martes, 14 de junio de 2011

UN MÉTODO INFALIBLE PARA DEJAR DE FUMAR

“Fumar es un placer genial, sensual. Fumando espero al hombre a quien yo quiero, tras los cristales de alegres ventanales…” decía la espantosa y turbadora canción de Sara Montiel. Me acojono solo de recordarla…
Fumar es un placer en tanto los negruzcos pulmones del fumador aguanten y las células alveolares lo permitan y no dejen de funcionar obturadas por el alquitrán que se va hacinando tras cada inhalación del ‘humo del placer’.
Las torpes caladas iniciales del primer cigarrillo, avisan ya al consumidor del tabaco del sinfín de molestias que le acompañarán durante toda su existencia. Las toses flemíticas, ahogos, voz ronca, dientes carcomidos, disfunción eréctil, huevismo, náuseas y mareos que aparecen después de aspirar directamente su primer humo son la forma como el organismo nos advierte de que el tabaco es un tóxico que se revuelve y mutila silenciosamente el cuerpo. Pero, tras estos primeros síntomas de intoxicación, nuestro cuerpo se habitúa al cigarrillo y ya no lo rechaza con métodos tan expeditivos, habituándose a él y terminando por necesitarlo. El tabaco tiene tres tentáculos con los que tomarnos al asalto: un efecto estimulante, un efecto calmante y un placer por sí mismo. 
El fumador necesita tras cada cigarrillo una dosis más elevada de inhalaciones para conseguir el mismo efecto embriagador de la nicotina y la dependencia va in crescendo. La abstinencia, por leve que esta sea, causa estragos mayúsculos en el afectado a tal extremo que el aspirador de pitillos es capaz de renunciar a cuestiones vitales con tal de conseguir un cigarrillo que amaine sus desvaríos. Se dice que por cada cigarro que se consume, el fumador acorta su vida en 7 minutos. Si las matemáticas son irrefutables por su exactitud, yo ya debería estar criando malvas. Creo más probable, no obstante, perecer por deshidratación en mi cama un domingo por la mañana.
La liturgia del fumar tiene su arduo ritual. Hay que sacar el cigarrillo, en actitud chulesca, liberándolo  de la presión de sus burdos compañeros en la cajetilla, avizorando que la quebradiza fragilidad del tubículo de papel que contiene las ansiadas hojas opiáceas no se rompiera por un brusco y cerril movimiento. Hay que encender el cigarrillo con elegancia y toque estético dignificante. La calada y la emisión pueril de la morralla gaseosa. Las cenizas que, imprudentes, todo lo podrían manchar y las brasas que pudieran incinerar las ropas más preciadas. La mecánica de fumar es por lo tanto, una ceremonia  tremendamente compleja.
Fumar es una conducta socialmente aprendida con diferencias individuales, familiares, económicas, culturales y sociales.
La curiosidad, la baja autoestima, el fácil acceso, los medios de comunicación, el no quedarse solo en una discoteca o simplemente un vulgar pretexto para estrenar la batamanta en las terrazas de los bares, son algunos de los motivos que incitan a fumar. 
Son muchas las estériles técnicas para dejar de fumar: el pitillo electrónico, los parches de nicotina, la hipnosis, la amputación de brazos, la reflexología podal, enemas anales con café...pero todas ellas con escaso éxito.
Tras diversos estudios realizados he llegado a la conclusión que el único método para dejar de fumar es siliconar bajo la nariz un bigote artificial fabricado con pelo de nutria, a modo de elegante mostacho, que imposibilitará el consumo del cigarrillo:





14 comentarios :

  1. Excelente método! Dónde se adquiere tan útil bigote???

    ResponderEliminar
  2. El modelo utilizado para tan práctico sistema, ¿ de qué agencia lo han sacado?

    ResponderEliminar
  3. El ingenio es más poderoso que el dinero ¡¡¡ aunque me cueste creerlo ¡¡

    ResponderEliminar
  4. Está usted mu, pero que mu loco!

    ResponderEliminar
  5. ¿Y para las mujeres no existe algún método más femenino?

    ResponderEliminar
  6. Bravo!!!! Pero creo utilizando esta técnica nos moriremos de hambre....

    ResponderEliminar
  7. Siempre es un método mejor que la amputación de los brazos.

    ResponderEliminar
  8. Que bella fotografía ha utilizado para ilustrar su blog!!!

    ResponderEliminar
  9. El hombre del post se parece al Özil del Madrid!

    ResponderEliminar
  10. jajajaja!
    Me dio risa...
    Y el avatar de aqui arriba,juaaa...tambien!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. amputacion de brazos hahahahahahahahah que bueno! XD

    ResponderEliminar
  12. Me imagino el desgaste neuronal que tuviste que realizar para crear este blog....tontin

    ResponderEliminar

Amable visitante:
Es usted libre de inmortalizar su interesante opinión y/o vilipendiar al autor de este absurdo blog si lo considera oportuno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...