miércoles, 13 de abril de 2011

DEFENSA PERSONAL

Vivimos en una sociedad insensible, deshumanizada y hostigada por un bombardeo permanente de violencia. Subsistimos en una comunidad en la que la impune permisibilidad, el vandalismo callejero, la tolerancia a la mezcolanza, la agresividad en todos los ambientes, el egoísmo encolerizado, la intransigencia y la insensatez generalizada tiranizan unos pueblos cimentados en la Ley de la Fuerza Bruta y en la que aparecen rasgos de primitivismo y aculturalización.
Coexistimos en una sociedad cada vez más violenta en la cual, el desacertado, el perdedor, es considerado un repudiado. Seguimos criminalizando al que perpetró un error, al extraviado, al que razona distinto. 
Ensalzamos al invicto, al vencedor, homologándolo como superior. Valoramos el espíritu de contienda empresarial, el denuesto e incluso la afrenta al oponente. Está socialmente aceptado que venza el mejor, y el sujeto calculador que destruye a sus competidores, es temido y enaltecido por la colectividad.
Ataques de pánico, fobias, depresiones y un sin número de padecimientos son comunes al ser humano en la vida actual. Históricamente, la violencia encontraba mejor caldo de cultivo en zonas marginales y deprimidas socioeconómicas, con una fuerte tasa de desempleo y con bajos niveles culturales. Actualmente, la hallamos en cualquier rincón del planeta.
Este miserable escenario nos obliga a desarrollar estrategias que nos permitan afrontar de forma efectiva la violencia. Debemos evitar hasta donde nos sea posible ser blanco fácil. Debemos prepararnos para la defensa.

El Simple Punch o puñetazo simple (合気道氣道), es una innovadora técnica de defensa personal que mi perturbada mente ha concebido y que busca la armonización ó neutralización del contrario en situaciones de conflicto, dando lugar a la derrota del adversario sin lastimarlo, a menos de ser necesario. Este funcional método  propicia la educación del instinto propio, la auto-reflexión y la evolución del oponente. En lugar destruirle o humillarle el “ Simple Punch” pretende fomentar la meditación del adversario.

Veamos cómo funciona:
1. Para los diestros, poner la pierna zurda atrás para que  sirva de apoyo. Nada de dar saltitos afrancesados ni de pararse con las piernas abiertas y dejar vulnerables tus genitales. ( paso inverso para los zurdos ).
2. Dirigir astutamente la mirada ( en un fingido gesto de asombro ), hacia el ángulo muerto de nuestro contendiente.
3. Señalar sagazmente con el dedo un objeto o individuo para llamar su atención.
4. Y pam! extender el brazo derecho con fuerza hacia la cara de tu oponente. Dejar el tronco recto, y las piernas bien apoyadas. No flexionar el brazo ni girar el cuerpo para sacar el golpe con impulso.

He aquí un didáctico croquis de esta técnica:






6 comentarios :

  1. Ud. está verdaderamente medicado. ¿ Cuántas se ha ingerido hoy ? salut

    ResponderEliminar
  2. No te recomiendo que lo utilices porque aparte de romperte los dedos de la mano, y probablemente la muñeca, después el otro te dará la del pulpo.
    Por cierto, ¿sabes dónde tienes la izquierda y la derecha?

    ResponderEliminar
  3. jajajaja Es usted un solemne capullo. Y medicado como dice el amigo Miguel.

    ResponderEliminar
  4. Tecnicón, lo mejor desde el KAmeHame

    ResponderEliminar
  5. El secreto radica en ser convincente con el objeto inventado para distraer la atención del rival.

    ResponderEliminar
  6. A lo Bruce Lee jajajajaja¡¡¡¡

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...