces, disponemos de 18 años para conocernos usted y yo,,,,

      Eliminar
  61. jajajajaJAJAAAAAAAAAAA y más Jajajajajajaja.

    ResponderEliminar
  62. Mi buen amigo Anastasio,
    Es para mi una honda satisfacción comunicarle que su sobrino será bien recibido en el Palacio de la Zarzuela.

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...