lunes, 7 de febrero de 2011

ME HAN DESPEDIDO

Hoy escribo estas palabras con el cerebro anquilosado y el alma pesarosa y afligida.
Desde el año 2.002 ejerzo como Creative Supermanager en una importante multinacional especializada en el marketing y la publicidad. Talento, inteligencia, capacidad analítica, exquisitez en el trabajo, destreza técnica y sobretodo creatividad, fueron las aptitudes que la presidencia corporativa detectó en mí cuando me contrataron.
Los comienzos fueron tremendamente funestos y lacerantes. Solía ser el blanco de las burlas de mis subalternos. Mi repulsivo rostro pútridamente colonizado por acné y herpes faciales, mis gigantescas orejas rebosantes de un rico ecosistema de acerbo cerumen, y los 120.000 gramos de pulposa carne, me convirtieron en presa fácil para unos colegas de trabajo que me relegaron como si de un leproso se tratara. Vivía en una perenne y despiadada soledad. Me escupían en el rostro sin motivo aparente. Me apellidaban a modo despectivo” Fiona”, como la decrépita esposa del orco Shrek. Me proferían brutales collejas en las orejas a fin de verificar si éstas producían aire, y me obligaban a almorzar en la barraca de los perros que custodiaban la empresa.  Incapaz de componer una eficaz técnica de autodefensa verbal para ampararme de las afrentas y ultrajes, hallé cobijo en la ingesta de masivas cantidades de alcohol de la pequeña  petaca que llevaba siempre conmigo y que rellenaba frenéticamente de whisky escocés. Siempre me encontraba en un estado de melopea que por la mañana se exteriorizaba con salmodias y estribillos de corte republicano, y al atardecer en las sátiras y juramentos contra la Iglesia y los capellanes.
Hace dos meses, un reconocido restaurante participado por una poderosa empresa de capital riego, nos confió su campaña publicitaria para el año 2.011, suceso que desencadenó una atroz contienda entre los creativos para adjudicarse el proyecto.
“Anastasio, quiero que de este proyecto te ocupes personalmente tu. Nada de ilustradores, guionistas, grafistas 3D, animadores,...No quiero que lo delegues a nadie. La empresa requiere de tu participación activa en esta operación. Nos la jugamos Tasio. ordenó con arrogancia el consejero delegado de nuestra corporación desatando entre mis compañeros de trabajo, por primera y única vez, un sentimiento de admiración.
Nuestro cliente exigía una original, moderna e impactante campaña publicitaria. En estricto cumplimiento de mis obligaciones, medité sobre el concepto, escruté el mercado, indagué con mi  argucia el target objetivo y planifiqué minuciosamante la estrategia a seguir para obtener un spot publicitario que cumpliera con creces las exigentes peticiones del cliente. Concebí así el mejor producto que mi sagaz mente había ideado hasta la fecha.
Esta mañana, el capullo del Consejero Delegado me ha citado en su despacho. Parco en palabras, y con semblante serio e imperturbable,  me ha comunicado que, en virtud a lo establecido a no sé qué cojones de artículo del Estatuto de los Trabajadores, estaba despedido.
Injusticia, atropello laboral, tropelía canallesca e ingominia profesional son algunos de los epítetos que ilustran tan alevosa decisión. Por mucho que indago en el asunto, soy incapaz de hallar los motivos.Tal vez, el proyecto en el que trabajé pueda proporcionarme la respuesta. Tal vez...:


video


7 comentarios :

  1. Joder!!!!! jajajajaja, es una tremenda injusticia lo que te han hecho. Con la obra de arte del anuncio no hay motivos para el despdio...jajajajajaja!

    ResponderEliminar
  2. Sí señor!! Querían un anuncio original e impactante,no? Pues toma ya, dos tazas!!
    Que bruto es usted Sr. Prepuzio....

    ResponderEliminar
  3. Hay jefes que no admiten nada ¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Por diooooooooos!!! Atropello laboral!!!!
    Muy bueno el artículo!

    ResponderEliminar
  5. Prepu, relátanos nuevas aventuras con Jacinta, please!

    ResponderEliminar
  6. Increible!!! Gallina de piel como diría aquel.

    ResponderEliminar
  7. Es usted tan feo como nos relata en sus taimados artículos Sr. Prepuzio?

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...